Mis Movidas: iOS, el escándalo de las aplicaciones borradas… que no era un escándalo

Esta es una de esas historias en la que la falta de información, la falta de conocimiento y la propensión a montar un escándalo se confabulan.

Hace algunos días tuve que lidiar con una de esas situaciones en la que todo se confabula. “Mr. X” me contacta porque Apple le ha borrado aplicaciones. Mr. X está muy enfadado y ya ha empezado a publicar algunos tweets y tiene planeado montar un buen escándalo porque Apple no tiene ningún derecho a borrar aplicaciones de tu teléfono. Excepto, claro, si tu se lo das. Pero esa es otra parte de la historia.

Hay una característica en IOS 11 que se llama Desinstalar apps no utilizadas que está en Ajustes > iTunes Store y Apple Store. Lo que hace esta característica es monitorizar las aplicaciones y su uso, y si hay poco espacio en el teléfono, elimina esas aplicaciones que se usan con poca frecuencia guardando los datos de la aplicación de forma que puedas recuperar los datos de la misma cuando la reinstales una vez la necesites y/o tengas suficiente espacio en tu teléfono.

Para recuperar esas aplicaciones eliminadas solo tienes que dirigirte a la aplicación App Store > Actualizaciones > Toque en tu perfil > Comprado > No en este iPhone y recuperar allí las aplicaciones.

Varias cosas al respecto:

  • Con frecuencia me encuentro con personas enfurecidas que acusan a Apple de hacer cosas que no son más que producto de sus malas decisiones o su desconocimiento a la hora de configurar un dispositivo de la compañía
  • Cuando haces una configuración personalizada de un dispositivo debes ser consciente de qué ajustaste, por qué y cuando fue. Recuerdo una persona que ante un problema con su Mac, llevaba un extenso y detallado diario de los ajustes que había hecho en el Mac, cuando y por qué: “Yo de ordenadores no sé, así que apunto todos los ajustes que hago y por qué, porque si pasa algo, sé lo que he hecho y como puedo volver atrás”
  • A veces Aple no comunica muy bien cercas características que implementa en sus sistemas operativo, especialmente en iOS, lo que se une al desconocimiento de los usuarios y el montaje de “gates” que no lo son. Lo importante es ser capaz de tener claro cuando el problema es desconocimiento del usuario, desconocimiento del usuario + mala comunicación de Apple o realmente, un problema del sistema antes de poner el grito en el cielo.
In this article


Join the Conversation

8 comments

  1. JGVia

    Um. Aquí hay un detalle tecnológico interesante y nuevo. Que yo sepa, cuando una app se borraba tb se perdían sus datos irremediablemente…
    Pero leo esto, y me pregunto si esa desinstalación que respeta los datos solo se activa con este sistema automático de borrado para preservar capacidad. ¿Se puede ahora -ya que técnicamente es posible- desinstalar voluntariamente de esta forma?

    1. Yules

      Si en lugar de desinstalar una aplicación desde su icono vas a Ajustes/General/Almacenamiento del… y eliges una aplicación, te dará las opciones de “Desinstalar”, salvaguardando los datos, o de “Eliminar”, que desinstala todo.

      1. JGVia

        Gracias!!

  2. LETRA

    Lo de llevar un “diario” con las modificaciones que hacemos al sistema me parece muy adecuado. Sobre todo para quien hace tweeks, y prueba cosas con el terminal en ajustes de red, navegadores y otras aplicaciones, es una idea excelente.

  3. erretxea

    Una de las últimas políticas perniciosas de Apple a la que, por más que me esfuerzo, no le encuentro aspecto favorable alguno de cara al usuario, fue la de eliminar la gestión de aplicaciones iOS mediante iTunes. Hemos perdido el control de las aplicaciones. Y no sirve como excusa el que iTunes esté muy sobrecargado y hubiera que aligerarlo. Eso lo resolvió Apple sacando de iTunes los libros a una aplicación externa (iBooks). ¿Por qué no sacó, digamos, “iApps”? Ahora solo podemos llevar en los dispositivos iOS las apps que a Apple le dé la gana que llevemos. Si una aplicación desaparece de la AppStore, adiós, por muy bien que a uno le funcionase y le sirviese. No tenemos respaldo de datos que no pase por iCloud, o una copia de seguridad completa en el ordenador a través de iTunes (que no permite una gestión individual de cada aplicación), a salvo de los documentos que pueden añadirse o descargarse con algunas de las aplicaciones (como ejemplo, MS Excel).

  4. ronum

    Todo eso está muy bien pero los viejos del lugar notamos como poco a poco vamos perdiendo el control de las cosas ¿Dónde quedan la voluntad personal y el libre albedrío? Cierto es que la complejidad creciente de los sistemas ha causando más y más quejas de los usuarios, llamémoslas ‘tontas’, que tan sólo eran problemas de configuración pero que colapsaban los servicios de atención. Los que hemos sido administradores de sistemas lo hemos padecido.

    Pero, en mi opinión, esta política de dejar cuanto menos en manos del usuario, mejor, genera ciudadanos cada vez más torpes. Consecuencia perversa: A base de hacer más y más complicadas de entender las condiciones que aceptamos (sin leer) de productos y servicios, va, y el día menos pensado ‘te la clavan’. Y no puedes protestar porque has consentido previamente. Es que, no me negarán ustedes que sería del ‘género tonto’ haber pagado por algo que queremos o necesitamos y luego rechazarlo por no estar de acuerdo en tal o cual cláusula…

    Algo está fallando, pero no sé el qué.

    1. erretxea

      «Algo está fallando, pero no sé el qué»

      La libertad.

      1. ronum

        Muy acertado.

        Gracias