iTube Studio para Mac, la utilidad para descargar vídeos

Muchas veces nos encontramos con vídeos que nos gustaría conservar para visionarlos en otro momento, para compartirlo con conocidos o para utilizarlos en documentos de trabajo. Sin embargo, no siempre la opción de descargar está disponible (y hay vídeos que están protegidos -y debemos respetar- por derechos de autor) o requiere de tantos pasos que se hace tedioso simplemente intentarlo. Para estas ocasiones, está iTube Studio para Mac.

En el sector de las descargas incrustadas (principalmente, pero no exclusivamente, orientadas a descargar vídeos de YouTube) hay varias aplicaciones, pero lo que me ha gustado especialmente de iTube Studio para Mac es que si no consigues descargar el video deseado desde la propia aplicación, puedes grabar la pantalla para guardarlo en tu escritorio o incluso convertir diferentes formatos de vídeo en el que desees desde la propia aplicación.

No me voy a extender sobre las páginas web con las que dice ser compatible (¡más de 10.000!), especialmente los que aparecen sólo con el nombre en la parte inferior de la ventana… supongo que dice bastante sobre los usos habituales de este tipo de programas. Y sí, me estoy refiriendo a ti, aunque lo niegues rotundamente.

Al abrir la aplicación, lo primero que encontrarás es la posibilidad de instalar una extensión en diferentes navegadores, que colocará un botón de Download como si fuera una etiqueta al lado de cada vídeo que encuentres en la web.

Una interfaz limpia y bastante autoexplicativa hace sencillo explorar la aplicación y comprender para qué sirve cada pestaña. Dividido en cinco secciones, es fácil moverse para conseguir el objetivo. Las diferentes opciones son:

– Descargar. Puedes hacerlo copiando y pegando directamente la URL donde está el vídeo.

– Grabar. Puedes grabar la pantalla o una sección de ella. Al iniciar la primera grabación, el programa te pedirá instalar una tarjeta de sonido virtual.

Una vez instalada, podrás elegir si grabar toda la pantalla o sólo una parte, con diferentes ajustes (que te muestro en la imagen a continuación):

– Convertir. Al añadir una vídeo a la cola de conversión se abre una hoja con diferentes formatos de destino según dónde queramos reproducir nuestro vídeo.

– Transferir. Ahí se guardan los vídeos para enviarlos a los dispositivos escogidos. Lamentablemente el programa no soporta Airdrop, así que para transferir archivos al iPhone o al iPad tendrás que conectarlos por USB al ordenador.

– En Línea. El programa incluye su propio navegador para poder visitar páginas y descargar vídeos desde ahí.

En las pruebas que hemos hecho al aceptar el encargo, el programa no siempre tiene éxito en la descarga automática, y es ahí donde entra en juego la posibilidad de grabar la pantalla.

Si frecuentemente tienes que integrar vídeos de terceros publicados en páginas web, iTube Studio para Mac te puede resolver una gran parte del flujo de trabajo para descargar vídeos para Mac.

iTube Studio se ofrece en dos modalidades, una de suscripción anual por 14,95€ y una licencia de por vida por 34,95€. También tienes el manual de ayuda en español y una versión demo (permite dos descargas) para probar el programa antes de comprarlo.


También  puedes conocer mejor el funcionamiento del programa si consultas la anterior revisión que hicimos de él.

In this article


Join the Conversation