La magia de los discos SSD es de tal magnitud, que cuando volvemos a unidades de bajo rendimiento nos podemos llevar verdaderos disgustos


Hace poco, escuchaba, con pasión ribereña, a uno de mis podcasteros favoritos explicar lo mal que lo había pasado al instalar la beta de Mojave utilizando un lápiz USB que resultó ser extremadamente lento para soportar a una velocidad aceptable la ejecución de las tareas más básicas.

«¡No estás solo!», pensé. Más tarde o más temprano, ese problema nos acaba pasando a más de uno, que prometiéndonoslas muy felices, hemos intentado aprovechar ese lápiz de 64 GB tan chulo que nos regalaron con la felicitación del Año Nuevo del año pasado y que, además, era compatible con ¡USB 3.0!

Una solución para intentar prevenir esta situación es utilizar una aplicación que nos muestre la velocidad de trabajo de nuestro disco. Mi preferida, por simplicidad, por estética y porque es gratuita, es Blackmagic Disk Speed Test, que podemos encontrar en la Mac App Store.

Blackmagic Disk Speed Test es una utilidad creada por Blackmagicdesign, los creadores de Davinci Resolve, destinada a comprobar que el rendimiento de las unidades de disco disponibles en nuestro mac es el suficiente para trabajar con videos de alta calidad.

El grafismo de la aplicación ayuda a que entender su funcionamiento sea muy fácil. Se nos presenta dos medidores parecidos a los cuentarevoluciones de un automóvil, en el de la izquierda indica que se medirá la velocidad de escritura (write) y en el de la derecha que se medirá la velocidad de lectura (read). Podemos utilizar el botón con el engranaje para seleccionar la unidad que queremos analizar, teniendo cuidado en seleccionar una carpeta que permita las acciones de escritura y lectura (en la unidad de disco del sistema operativo deberemos escoger una carpeta del usuario, por ejemplo, la de descargas). También podemos seleccionar qué cantidad de datos utilizará el programa para realizar la prueba.

Una vez hayamos completado la selección, simplemente clicamos en el botón de START y el programa iniciará los intervalos de prueba alternativa de escritura y lectura.

Como podemos ver en las ilustraciones adjuntas, en la cabecera vemos como una unidad normal USB 3.0 proporciona una velocidad muy baja. En la segunda imagen, tenemos el ejemplo de una unidad HDD a 7200 rpm y vemos que tampoco proporciona un rendimiento como para echar las campanas al vuelo. La tercera imagen es la de un macbook de 12″ de principios de 2015, la primera generación. La diferencia es más que apreciable, las imágenes hablan por sí mismas. Yo tengo muy claro en que unidad instalaría Mojave, espero que, después de leer este artículo, sus pacientes lectores también.

 

 

In this article


Join the Conversation

5 comments

  1. Internecio

    Si, esta app es bastante antigua pero es simple y clara, sin mas.

    No sabía que existía algún nuevo requisito de velocidad para Mojave… ¿Cuál es la causa? ¿Qué hace que requiera mayor velocidad de disco?

    1. Santi Rofes

      No es que requiera mayor velocidad de disco. En eso es como cualquier otra versión. Lo que pasa muy a menudo, y si escuchas el último Proyecto Macintosh escucharás un caso, es que queremos aprovechar unidades que tenemos en el cajón para probarlo y éstas son muy lentas para funcionar con un mínimo de soltura. No sólo Mojave, también otras versiones o sistemas operativos. Si te fijas en las imágenes, verás que en la de cabecera las velocidades sólo permitirían reproducir con normalidad una película de baja resolución. Si pones ahí Mojave, te puedes ir a dormir y mañana habrá arrancado.

  2. InKiLiNo

    Pues a mi no me acaba de gustar, prefiero la de AJA System, que con la versión «lite» que es gratuita hay de sobras 😉

  3. C2A

    Hola Santi. No sé si interpreto bien las imágenes. Dices que la 1ª corresponde a un HD externo USB3, entiendo que conectado a un puerto USB3?

    La velocidad no debería ser mucho mayor?

    Gracias.

    Salu2

    1. Santi Rofes

      En este caso, como en la mayoría, la velocidad de la memoria manda. Usb3 puede funcionar a más de 400 mb/s, pero las memorias flash más rápidas que he visto están como máximo en los 120-150, y la mayoría son tan lentas como la de la foto, tanto da si son usb2 o usb3. Un hdd normalito acostumbra de dar uns 60-70 y un SSD de los más habituales supera los 300 mb/s con facilidad