Porqué la recarga de la batería del nuevo iPad funciona como debería

El Doctor Raymond Soneira, presidente de DisplayMate, ha hecho unas declaraciones en las que indica que hay un problema con la medición de la carga de la batería del nuevo iPad, que continúa cargándose incluso cuando el medidor ha llegado al 100% y requiere una hora adicional de carga para llegar hasta el 100%  real de la misma.

Sin embargo, estas declaraciones acerca del proceso de carga del nuevo iPad no son nuevas. La mayoría de los dispositivos con baterías de ion-litio muestran este comportamiento, y solo se nota mas en el nuevo iPad por la inmensa batería que incluye el dispositivo.

El asunto funciona así: los circuitos de carga de la electrónica de consumo moderna son altamente complejos. Necesitan serlo así, porque lo último que quieres es que una batería se sobrecargue y comience a filtrar líquidos o peor, se caliente e incluso acabe ardiendo.

Cargar baterías requiere una serie de trucos que la mantengan tanto sana como segura. El primero de ellos es desacelerar la carga en el último tramo   conforme la batería llega a su máxima capacidad. Esto puede verse en acción en cualquier dispositivo con baterías de ion-litio: SI estás cargando una batería, verás que tiempo necesario para cargar desde el 95% al 100% es mucho mas largo que por ejemplo, entre el 50 y el 55%. Esto está hecho así a idea precisamente para proteger tu batería y a ti de posibles daños.

Otro truco es indicar que la batería está al 100% cuando realmente le faltan todavía unos puntos para estar cargada. Esto se hace así, porque si retiras inmediatamente el cargador conforme se ha llegado al 100% decaiga, verás que inmediatamente la capacidad de la batería denota que se ha bajado al 95%.

¿Porqué la gente no ha visto este comportamiento en otros dispositivos o no le ha asignado la importancia que se le ha dado con el nuevo iPad?: sobre todo por la diferencia de tiempos. El recargar esta última etapa de la batería del nuevo iPad lleva un tiempo mucho mayor de lo que los usuarios están acostumbrados, pero la razón es simple: al ser tan grande y portar una mayor carga, este último tramo de la misma requiere mayor tiempo par porcentajes iguales. Por ejemplo, el último tramo de carga del iPad 2 está alrededor de los 210 mAh, mientras que la mayor batería del nuevo iPad es de 350 mAh.

Es posible que Apple ajuste el comportamiento de carga del nuevo iPad a través de una actualización de software futura en la que se retoquen los algoritmos específicos que gestionan tanto la carga como cómo se muestran los resultados de la misma en el dispositivo, pero a fecha de hoy, el comportamiento del nuevo iPad es absolutamente normal, salvando los propios plazos de tiempo requeridos para esa enorme batería de 42Wh. cargada con el adaptador de 10 W suministrado por Apple.

Fuente: ZDnet

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
digitalmaxima
digitalmaxima
10 years ago

Yo trabajo con baterías y la explicación es correcta: nos toca muchas veces explicar a clientes este tipo de comportamientos con el ejemplo de aparcar a oído: no aceleras hasta que das el golpe para saber que has llegado al límite, porque eso acaba dañando el coche: vas acercándote despacito hasta que llegas al límite.

Antes de la desconexión por carga completa, esta desaceleración es absolutamente normal: lo que es menos comprensible es que Apple haya incluido un cargador de 10 W, cuando podría haber utilizado uno que ofreciera más potencia y recargara la batería en menos tiempo, aunque esos ciclos de carga tan rápida afectaran algo a la vida de la batería.

1
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x