La CEE aprueba una dura ley de reciclado de baterías

El Parlamento Europeo ha acordado una nueva y radical ley que tiene como meta reducir la contaminación por las baterías portátiles usadas, acabando así con dos años de debate entre legisladores europeos. Los fabricantes de baterías también tendrán la obligación de suministrar información más precisa sobre el funcionamiento de sus productos.

La ley se aprobó el jueves por una mayoría abrumadora de Parlamentarios. El voto oficial confirmó un acuerdo alcanzado en mayo entre el Parlamento y los 25 gobiernos de la Unión Europea.

Una vez traspuestas en leyes nacionales la legislación estandarizará medidas para la recogida y el reciclaje de baterías y todos los acumuladores, como aquellos que alimentan teléfonos móviles, ordenadores portátiles y utensilios domésticos. Los gobiernos nacionales típicamente trasponen leyes de toda la Unión en los 18 meses siguientes a la aprobación de la ley.

La ley tiene como fin reducir bruscamente la cantidad de sustancias perjudiciales que se escapan de las baterías usadas cuando son vertidas con la basura orgánica en vertederos.

Los fabricantes de baterías portátiles y las tiendas que venden sus productos estarán obligados a eliminar las baterías gastadas, y las nuevas baterías tendrán restringida la cantidad de mercurio y cadmio que pueden contener.

Las autoridades públicas tendrán que proporcionar puntos de recogida en todas las vecindades. Actualmente solo 6 de los 25 estados de la Unión Europea tienen sistemas de recogida de baterías usadas.

Las tiendas de electrónica y otros vendedores de baterías portátiles tendrán que aceptar baterías usadas de usuarios sin tener en cuenta cuándo y dónde se compraron las baterías.

Pero la imposición más grande la sentirán los productores de baterías, que tendrán que cubrir el coste de reciclaje y eliminación de las sustancias de dentro de las baterías. Aunque los pequeños productores quedarán exentos de sus responsabilidades financieras. Y aunque no es el fin principal de la ley, también se exigirá que el etiquetado sea más exacto respecto a la capacidad y duración de las baterías.

La directiva prohibe la venta de baterías y acumuladores que contengan más del 0,0005 por ciento de mercurio y el 0,002 por ciento de cadmio, excepto en sistemas de emergencia y de alarma, equipo médico y herramientas eléctricas inalámbricas.

Fuente: Macworld UK

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x