¿Qué pasaría si dijésemos “No lo se”? (II)

La pseudocompetencia está presente en muchos de nosotros a diario.

Hoy en dia, la sociedad prima el éxito instantáneo, sin esfuerzo. Vivimos rodeados de afortunados que han cambiado su vida de un minuto a otro, bien porque fueron seleccionados para un concurso de televisión, bien porque compraron un billete premiado, bien porque utilizan su cuerpo para conseguir -ya no minutos- sino horas de mísera gloria. Así que el mensaje que todos recibimos es que el trabajo, el esfuerzo, el progreso por los medios propios, es algo propio de “perdedores”, de “conformistas”.

Decía Doman en uno de sus libros (cito de memoria) “A cualquier padre que se le pregunte si quiere que su hijo destaque en algún deporte, en simpatía, o alegría, te responderá sin dudar que si. Sin embargo, si les preguntas si quieren que su hijo se distinga por ser muy inteligente, los padres retrocederán asustados ante la idea, diciendo que no, que quieren que su hijo sea normal”. Hay un cierto miedo inconsciente a que un niño “demasiado” inteligente pueda ser tratado como un bicho raro, mientras que un niño que demuestra una predisposición al deporte, o a las relaciones sociales, tiende a ser considerado un triunfador.

Lo importante es parecer, no ser. Nuestro entorno supone que acabar unos estudios, como ser madre o padre, etc. nos da conocimientos instantáneos sobre cómo realizar correctamente la tarea en la que nos hemos “licenciado”.

Cuando comienzas una relación con una persona, se supone que ya sabes amar y ser amado, que sabes dar placer y recibirlo. ¿dejaríamos que alguien nos viera leyendo un libro que se titulara “Diez cosas que tienes que saber sobre el otro sexo”? o tal vez preferimos buscarlas en el Cosmopolitan, donde podemos trivializar sobre la importancia del tema.

Una vez que algo nos parece que ha funcionado satisfactoriamente para las dos partes, lo repetimos como una fórmula mágica que siempre resulta bien… sólo que no es así. ¿Le diremos a nuestra pareja que aunque le deseamos y amamos, no disfrutamos con él? O fingiremos para que nada cambie, aunque temamos que algún dia se de cuenta…

Una vez que las madres han preguntado a las abuelas cómo se coloca el niño para que obtenga mejor la leche, parece que todo lo demás deben saberlo… por intuición. ¿Qué padres se atreven a reconocer que no saben qué le pasa a su hijo? Los padres se sentirán avergonzados si tienen que reconocer que no eran conscientes de que el niño podía… lo que sea. Parece que el parto desparrama el saber innato de cómo ser una buena madre/padre, cómo educar correctamente a un hijo,… y que ya no necesitamos aprender de nadie.

Tu amigo te cuenta un problema. Te pide consejo. ¿Le dices que la culpa es suya o como es tu amigo le compadeces y le dices que todos son unos c….? ¿Le dirías a tu amigo que no le entiendes o intentarás darle una solución para que piense bien de ti?

Si uno es amante, padre, amigo, … todo el mundo espera que se comporte como se supone que tienen que ser los amantes (el mejor), padres (perfectos), amigos (del alma). Serás capaz de mirar a la cara a quien tienes delante y decirle “no lo se, ayúdame” o seguimos intentando que nadie descubra que no somos tan buenos amantes (o amados), ni padres tan preparados, ni amigos tan sensibles.

¿Qué nos da miedo que descubran de nosotros?

Acabas los estudios y todo el mundo, desde los anuncios del periódico hasta tus compañeros, te exigen que desde el principio seas válido, ingenioso, creativo,… cualidades que lleva años adquirir. Pero tienes que serlo ya, aunque acabes de salir del laboratorio donde todo era perfecto, y las cuentas siempre daban resto cero.

¿Podrás decirle a tu jefe que no sabes muy bien cómo se hace -o se espera que hagas- lo que te han pedido? ¿Tus compañeros te dejarán mirar cómo trabajan ellos sin que piensen que vas a por su silla?

Recientemente traducía unos textos sobre mobiliario de oficina, sobre un sistema de paneles de vanguardia. Y esto es un pasaje de lo que decían:

“No solamente los miembros de un equipo formal necesitan interactuar. El cambio constante -los nuevos productos, proveedores, tecnologías- requieren que todos los trabajadores estén permanente aprendiendo unos de otros. La educación “en el trabajo” ocurre de formas muy diversas, desde intercambio directo de preguntas y respuestas hasta el aprendizaje accidental que surge del mero hecho de ver a otros trabajar, escuchando un trozo de una conversación telefónica, descubriendo en título de un informe en la estantería de un colega… de todo esto se benefician los que tienen acceso visual entre puestos de trabajo.”

Herman Miller: Documentos Resolve

Establecer un entorno honesto, de intercambio de experiencias, de constante aprender y enseñar, donde reconocer que uno está en permanente tránsito hacia lo que desconoce y quiere aprender es fundamental para que todos nos aceptemos como somos.

Da igual que lleves un gran portal web o seas el que siempre cuenta los chistes en el bar. No sabes por qué todo el mundo te considera bueno, y consideras que realmente no lo eres. Pero no te atreves a confesarlo, así que sigues adelante como siempre, atemorizado por si alguien te descubre.

Para terminar una cita de la canción White Man, de Queen:

“The man who learned how to teach, then forgot how to learn”

“El hombre que aprendió como enseñar, olvidó cómo aprender”

Seguiremos informando

Alf

Estoy listo para las reacciones de aquellos que piensan que no tienen nada que aprender y que todo esto son más que “monsergas”. Por otro lado, si te ha servido de algo, te invito cordialmente a que dejes tu comentario un poco más abajo.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
21 years ago

Pues Alf….

Bebe un buen vaso de vino (mejor una botella) y fuma un porrete y seguro que las cosas las verás diferente.

Con esto quiero decir que estoy de acuerdo con este artículo, pero a veces las cosas tienen diferentes ángulos de lectura. Existe una realidad “objetiva” pero no es la realidad, quiza sea un análisis de una realidad.

Creo que la sociedad es una construcción mental (algunos lo llaman ideologia). Y las ideas que dominan hoy en dia mañana o dentro de unos años serán anécdota. Y existirán otras que seran las “verdaderas”.

Si realizo un repaso del pasado vemos que en los años sesenta existian unos ideales, en los setenta otros, en los ochenta y en los noventa dominaban diferentes valores…

La gente estaba convencida de unas ideas, hoy ya no existen y prevalecen otras… Seguramente serán tan efímeras como las comentadas…

Y más allá de las ideas dominantes siempre está la condición humana, con sus miedos, dudas y la fragilidad de la vida. Siempre vivimos pendientes de un hilo.

Y saber vivir es aceptar esta fragilidad y saber desconfiar de esas “verdades cambiantes”.

Pero es cierto que muchas personas necesitan “verdades absolutas”… y les resulta imposible vivir una fragilidad que es muy enriquecedora y nos da las prespectiva necesaria para comprender la vida.

Nos da la distancia adecuada para saber analizar los acontecimientos. Pero quiza saber vivir esa fragilidad de la vida ya sea cosa de viejos…

Mientrastanto la ideologia dominante manipula a las mentes con menos recursos intelectuales…

Paciencia.

Anónimo
Anónimo
21 years ago

Me resulta muy gratificante leer todas estas cosas que Alf “sugiere”, sobre todo porque yo creo que hay dos tipos de ideas que merecen la pena: las que hacen pensar lo que nunca pensaste, y las que te hacen repensar lo que ya tenías casi, en el olvido:
Nos has dado material para todo eso y mucho mas! Bravo Alf : )
Y tb. creo que todos tenemos miedos, pero en el intercambio y dialogo de esos temores, está lo bueno… sres. sras. usamos macs pero no somos máquinas ; )
La perfección no existe ni en las relaciones personales: amor, amistad, trabajo… -bueno tal vez en las sexuales se pueda dar- y ¿qué mas dá?
Ahora que nadie nos oye, tampoco los macs son perfectos… sino que aburrimiento!

Anónimo
Anónimo
21 years ago

eiss koon, que te he oido!… me ha gustado muxo Alf 😉

Anónimo
Anónimo
21 years ago

Enhorabuena, espero que sigas tratando de mantenerte lucido, aunque no te lluevan los halagos, suerte.

Anónimo
Anónimo
19 years ago

Buenisimo en especial ..el tema de saber pensar y mas aun los comentarios recibidos

5
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x