Servicio de Estudios de la Cámara de Almería, Macs de ida y vuelta.

A veces, el Mac en es lo que sus usuarios quieren que sea. Y, como dice el refrán, el que la sigue…

Primero unos antecedentes de la historia de amor/odio en la Cámara de Comercio, narrados por David Uclés.

El servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Almería comenzó a trabajar con Mac allá por 1990, con un Mac SE, con un mega de RAM y 20 de HD. Por aquel entonces, el recién creado servicio tenía un IBM PC AT con 640 K de RAM y unos muy pocos megas de disco. Así que la entrada en servicio del nuevo equipo, en apariencia un pequeñajo, supuso para nosotros una enorme ganancia de productividad. De un lado, Excel (que usábamos y usamos intensivamente), iba mejor y nos permitía generar hojas más grandes sin que nos apareciera el temido mensaje de que no había memoria disponible después de más de dos horas de teclear datos.

A ese primer Mac se le fueron sumando otros con el tiempo, tanto para sustituir como para complementar. Incluso, otros departamentos comenzaron a usarlos al comprobar la facilidad de manejo.

Inicialmente los problemas de intercambio no existían, pues casi todo se emitía por fax, con lo que la impresora era la única necesidad de comunicación que teníamos. Por otro lado, las imprentas trabajaban todas con Mac, con lo que cuando llevábamos nuestros trabajos no había problemas con ellos.

En la Cámara de Comercio había una red local Novell, en la que se compartían ficheros y servicios de impresión. El mac no tenía acceso a ellos, pero, a través de una red Tops conseguimos que un PS II hiciera de puente entre la mini red de dos macs (SE y SE30) y el resto de los ordenadores.

Al poco, sin embargo, comenzaron los problemas. El mundo PC se iba haciendo el dueño de la situación y empezamos a tener problemas al enviar nuestros ficheros en diskette. Sobre todo con los de texto, que al traspasarlos de PC a Mac o viceversa, perdían los acentos y las eñes. Ese período duró poco, pero dejó a los mac de la Cámara en muy mala situación para seguir creciendo, pues las decisiones de compra definitivas no las tomábamos desde el propio servicio.

Al tiempo que los PC se hacían los dueños del mercado, sus precios decrecían, de forma que todas las nuevas incorporaciones de material informático que hizo la Cámara a mediados de los 90 eran PC. La situación llegó a ser grave cuando sólo quedaba funcionando un Performa 630 DUO, en el reducto del servicio de estudios, pero junto con un PC con W95. Era 1998.

Yo había dejado el Servicio en 1994, estaba en la universidad y allí sólo había PC, y algún mac en el departamento de química y otro en el de psicología. En casa aún trabajaba con un Performa 6200 que me había costado la friolera de 400.000 pesetas y al que había equipado con un MODEM desde el que accedía a Internet y un MS Office absolutamente criminal (el Office 95??) que se arrastraba, pero que me garantizaba una completa conectividad con el PC de la universidad y con los de los compañeros de departamento.

En enero de 1998 me ofrecieron reintegrarme al servicio de estudios como director. En mi mesa había un flamante PC último modelo. Con buena disposición me apresté a trabajar con él. Aprendí a entender el Outlook y fié todos mis contactos, mi correo electrónico y la agenda a este programa. El Performa 630 seguía funcionando, pero el resto de los mac habían pasado a mejor vida.

Durante un año seguimos trabajando con el wintel, reiniciando al menos una o dos veces al día. Mientras, en Cupertino habían presentado el iMac y el golpe de efecto había sido tal que pensamos en el final de los malos tiempos habían llegado a su fin. Para corroborarlo, el Outlook se negó a seguir trabajando. Lo intentamos todo, y nada resultó. La recién incorporada responsable de informática sentenció: hay que formatear. Todos los contactos de un año a la basura.

Así que aprovechando la coyuntura, le dimos entrada a un flamante iMac sabor uva. Y luego a otro, y otro … Actualmente, en el servicio de estudios contamos con in iBook mandarina, tres iMacs y un PC. Además, hay otro iBook en el departamento de comunicación y un iMac en secretaría. Conviven con dos docenas de PCs en feliz armonía, gracias al PC-Mac Lan, que esperamos incrementar con la actualización a Jaguar de todos los sistemas operativos a partir de enero.

Para un servicio como el nuestro, trabajar con Mac en lugar de PC supone algunas ventajas y muchos inconvenientes. Las principales ventajas son la facilidad de manejo (el período de adaptación de los becarios es muy rápido), la estabilidad del soft y del hard (sólo hemos tenido que mandar a reparar un equipo en 12 años), la conexión con las imprentas (sin problemas de colores ni de diferencias en los tipos de letra), y la inexistencia de ataques víricos (sólo uno en 12 años, y ninguno en los últimos cinco con todos los mac accediendo a internet).

Las desventajas vienen del lado del software. Hay programas de tratamiento de datos que sólo existen para PC y que suelen bajar mucho su rendimiento cuando los corremos en el Virtual PC. Asimismo, hay algunas webs de centros públicos que sirven información con aplicaciones que sólo existen para PC y que nos obligan a mantener en uso uno en el servicio de estudios.

Nuestras herramientas básicas actualmente (tanto para PC como para Mac)

son office (Word y Excel), FileMaker (mantenimiento de las muestras de nuestras encuestas, control de respuestas, control de suscripciones, control de biblioteca, archivo de prensa), un viejo PageMaker 6.5 (que esperamos cambiar por inDesing), Acrobat 4.0 (en vías de actualización) y Golive para la realización de la web. Y para gestionar las suscripciones por internet, usamos el genial Max-Bulk Mailer, que se integra estupendamente con FileMaker.

Dados nuestros escasos medios, nos lo comemos y nos lo guisamos todo. Tanto la maquetación de nuestras publicaciones como el diseño de las portadas es nuestro (excepto Almería en Cifras e Informe Económico).

Todo lo podéis ver en http://www.camaralmeria.com/estudios

Actualmente, andamos intentando dar el paso a X, siendo lo que más nos condiciona el precio de las licencias nuevas y de las actualizaciones. Pero, si todo va bien, en febrero todo serán jaguares, con lo que esperamos ahorrar aún más al evitarnos las incursiones ignorantes en la carpeta del sistema y los consabidos: “Yo no he tocado nada”.

Y ahora, David, demos un vistazo al presente y al futuro de los Macs en el Servicio de Estudios de la Cámara. Para empezar ¿La decisión de compra de nuevos equipos la tomais ahora vosotros?

En el Servicio de Estudios, si. Aunque la presión es muy elevada.

¿La responsable de informatica tiene alguna idea de Mac?

No. Como tradicionalmente los problemas los he resuelto yo, ella no se ha preocupado demasiado por entenderlos.

¿Qué cara puso cuando le dijisteis “el próximo ordenador es un Macintosh”?

En 1999, ante mi cabreo monumental no me dijeron nada. Y, ahora, da la impresión de que entienden nuestra postura. Además, teniendo en cuenta nuestra productividad, no creo que tengan autoridad moral para limitarnos demasiado.

¿Hay posibilidades de que los Macs sigan extendiéndose a otras áreas de la cámara?

No lo creo. La inercia PC es muy grande y las decisiones de compra de otros

departamentos se toman desde el departamento de informática.

¿Sois los “raros” de la cámara? ¿Siguen despertando curiosidad los Macs?

Cada nuevo modelo que entra en la Cámara despierta un enorme interés, casi todos pasan por el despacho a verlos y a todos les parecen una pasada. Pero siempre hay quien añade cosas como: “son poco serios”, o “vaya mierda, el mío va a 1,2 GHtz.”, etc.

¿Alguien se ha comprado un Mac para su casa después de verlos trabajar en tu sección?

Si, comunicación (que ya los conocía de haberlos usado en periódico), y tengo a uno de administración medio convencido.

¿Qué es lo que más le hace falta a Mac OS X para afirmarse delante del mundo PC?

Creo que esa batalla está perdida. Tiene más posibilidades Linux que Mac. Sólo por la planta instalada de PC es mayor. En cuanto al sistema, comparado con los anteriores Windows, es cien mil veces mejor. Si lo comparas con XP

la cosa se queda en cien veces. Pero para mi, son suficientes.

Y si lo planteamos desde la perspectiva nacional, aún reconociendo el

aumento en la difusión de la publicidad en los últimos tiempos, me parece

que sigue siendo escasa y con un mensaje equivocado. Aquí hace falta una

campaña tipo swicht.

Pues muchísimas gracias, David. Es un placer ver que los Macs siguen dando guerra a pesar de la presión de los IT.

¿Tienes una historia como ésta? ¿Trabajas en un entorno mixto donde los Macs resisten? Cuéntanosla

alf@faq-mac.com

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x