10.1k 1

¿Cuánta electricidad consume un NAS?

Un NAS es un dispositivo que, por naturaleza, está pensado para funcionar las 24h del día los 365 días del año. Es verdad que podemos apagarlo y encenderlo cada vez que necesitemos usarlo, pero el tiempo de encendido es tan grande que no tiene sentido utilizarlo de este modo.

Además, un NAS tiene como vocación, hoy en día, servir de nube personal, que podamos acceder a nuestros datos desde cualquier lugar. Y si, además, sumamos que son dispositivos para trabajar con múltiples usuarios a la vez, es muy difícil encenderlo cuando hace falta.

¿Cómo ahorrar energía en un NAS?

La opción de encender y apagar según necesidad queda descartada. En un entorno profesional no es viable y en un entorno doméstico es absurda, es casi mejor comprar un disco externo USB y enchufarlo cuando hace falta (y además mucho más barata).

Una opción parecida puede ser apagar y encender en un horario establecido. Por ejemplo, que se encienda por la mañana y se apague por la noche (si lo vamos a usar de día). Tenemos el inconveniente de que si lo necesitamos fuera de ese horario, y no estamos físicamente en el mismo lugar, no podremos acceder.

De todos modos los NAS tienen sistemas para ahorro de energía por si mismos, la opción más destacable es el modo hibernación. El propio NAS para los discos duros cuando se lleva un tiempo sin utilizar (por ejemplo 30 minutos) y vuelve a activarlos cuando hace falta. El único inconveniente es que si accedes al NAS cuando está en reposo, tardará más tiempo en reaccionar y responder, aunque mucho menos que encender desde apagado.

En los NAS más potentes, además, tenemos procesadores que consumen mucha energía pero que adaptan su frecuencia de funcionamiento a las necesidades de cada momento, con lo que también ahorran energía de forma automática.

Otro punto es el tipo de discos: los SSD consumen mucha menos energía que los mecánicos. Aunque para la mayoría de los usos de un NAS no tiene sentido un disco SSD ya que son mucho más caros y, su principal ventaja, la velocidad, no es necesaria. 

¿Cuánto consume un NAS? 

Para hacernos una idea os traslado los cálculos sobre un NAS doméstico, el que podríamos comprar para casa, para guardar nuestra información, almacenar música, películas (4k)… en este caso un Synology DS218J.

En este caso, el NAS tiene espacio para poner dos discos duros mecánicos de 3,5”, pero sólo se está usando uno de ellos con un disco Western Digital Red de 8 TB. 

En este caso, en reposo, la potencia demandada es de 5W mientras que funcionando es de 15W. En estos procesadores tan sencillos, el consumo del propio procesador en función de la carga de trabajo es despreciable. Podemos deducir que, si tuviésemos dos discos duros, la potencia se iría a 25W. 

Esto supone un consumo anual que rondaría dentro los 43,8 kWh en caso de todo el tiempo en reposo hasta 219 kWh en el caso de usarlo con los dos discos duros, todo el tiempo funcionando sin parar. Supongamos que lo usamos 8h al día (en un entorno doméstico será menos), eso nos da 102 kWh al año. 

Esto, traducido a €, depende del precio de la energía de la tarifa que tengas contratada. Vamos a suponer que se trata del PVPC, que es la tarifa regulada por el gobierno en España. Esta tarifa fluctúa cada día y cada hora, y en estos momentos estamos en precios muy altos, nunca vistos. 

Si calculamos con los precios de agosto (0,1769 €/kWh) tendríamos que este NAS, que consume 102 kWh al año, supone 21,92 €/año (impuestos incluidos, IVA al 10%). Se supone que deberíamos volver a la normalidad, a precios medios de 0,11 €/kWh, lo que supondría bajar a 13,62 €/año.

En este caso vemos, inversión inicial a parte, que el coste de mantener tu propia nube en casa, 8 TB de almacenamiento, anda sobre los 13-22 €/año (1 o 2 €/mes).

One Comment

  1. bladerunner

    La serie de discos duros Western Digital Red están pensados para NAS, pero para entornos de centros de datos. Si el consumo eléctrico es una preocupación para usuarios domésticos hay ediciones de bajo consumo (en el caso de Western Digital, la serie Green).

    Para discos duros mecánicos una velocidad de rotación de 5400 rpm reduce el consumo, e imagino que el consumo es aun mas bajo con SSDs. Si la solución se va a usar en un entorno de red domestica, la latencia causada para que los discos empiecen a rotar es difícil de percibir porque el cuello de botella no estará en el disco.

    Hay soluciones muy buenas como TrueNAS (pero solo x86_64), pero tambien una Raspberry Pi con un disco duro externo no solo es increíblemente asequible, pero también tendrá un consumo muy reducido.

    Como nota yo he tenido discos duros de sobremesa funcionando como NAS (configurado para dejar de rotar cuando no esta en uso) funcionando durante 5-6 años seguidos sin problemas. Depende mucho del fabricante pero en este caso todos los componentes, (Pi y disco duro) estarían por debajo de los 150 euros.

Deja una respuesta