Todo lo que usaba Jobs era de buena marca

7.4k 0

Si ha habido un CEO icónico en el mundo ha sido Steve Jobs, Las presentaciones que hacia, las expresiones que utilizaba, y hasta su marca personal, desarrollada mucho antes de que este concepto si quiera existiera, le han convertido en una referencia constante y reconocible que tardará décadas en olvidarse (si es que alguna vez lo hacemos).

Sin embargo, siendo la imagen de Steve Jobs tan coherente, no está exento de que utilizara productos de marcas que admiraba y que le ayudaron a construir esa imagen.

A principio de los años 1980, cuando Apple estaba comenzando, Steve Jobs visitó Japón para conocer al presidente de Sony, Akio Morita, y establecer alianzas. Durante la visita, Steve se personó en diferentes departamentos para conocer mejor la cultura de trabajo y el ambiente, y se quedó sorprendido de que todo el mundo llevara uniforme (después de la guerra la gente no tenía dinero para comprar ropa, así que las empresas empezaron a ofrecer uniformes a sus trabajadores para que no tuvieran que gastar). 

A Steve Jobs le gustó la idea y pensó en establecerla en Apple, como una forma de establecer un vínculo entre la empresa y los trabajadores y se lo contó a sus directivos.

La mirada que recibió de aquellos que escucharon su propuesta debió ser lo suficientemente categórica como para que nunca intentara aplicarlo en su propia fábrica, pero decidió que él si adoptaría un “uniforme” que le permitiera prescindir de las modas y las tendencias, y estar siempre cómodo e informal, sin que nadie pensara que faltaba al respeto a la audiencia.

Por supuesto, aquí no vamos a hablar de los productos de Apple que Steve Jobs usaba cada dia, sino de todo lo demás.

¿Qué es la moda Normcore americana?

Muchos creen que el acuñamiento del término “normcore” pertenece a K-Hole, un grupo de investigación de tendencias de Nueva York que incluyó el término en su tercer PDF , “Youth Mode”, que se publicó en 2013. En él, describieron normcore como moverse “lejos del atractivo que descansa en la diferencia de un atractivo post-auténtico que elige una uniformidad […] en vez de apropiarse una versión estética de lo que se lleva, resuelve la situación utilizando lo que tienen a mano”. Finalmente, y probablemente aún más importante, añadieron que “para ser auténticamente Normcore, necesitas comprender que no hay tal cosa como “lo normal”.”

K-Hole no fue el primero en utilizar el término “normcore”; Ryan Estrada, un artista de cómics, usó el término en Templar AZ, en 2008, en referencia a la gente que acababa apropiándose las tendencias pasados los años. 

Lo que se entiende por normcore existe en algún punto entre la definición de Estrada y la de K-Hole. Dicho de manera sencilla: normcore se basa en las cosas más sencillas, y es, teóricamente, para evitar la individualidad en un intento de ser más versátil. Muchos consideran la tendencia normcore dentro de la moda como la culminación de una broma, comenzada en el informe de K-Hole y amplificada por un reportaje del New York Magazine—que acabó siendo tomada en serio. Nos trajo una de las tendencias dominantes de mediados de los 2010, que adoptó siluetas sin forma, como los vaqueros de pata recta, las T-shirts cuadradas o las deportivas gruesas. (fuente)

No nos cabe duda que si le hubiéramos planteado algo de esto a Steve Jobs nos habría mirado con estupor y se habría dado la vuelta marchándose sin dignarse dirigirnos la palabras, porque no tenia tiempo que perder con estupideces.

Pero, lo quisiera él o no, los ejemplos paradigmáticos de la normcore americana son Steve Jobs y Mark Zuckerberg.

Las gafas de Steve Jobs

Las gafas de Steve Jobs son de la marca Lunor Classic Rund (Redondas). Steve Jobs normalmente las llevaba en Antique Silver (AS), aunque muchos creen que eran Plated Platinum (PP), pero lo cierto es que eran AS. Este error se origina en el Wall Street Journal, que preguntó a un proveedor asiático de Robert Marc qué gafas llevaba Steve Jobs y les dió una información equivocada.

Steve Jobs visitó Robert Marc porque es el único distribuidor autorizado de las gafas Lunor en Estados Unidos. Robert Marc tiene sus propias tiendas de joyería y fabrica sus propias gafas, además de vender las de Lunor.

A Steve Jobs le gustaban las gafas Classic de Lunor y decidió tener cristales circulares, lo que dió lugas al modelo que todos conocemos. Con el paso de los años, Jobs pidió muchas gafas a Marc, y en los últimos días de su vida, Steve Jobs pidió versiones con las patillas en oro blanco, exclusivamente para él.

A pesar de todo, no se conoce ninguna fotografía de Steve Jobs llevando estas gafas de oro blanco.

Las gafas se pueden comprar en tres acabados diferentes por 495 dólares (USA) o 325€ en España (los cristales van aparte).

El jersey de cuello alto negro

Steve McQueen en Bullitt se convirtió en el modelo de hombre…con jersey de cuello alto.

Cuando Steve Jobs decidió que sería bueno que todos los trabajadores de Apple llevaran uniforme cuando estuvieran en las fábricas o en las oficinas, se puso en contacto con el diseñador que había trabajado en los uniformes de Sony.

Contactó con Issey Miyake y le pidió que le creara unas muestras de uniformes para los empleados de Apple. Cuando Steve volvió a Apple, y contó sus intenciones, como hemos dicho, el entusiasmo brilló por su auisencia.

Sin embargo, la idea se le quedó en la cabewza y decidió que quería un uniforme para él mismo. Le pidió a Miyake que le diseñara un “uniforme” para su uso diario que sirviera al mismo tiempo para presentar su concepto de simplicidad y compró decenas de jerseys negros de cuello alto que comenzó a utilizar como su vestimenta todos los dias de la semana.

Las zapatillas deportivas de Steve Jobs

En 1906, un camarero y zapatero estadounidense llamado William J. Riley desarrolló –observando las patas con tres apoyos de los pollos– un soporte en forma de arco que mejoraba la pisada y que vendió por EE.UU. bajo el nombre de New Balance Arch. A finales de los 1930 desarrolló el concepto para crear sus primeras zapas para un club local conocido por los Boston Brown Bag Harriers. El boca – oreja hizo el resto y pronto todos los runners querían calzar New Balance, las mejores para hacer deporte.

Las de Steve Jobs eran siempre grises. Preferiblemente el modelo 992, que desgraciadamente hoy está descatalogado en escala de grises. Pero puedes comprar unas zapatillas de deporte New Balance similares a las de Jobs por unos modicos 200€.

Los vaqueros de Steve Jobs

Steve Jobs con sus vaqueros… y Sculley y Wozniak

Según cuenta la conservadora del archivo histórico de Levi’s, Tracey Panek, en los almacenes de la firma estadounidense se guardan unos vaqueros Levi’s 501 que pertenecieron al propio Steve Jobs.

Los Levi’s fueron los primeros pantalones vaqueros de la historia. Cuando Levi Strauss emigró de su Alemania natal a San Francisco, descubrió las minas de carbón, y confeccionó unos pantalones de trabajo ultrarresistentes para los mineros.

Steve Jobs ha lucido siempre Levi’ Strauss, desde unos que se modificaron para que pudiera llevar con tirantes hasta los estándares que utilizaba sin cinturón.

El coche de Steve Jobs 

Aquí hablamos en su día del coche de Steve Jobs y las diferentes costumbres que tenia,,como aparcar en la plaza de minusválidos en Infinite Loop o llevarlo sin matricular.

Habitualmente su coche era un Mercedes SL 55 AMG sin matrícula. Parece que decidió tener un coche sin matrícula para evitar que la gente lo persiguiera y acosara cuando viajaba por la autopista, o que los periodistas no supieran dónde estaba en caso de que necesitara privacidad.

Esto era posible porque en aquellos tiempos en el Estado de California estaba vigente una ley que permitía un plazo de hasta seis meses para matricular un coche después de comprarlo.

Los SL 55 AMG no eran comprados sino alquilados, pero desde 2019, los californianos tendrán que matricular el coche antes de llevárselo del concesionario.

Hasta la lavadora de Steve Jobs

Stece Jobs y su familia dedicaron dos semanas a analizar sobre las ventajas y los inconvenientes que tenían los diferentes modelos.

Este es un extracto del libro iCon, con declaraciones de Steve Jobs:

“No teníamos una [lavadora] buena, así que pasamos un tiempo mirando modelos” le contó a Gary Isaac Wolf. “Resulta que las lavadoras y secadoras que se fabrican en Estados Unidos están mal hechas. Los europeos las fabrican mucho mejor, ¡pero tardan el doble en acabar el ciclo! Resulta que las lavadoras europeas utilizan un tercio de la cantidad de agua que las americanas y la ropa acaba con mucho menos detergente en ellas. Y lo más importante, no estropean la ropa, Usan mucho menos jabón, mucha menos agua, pero la ropa sale mucho más limpia, mucho más suave y dura más.

“Durante bastante tiempo discutimos en nuestra fanilia sobre el sacrificio que queríamos hacer. Acabamos havblando mucho de diseño, pero también de los valores de nuestra dfamilia. ¿Nos importaba más que la colada se hiciera en una hora frente a hora y media? ¿o nos importaba más que nuestra ropa saliera suave y durara más? ¿Nos preocupaba usar un tercio del agua? Pasamos dos semanas hablando sobre ello cada día durante la cena. Empezábamos a hablar de la vieja lavadora secadora, y acabábvamos hablando de diseño”.

Al final compró un modelo de Miele, añadiendo, “¡Me provoca más excitación esa lavadora que todas las piezas de alta tecnología que he visto en los últimos años!”).

Deja una respuesta