4.1k 0

Cómo solucionar problemas con el disco duro

Cada usuario sabe mejor que nadie cuando su ordenador “no está fino” o que algo va mal. Lo usan cada día, todos los días, y aunque no sean graves, en seguida se detecta que el disco duro del Mac tiene problemas. 

Muchas veces son fallos erráticos, que no podemos reproducir porque son problemas que ocurren de forma aleatoria. Pero sabemos que están ahi.

Vamos a repasar los principales problemas del disco duro en el Mac y cómo solucionarlos.

Qué es un disco duro

Es una cuestión básica, pero es mejor empezar las cosas por el principio. Todos los ordenadores, da igual lo nuevos que sean, tienen disco duro (también llamada unidad de almacenamiento).

El disco duro es donde se guardan los datos, tanto el sistema operativo como los archivos que creamos en el uso diario del ordenador.

En los ordenadores antiguos, el disco duro era de tipo magnético, o mecánico. Es decir, con un mecanismo parecido a los giradiscos, una aguja lee y escribe datos sobre un plato (o disco) magnético.

El plato tiene muchas áreas (bits) en las que se puede escribir. Los datos se almacenan en código binario, que quiere decir que un bit desmagnetizado representa un0 y un bit magnetizado un 1. Un motor hace que el disco gire a gran velocidad mientras que una cabeza de lectura y escritura, posicionada a algunos nanómetros sobre el plato utiliza campos magnéticos para determinar la magnetización de los bits que tiene debajo. Para que el disco escriba datos, la cabeza de lectura/escritura aplica un campo magnético a los bits, lo que revierte la magnetización de los bits.

Cuando el disco duro ha recuperado la información que necesitamos, la manda a la RAM (Random Access Memory o Memoria de Acceso Aleatorio) para que se procese, y una vez que se ha procesado, vuelve a escribirla en el disco duro para que se conserve.

Se podría decir que el disco duro es otra forma de memoria en el ordenador, mientras que los contenidos de la RAM se borran bien cuando llega nuevo contenido, bien cuando se reinicia el ordenador, los contenidos del disco duro no se borran aunque se produzca cualquiera de esas cosas. En la RAM el contenido es volátil, mientras que en el disco duro es permanente.

Tipos de disco duro

Los discos duros magnéticos son los que se utilizaban en los ordenadores antiguos, pero siguen utilizándose hoy en día muy a menudo porque ofrecen gran capacidad a un precio muy bajo (en los análisis se habla el coste por GigaByte).

Aún así, la evolución tecnológica han traído nuevas formas de almacenar los datos que es conveniente repasar para que sepamos qué tenemos delante:

Discos SSD

El modelo de almacenamiento que se ha impuesto hoy en día es el SSD, porque presenta numerosas ventajas frente a los tradicionales discos duros magnéticos. Utilizan memoria flash similar a la que se utilizan en los chips de RAM, sólo que no es volátil, es decir, los datos se guardan aunque no esté encendido el ordenador).  Por eso los discos SSD son a prueba de vibraciones y de choques (ya que no tienen partes móviles). Además, son mucho más rápidos que los discos duros magnéticos en velocidad de lectura/escritura y en latencia. Su inconveniente, son más caros, aunque los precios no paran de bajar.

Discos híbridos

Un disco duro híbrido es una combinación de un disco SSD y un disco mecánico. Normalmente en el SSD se instalan los archivos que se utilizan más frecuentemente, como el sistema operativo y los programas, dejando el disco duro magnético para el resto de archivos. 

M.2 SSD

Se trata de una variación de los SSD que se utiliza en los ordenadores portátiles y dispositivos pequeños. Para conectarse con el hardware del ordenador utiliza un puerto M.2. 

Cuidados básicos del disco duro

Como ya hemos comentado, tenemos que tener en cuenta el tipo de disco duro que tenemos en nuestro ordenador.

Si se trata de discos SSD estaremos mucho más protegidos, ya son resistentes a las vibraciones y a los golpes.Si tenemos un disco duro mecánico, deberemos tener cuidado de no moverlo bruscamente cuando esté funcionando, ya sea escribiendo o leyendo datos, ya que corremos el riesgo de que la cabeza lectora golpee contra el plato magnético, lo que no sólo podría provocar un error de lectura y/o escritura sino que podría dañar los propios sectores del disco, haciendo que quedara inservible.

Además, la electrónica en general sufre mucho con las altas temperaturas, por lo que cuanto mejor refrigerado esté el equipo, más nos durará el disco duro.

Aunque utilices un portátil que tenga SSD, tenemos que recomendar una carcasa antivibraciones que proteja el hardware contra golpes y accidentes.

El sistema operativo de los ordenadores de Apple incluye una funcionalidad, incluida en la Utilidad de discos, llamada SMART (Self Monitoring Analysis and Reporting Technology System – Sistema de automonitorización, análisis e informes) que vigila de manera constate el estado de salud del disco duro, y muestra un aviso en la pantalla si detecta errores.

Diagnostico y solución de problemas del disco duro 

El sistema SMART puede informar de errores de lectura/escritura, del árbol de archivos, o de temperatura del disco duro.

Si el sistema SMART empieza a mostrar avisos, prácticamente seguro que no son buenas noticias, y el disco duro está cerca de dejar de funcionar, por lo que es recomendable comenzar (si es que no se tiene ya) a hacer una copia de seguridad de los contenidos que queremos conservar del disco duro y sustituir el mismo cuanto antes.

Esos mensajes pueden aparecer porque el disco tiene algunos sectores dañados y cada vez que intenta recuperar esos datos tiene un error, o bien porque los permisos se han corrompido o hemos llenado hasta el máximo el disco duro y parte de la información no ha podido escribirse correctamente.

También puede ocurrir que el ventilador encargado de mantener la temperatura del disco duro baja esté fallando y esto hace que la maquinaria se caliente, potencialmente provocando un fallo definitivo en el plato magnético.

Por tanto, la medida primaria que tenemos que tomar ante cualquier aviso del estado SMART del disco es utilizar Primera Ayuda para ver si detecta problemas que pueda corregir.

Si muestra un mensaje de que ha encontrado fallos pero no ha podido corregirlos, quiere decir que lson fallos del hardware y el disco está mortalmente herido. Apresúrate a hacer copias de seguridad de todo lo que necesites

Nota: Aunque pueda parecerlo, los fallos del disco duro nunca se quedan estacionarios. Siempre van a más, aunque no podamos apreciarlo en nada concreto. Si un disco duro da problemas, hay que sustituirlo porque tarde o temprano dejará de funcionar.

Un disco duro estropeado nunca se arregla por si solo.

También a veces el disco duro comienza a producir ruidos, como chasquidos, silbidos o como si rascara contra algo. Eso debería encender todas tus alarmas de peligro.

Otra señales que el disco duro puede hacer para indicar que su fin está próximo es una ralentización anormal en la respuesta, ejecución de comandos, copiar y pegar, etc. También pueden producirse cierres inesperados de aplicaciones, cuelgues del sistema operativo, reinicios no solicitados y kernel panics.

Si los problemas que tiene el disco duro del Mac ya son demasiado importantes como para que podamos trabajar con el disco duro y sacar la información, debemos recurrir a aplicaciones específicas, que nos permitan salvar la información en otro disco antes de que se pierda definitivamente.

Si detectas que el disco duro del Mac tiene problemas, apaga el Mac y deja de usar ese disco duro hasta que saques toda la información.

Normalmente tenemos que crear un disco de arranque externo (para que el disco que queremos salvar no tenga que trabajar) y acceder al sistema de archivos para poder ir recuperando los más importantes.

Ten en cuenta que el disco de arranque que crees tiene que tener una capacidad igual o superior al disco duro del que vas a recuperar la información, para asegurarte de que no se producen errores por falta de capacidad.

Si vas a crear el disco duro de arranque en un ordenador con El Capitán o posterior, tendrás que desactivar el SIP (System Integrity Protection). Aquí tienes las instrucciones para hacerlo.

Conclusión

A veces no somos conscientes de que en nuestros ordenadores tenemos cosas que son absolutamente preciosas para nosotros, como fotografías, vídeos, canciones que tienen un significado especial,… o archivos de trabajo cuya pérdida puede suponer un enorme coste tanto económico como emocional.

Tener herramientas que nos permitan reaccionar rápidamente ante cualquier indicio de problemas con el disco duro, evitando que se agraven, ofrece una tranquilidad de espíritu que muchas veces no se puede medir en dinero.

Si tienes un ordenador con más de cinco años, estás en situación de riesgo. Asegúrate de hacer copias de seguridad habitualmente y de tener toda la información que consideres fundamental copiada en uno o dos lugares diferentes.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta