Escribe tu búsqueda

La mejor forma de escuchar cualquier emisora de radio en iPhone

Compartir

Hoy en día parece que si no pagas por una suscripción de música es que no estás a la moda. Comprar música en soporte físico casi se ha convertido en un secreto sucio que no se puede compartir porque te miran como si tuvieras algún tipo de fetichismo indescifrable.

Para los que hemos crecido “destrozando” vinilos de tanto escucharlos, o acarreado mochilas llenas de CDs para estar preparados ante cualquier estado de ánimo, la evaporación de la posesión es algo que nos cuesta renunciar. Y depender de que haya una buena cobertura de datos o una Wi-Fi estable para poder escuchar música ya es una servidumbre inasumible.

Sin embargo, a pesar de todo, hay momentos en que te apetece escuchar nueva música, que te sugieran algo, descubrir nuevos sonidos. Parecido a abrir la ventana del dormitorio y notas cómo entra el aire fresco del exterior. Al final la acabas cerrando, pero ese primer golpe de oxígeno te devuelve las ganas de vivir.

Apple, como Spotify, ha creado algunas emisoras -todas muy americanas- que emiten música continuamente, pero están todas por detrás de la barrera de la suscripción. Necesitas pagar casi diez euros al mes para escuchar la radio (además de los millones de canciones disponibles, claro).

Además, tienes diferentes emisoras temáticas, incluyendo listas de reproducción preparadas por artistas renombrados y puedes crear tus propias emisoras a partir de alguna canción que te guste- bueno, más o menos, porque ¡a veces meten cada cosa!

Sin embargo, cada día, en todos los países del mundo, miles de personas trabajan abnegadamente para emitir contenidos en directo para sus comunidades. Por supuesto, tienen las emisoras de “radio hablada” que tal vez no sean especialmente interesantes si no hablas el idioma, pero hay cientos, miles, de emisoras dedicadas a emitir la música que está de moda -o que quieren promocionar- en su zona de influencia y que, por razones evidentes, puede tener poco en común con la que se escucha donde tú resides.

Durante años nuestra app favorita de radio

También tienes ¡cómo no! la radio en diferido, los podcasts, (¿conoces el podcast de faq-mac?) que reúnen tanto la posibilidad de escuchar en otro momento programas que se emitieron en directo como los miles de programas que se crean directamente para que los escuches a tu ritmo y conveniencia.

En los primeros tiempos del iPhone ese tipo de aplicaciones eran muy populares, había repositorios dedicados a indexar las emisoras que emitían por internet en todo el mundo, y no era difícil pasar la mañana escuchando una emisora de Hawaii, la tarde conectado a música emitida en Brasil e irte a la cama con un programa creado en Tasmania.

Las razones por las que esas aplicaciones fueron desvaneciéndose no las conozco, pero el hecho es ese. Fueron quedando desactualizadas y finalmente dejaron de funcionar.

Por eso me ha dado tanta alegría descubrir que hay nuevas aplicaciones que han retomado ese reto, y vuelven a estar disponibles a un toque de distancia.

Aunque suene estereotipado, te traigo dos aplicaciones con idéntica funcionalidad, la original y la versión china. La original, llamada “Radio Garden” es gratuita y tienes la opción de pagar para eliminar la publicidad. La versión china “Garden Radio” es gratuita y no tiene opción de pago.

¿Cuál es la original y cuál la imitación?

En nuestras pruebas la versión original ha encontrado más rápidamente el stream de la emisora que seleccionábamos.

A la izquierda la original Radio Garden. A la derecha la versión china, Garden Radio.

El interfaz es similar: un globo terráqueo donde aparecen geolocalizadas las emisoras y tú con los dedos te desplazas y te acercas hasta encontrar la que te apetezca, la tocas con el dedo y te conecta automáticamente.

Radio Garden en la App Store

Garden Radio en la App Store

Igual que la descargas en el iPhone puedes descargarla en el iPad. Y en el Mac puedes usar la version web de Radio Garden.

Una pequeña ventaja de esta globalización que -por otro lado- tantos momentos agridulces está trayendo.

Dejar un comentario