Escribe tu búsqueda

El brazo ARMado de Apple: precio y potencia

Compartir

Ayer la keynote de Apple “Una cosa más” fue todo lo que un buen espectador de los eventos de Apple podía esperar: nuevos equipos (aunque sin rediseño de las carcasas, eso habrá que dejarlo para la segunda generación), máxima potencia y -en un giro argumental inesperado- mejora de precios. Algo que siempre es noticia en Apple: rebajas sustanciales del precio*

Aunque está claro que los chips de Intel suponían una parte importante del precio de los ordenadores, hasta que no se desveló el precio final no fuimos conscientes del impacto que va a tener en ambas cuentas de resultados (en Apple por lo que se ahorra y en Intel por lo que pierde) que Apple esté fabricando su propio sistema en un chip (ya dijimos en su día que los nuevos ordenadores de Apple no serían ARM).

Todos esperábamos una retahíla casi interminable de ejemplos en los que la nueva arquitectura de Apple es mucho mejor que la vieja arquitectura de Apple, y, por supuesto, con mucho más futuro que la obsoleta propuesta de las máquinas que utilizan Intel.

Es imaginable las llamadas de los fabricantes como Lenovo, Samsung, Asus, etc. a Intel preguntando qué van a hacer ahora que Apple tiene un producto más moderno, más rápido… ¡y más barato!

Hay que recordar que en los últimos resultados presentados por Apple, hace apenas unas semanas, las ventas de la familia Mac han subido un impresionante 35% (9 millones de dólares (siete mil millones de dólares el mismo trimestre del año anterior), fundamentalmente por las ventas de ordenadores portátiles.

Por supuesto, aún hay que ver cómo se comportan en la vida real, y seguro que en todo este camino hay compromisos y renuncias que para algunos serán insalvables. Pero el vídeo que Apple mostró de desarrolladores alabando lo bien que funciona Rossetta 2 para traducir las apps a código binario (es decir, que funcionen tanto en Macs con Intel como en Macs con M1) nos permite ser moderadamente optimistas en cuanto a la rapidez de la adaptación del software a la nueva arquitectura y la eficiencia del sistema para ejecutar las emulaciones.

Si sumamos la convergencia para que las aplicaciones desarrolladas para iOS puedan utilizarse en los ordenadores con macOS, lo que provocara que los ordenadores de Apple tengan -potencialmente- la mayor biblioteca de software del mundo y de la historia, el futuro de la informática de sobremesa puede estar entrando en una nueva era.

En resumen, una sorpresa muy agradable la que nos ha dado Apple para cerrar un año que, en general, todo el mundo lo tiene archivado en la estantería de “que acabe pronto”.

¿Qué os pareció

Ayer estuvimos comentando todo en directo:

  • En mi opinión es algo pasajero y a medida que vayan pasando los años y ya solo haya chips de Apple en su gama los precios volverán a subir al nivel que están ahora… ojalá me equivoque.

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share