Escribe tu búsqueda

Phill Schiller se retira

Compartir

Apple ha anunciado que Phil Schiller se retira de la primera línea, para seguir como referencia y ofrecer consejo y sabiduría siempre que lo consideren necesario.

La expresión “Apple Fellow” (Fellow se aplica en muchos contextos, como miembro de un equipo, amigo, compañero, etc.) que Phil Schiller utiliza para describir su nuevo rol, es una forma elegante de decir que se va sin irse. Schiller seguirá dirigiendo el equipo de la App Store y los eventos de Apple.

Es como decir que Jonathan Ive sigue asesorando a Apple en cuestiones de diseño o que Steve Wozniak sigue trabajando para Apple porque tiene nómina.

Hace siete años escribí un artículo La nueva Apple: la Apple de Tim Cook en la que explicaba cuál era el sello que Tim Cook estaba imprimiendo a Apple. Pasada casi una década, lo que decía sigue siendo válido al cien por cien, aún más acentuado si cabe.

Pero en el artículo incluía una ilustración, de los siete magníficos de Apple, que eran las caras públicas que defendían keynote tras keynote los nuevos productos de Apple.

Siete años después, una buena parte del equipo ha desertado buscando nuevos estímulos (Ive) o simplemente disfrutando de la vida (Ahrendts).

De aquellos siete magníficos, además de las tres bajas, Dan Riccio, aunque sigue en la directiva de Apple ha desaparecido completamente de la vida “pública” de Apple, así que estuve tentado de ponerle también el símbolo de caído… aunque fuera en otro color.

Phil Schiller se unió a Apple en Abril de 1997, y anteriormente había sido vicepresidente de marketing de product en Macromediam director de marketing de producto en FirePower Systems; director de IT en Nolan, Norton & Co y también fue programador y analista de sistemas en el Hospital General Massachusetts de Boston.

Phil Schiller obtuvo el título de Biólogo por el Boston College en 1982.

Dice Phil Schiller. “Comencé a trabajar en Apple cuando tenía 27 años, este año cumplo 60 y es el momento de hacer algunos cambios planeados en mi vida. Seguiré trabajando aquí mientras me quieran, mi sangre es de seis colores, pero también quiero hacer tiempo para mi familia, mis amigos, y algunos proyectos personales que son muy importantes para mi”.

Tuve la oportunidad de entrevistar personalmente a Phil Schiller en 2003 (puedes leer la entrevista aquí), con motivo de una Apple Expo en París. Tal y como dice en su comunicado de retirada, tiene la sangre de seis colores (en referencia al conocido logo multicolor de Apple) y transpiraba pasión y conocimiento de todos los aspectos del producto.

También me ocupé de su papel en este artículo: Phil Schiller, la soledad del eterno actor secundario, cuando sustituyó a Steve Jobs en algunas keynotes. Todo el que haya visto a Schiller en sus últimas presentaciones sabe que parecía, si no cansado, sí deshinchado, como pasa cuando por fin llega el momento de mostrar el trabajo.

La deuda que Apple tiene con Schiller es impagable (aunque esté muy bien remunerada) y costará encontrar alguien que haya absorbido el ADN de Apple desde dentro y con una cocción tan larga. Es probable que la época de los directivos de largo recorrido en Apple haya acabado y a partir de ahora cada cuatro o cinco años haya renovación de caras en cada puesto.

Greg (Joz) Joswiak, uno de los directivos dentro de la organización de Marketing de productos, se unirá al equipo ejecutivo con el mismo título que tiene Phil Schiller, vicepresidente senior de Marketing Mundial. En cuanto a carácter, Joz es muy opuesto a Schiller -de hablar pausado y tranquilo, habrá que verle cuando asuma el papel de cara pública en la presentación de los nuevos iPhone en Septiembre.

Hasta siempre, Phil. Gracias por el viaje

Etiquetas:

También podría interesarte

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share