Escribe tu búsqueda

Tags: ,

Los 7 mitos que Apple está usando para justificar su comisión del 30%, por Telegram

Compartir

Pável Dúrov, desarrollador de Telegram y creador de la red social VK, ha escrito un artículo en el blog de la empresa Telegram en el que expone una serie de falsas afirmaciones (según él) que Apple utiliza para justificar la comisión del 30% que cobra por todos los pagos que se realizan utilizando los sistemas de compra en la App Store.

Traducimos en su integridad para que ofrecer los datos y fomentar la discusión sobre los méritos de sus afirmaciones.

Apple gasta mucho dinero en relaciones públicas y en grupos de presión para mantener el monopolio de su poder. Si sigues el debate sobre la comisión del 30% que produce precios más altos y peores apps, seguro que puedes aplicar al menos una de las falsas afirmaciones que se muestran a continuación.

Mito 1. El 30% de comisión permite a Apple mantener la App Store.

De hecho, gestionar una app store cuesta sólo una fracción de lo que Apple cobra a los desarrolladores de apps. Cada trimestre, Apple recibe miles de millones de dólares de apps de terceros. Mientras tanto, los gastos requeridos para alojar y revisar estas apps cuestan decenas de millones, no miles de millones. Lo sabemos porque nosotros en Telegram alojamos y revisamos más contenidos públicos de los que la App Store tendrá nunca. En realidad, cualquier empresa que posea una plataforma de vídeo masiva necesitará tanto más servidores como moderadores que una empresa que gestiona una tienda de aplicaciones.

Mito 2. El 30% de comisión permite a Apple reinvertir para crear mejores iPhones.

En realidad, Apple tiene unos 200 mil millones de dólares en efectivo -y no sabe que hacer con ellos. El dinero que Apple quita a las startups que lo necesitan para crecer se queda guardado aparentemente para siempre en alguna cuenta extranjera de Apple. Durante los últimos años, Apple ha estado intentando ponerse a la altura de los teléfonos Android tanto en características como en hardware. Como Cupertino ya no innova, y copiar lo que hacen otros no requiere un gran presupuesto de I+D (Investigación y Desarrollo), los doscientos mil millones de dólares (que incluyen el dinero quitado a los desarrolladores) no se utiliza para mejorar los iPhone.

Mito 3. Cualquier puede competir con Apple si no quieren pagar la comisión del 30%.

El problema no es crear un Sistema Operativo (OS) que compita con Apple, sino conseguir que los desarrolladores de programas creen apps para este nuevo OS. Se trata de un círculo vicioso: los desarrolladores no crean apps si el OS no tiene suficientes usuarios, y los usuarios no compran teléfonos que no tengan suficientes apps de otras empresas. Incluso Microsoft, con su enorme influencia entre los desarrolladores, fracasaron en su intento de tener apps (como Instagram) desarrolladas para su Windows Phone, y Microsoft tuvo que cancelar su OS. Así que no importa cuánto inviertas en crear una alternativa, el mercado de la movilidad en 2020 está cerrado para nuevos competidores.

Mito 4. Sin iPhone, los desarrolladores de aplicaciones móviles no tendrían una forma de distribuir sus apps.

No solo esto es falso, sino que lo contrario es cierto: sin apps de terceros, pocas personas comprarían un iPhone en 2020. Apple no inventó las apps nativas para móviles, y si no hubiera sido Apple, otra empresa habría llenado la demanda de un dispositivo con sistema operativo táctil, puede que unos años más tarde. Antes de que el mundo cambiara de ordenadores de escritorio a ordenadores de bolsillo, los desarrolladores de apps ya tenían cientos de millones de usuarios y pagaban cero comisiones a los creadores de OS de escritorio. Para los desarrolladores de servicios de consumo, la llegada de la App Store fue un cambio a peor.

Mito 5. Cualquier desarrollador que no quiera pagar el 30% de comisión en los iPhones puede crear apps para Android.

Los desarrolladores, a la hora de la verdad, no pueden elegir entre iOS y Android: si quieren crear un servicio que sea socialmente relevante, tienen que crear apps para ambas plataformas en este duopolio móvil. Intenta imaginar apps como Telegram o TikTok como apps sólo para Android y comprenderás rápidamente por qué no es posible ignorar la plataforma de Apple. No puedes excluir a los usuarios de iPhone. Con respecto a los usuarios de iPhone, el coste de un usuario que quiere cambiar de un iPhone a Android es tan alto que se puede denominar como cautividad monopolística (puedes leer mássobre esto en The Antitrust Case Against Apple, un estudio hecho por la Universidad de Yale).

Mito 6. La comisión del 30% de la App Store’s es similar a lo que otras plataformas cobran.

Apple acaba de publicar un estudio que dice que otras plataformas, como Google Play en Android también tienen un 30% de comisión. Esta comparación es irrelevante, porque Android permite a sus usuarios instalar apps de fuentes diferentes a Google Play. Incluso otras empresas pueden montar tiendas de apps que compitan en Android. Y con respecto a otras plataformas mencionadas en ese estudio de mercado, no tienen nada que ver con sistemas operativos móviles y ni se acercan a iOS y Android en términos de número de usuarios / número de apps de otras empresas / coste de cambio para los usuarios. 

Mito 7. Hacer que se vigilen las prácticas de Apple va contra la libertad de mercado y la competencia.

Como hemos visto el Mito 3, no hay una competencia real entre mercado de sistemas operativos móviles, pero tampoco Apple es un jugador de “mercado libre”, porque usa ampliamente el poder de las leyes para criminalizar los jailbreaks y asegurarse el control completo sobre cada teléfono que venden. Como el monopolio de Apple está respaldado por la legislación, es difícil justificar un acercamiento libertario a sus prácticas. Mientras los gobiernos ayuden a Apple a mantener su monopolio, también son responsables de pelear con los efectos negativos que produce.

Ahora que han empezado las investigaciones anti-monopolio contra Apple, tanto en EU y en EE.UU., creo que Apple insistirá aún más en propagar los mitos que he descrito más arriba. No deberíamos sentarnos pasivamente dejando que los grupos de presión y las relaciones públicas de Apple hagan su trabajo. Al final, depende de nosotros -consumidores y creadores- defender nuestros derechos y parar los pies a los monopolistas que nos roban dinero. Puede que pienses que nos han engañado para que entremos en la trampa, porque ya hemos comprado una masa crítica de sus dispositivos y hemos creado una masa crítica de aplicaciones para sus dispositivos. Pero no deberíamos seguirles la corriente durante más tiempo.

Etiquetas:

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share