Pocas veces en mi carrera ha llegado una unidad para revisar tan oportunamente como los auriculares de Razer.

Tengo que empezar diciendo que nunca he sido una persona ni de auriculares ni de «cascos».

Es posible que la diferenciación te suene extraña, y es un rasgo mas de la edad (la tuya y la mía). En mi juventud, los auriculares era una denominación genérica, que abarcaba todo lo que te ponías en la orejas para escuchar, como los teléfonos fijos de las casas, que están compuestos por un auricular y un micrófono.

«Cascos» se comenzó a llamar al tipo de auriculares como el que hoy nos ocupa, porque son tan grandes y aparatosos que parece que te hubieras puesto un casco. Esta es mi explicación personal, no he buscado en internet ni nada, simplemente toda la vida he pensado que de ahi venía su denominación…

Además, por la -supongo- particular forma de mis orejas nunca he soportado por mucho tiempo los los auriculares de botón (ahora los llamamos «in ear») porque en pocos minutos me empezaban a doler.

Con los cascos mi problema es que puedo escuchar perfectamente mi pulso retumbando.

Así que nunca he encontrado el momento de aficionarme a llevarlos.

El logotipo de Razer se ilumina en los auriculares cuando están conectados.

Y entonces llegó el Covid

Mi plácida rutina laboral, en una casa vaciada porque cada quien se había marchado a sus obligaciones se ha visto conmocionada por el encierro obligatorio.

Cuando no sale uno, grita el otro o pregunta el de mas allá. Para una persona que pasa el día leyendo y escribiendo, es desquiciante.

Además, ahora todo el mundo quiere hacer conferencia de vídeo, aunque siempre les ha parecido bien pasar meses sin vernos, todo a través de email y teléfono, ahora echan de menos el cara a cara.

Así que unos auriculares como los Kraken X USB devienen perfectos para no distraerme con el ruido ambiente y para que su micrófono ofrezca un sonido nítido y profesional de mi voz, permitiendo que los interlocutores no se distraigan con la vida doméstica.

Cómo funciona

Los auriculares Razer Kraken X USB no necesitan configuración. Sólo conectarlos al puerto USB del Mac y son detectados automáticamente.

Si eso no ocurre, puedes ir a Preferencias del Sistema y en el panel de Sonido puedes seleccionarlo

También, si mantienes presionada la tecla Alt y haces clic sobre el icono del volumen en la barra de menus superior, puedes cambiar la fuente de salida sin necesidad de tener que conectar y desconectar los auriculares.

Por lo demás, su funcionamiento es muy sencillo: en la aurícula izquierda, donde está el micrófono, hay un botón para activarlo o silenciarlo (sería magnífico que ofreciera algún tipo de señal que indicara el cambio de estado) y un dial para subir y bajar el volumen. Actúa sobre el volumen del ordenador, así que, si te es mas cómodo, puedes usar el teclado para hacerlo.

Desde la web de Razer puedes descargar un driver para disfrutar de sonido envolvente 7.1, pero -increíblemente a estas alturas- está disponible sólo para Windows (los auriculares incluyen una tarjeta con el numero de serie para autorizar el driver).

Sensaciones

Por todo lo descrito al principio no estaba muy seguro de que pudiera acostumbrarme a utilizarlos, pero lo cierto es que me encuentro cómodo con ellos.

El conjunto es ligero, la diadema está acolchada y tiene la curvatura adecuada para sujetar sin molestar. Se gradúa sin esfuerzo para que los «cascos» ocupen el lugar adecuado.

El aislamiento, sin ser absoluto, es suficiente como para que en cuanto haya sonido emitiendo por los auriculares, puedas abstraerte completamente del exterior.

Precio

El precio es extremadamente variable según donde mires, por lo que te recomiendo que investigues bien antes de comprar. Desde los 56€ que he visto en una gran cadena, hasta los 80€ que pide el propio fabricante en su web, busca la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

In this article


Join the Conversation

1 comment

  1. JGVia

    (Aprovecho para mencionar dos temas):
    – Pues sí; resulta que lo fashion sería usar unos AirPods Pro, pero a muchos les resultará más cómodo usar auriculares tradicionales. Resulta que se puede hacer lo mismo, o mejor (tener cable no es gran problema, si uno tiene que estar cerca del ordenador) sin tener que gastar ¡279€! por unos auriculares con vida limitada de Apple. Estos Razer no tienen mala pinta, pero el que quiera exquisita calidad de audio, gastando el DOBLE, empieza a tener «cascos» estupendos. Y si te estiras hasta gastar la MITAD que en los AirPods, ya encuentras maravillas.
    – Habría que hacer fuerza en el hecho de que se conecten por USB. En el mac se pueden usar los auriculares cableados de Apple, con todas sus funciones, enchufándolo al jack de 3,5″. PERO al usar una entrada USB, la utilidad es mayor. Puede que tengas la salida de audio del mac ya ocupada, y ya es más cómodo. Y técnicamente es más hábil y elegante, pues MacOS considera a estos «cascos» un dispositivo de audio, independiente. Se puede controlar como cuenta el artículo, pero lo bueno es echar un vistazo a la app en Utilidades llamada «Configuración de Audio MIDI» (engañoso el nombre, al añadir la parte «MIDI»). Ahí, entre otras cosas, se puede hacer algo muy práctico: señalar que los sonidos del sistema siempre salgan por los altavoces (o jack de audio; son tratados como un único dispositivo); así no se te superponen a lo que estés escuchando. …Y hay algunas cosas más que se pueden hacer, si se mira «Configuración de Audio MIDI». Y porque el Razor va por USB, claro. Gran detalle, y que quede recalcado.