Escribe tu búsqueda

Tags:

¿Se pueden usar los mensajes de Whatsapp como prueba en un juicio?

Compartir

Si vives en la Tierra seguro que te has enterado que el FBI quiere que Apple les de alguna forma de entrar en los iPhone que les permita acceder a los contenidos.

Aunque esto supone un desconocimiento profundo de cómo funciona el cifrado de contenidos, no cabe duda que, si consiguen entrar, lo que encuentren dentro se utilizará en contra de los acusados.

Sin embargo, en los casos del FBI los criminales ya han sido identificados, es decir, no necesitan más pruebas contra ellos, y realmente lo que quieren es identificar a todos los cómplices que puedan no ser conocidos en este momento.

Otro caso notorio es el de la directora de la “startup” Away, Steph Corey. Después de que trascendieran unos mensajes suyos dentro de un char corporativo en el que profería amenazas y utilizaba lenguaje “poco educado” para referirse a sus trabajadores, fue obligada a dimitir -aunque ahora ha vuelto a ser admitida como Co-CEO.

En nuestras vidas normales, sin necesidad de francotiradores ni de CEOs abusivos que desprecian a toda una empresa, nos podemos encontrar con un acosador, un chantajista, un abusador de su posición de poder… o podemos encontrarnos con que somos nosotros los acusados y tenemos que defendernos… en cualquier caso, se trata de situaciones que se dan completamente en el medio digital y que no dejan trazas “físicas” que podamos mostrar como pruebas evidentes.

¿Qué es una prueba digital?

Si queremos denunciar, bien a través de los cauces legales o bien dentro de la organización para defendernos o para corregir un comportamiento indeseado, tenemos que poder utilizar nuestro dispositivo como prueba de cargo.

Para poder hacerlo con garantías, tenemos que estar seguro de que lo que presentamos, y la forma en que lo presentamos, es incontestable como prueba.

Un artículo en el blog del bufete de abogados Varona, profundiza sobre el tema y nos da las claves:

Una prueba digital es toda aquella información digital con valor probatorio, teniendo en cuanta que:

  • Se refiere a cualquier clase de información digital.
  • La información ha debido ser producida, almacenada o transmitida por medios digitales.
  • Tiene que ser susceptible de tener el efecto de acreditar hechos en un proceso judicial.
  • Se trata de una categoría de prueba tecnológica

¿Cómo puedo saber si es una prueba válida?

Si se tratan de mensajes de Whatsapp (o cualquier otra mensajería digital), SMS, correos electrónicos, fotografías, etc. hay algunas circunstancias que tenemos que cumplir para que sean aceptados como prueba.

Para que sean válidas tenemos que haber respetado los Derechos fundamentales de una persona para obtener dicha prueba y tiene que ser posible constatar el origen de la misma, así como su autenticidad (es decir, no vale presentarla impresa y fuera de contexto).

Por tanto, serán válidas aquellas pruebas obtenidas con autorización judicial y/o facilitadas por la propia empresa o parte que almacena los datos, como pueden ser registros telefónicos, información de Facebook, registros e historiales de búsqueda en Instagram, etc.

Pero si dichas pruebas se facilitan por la propia parte es fundamental probar que no han sido manipuladas y que se presentan en su integridad y autenticidad.

Fuente: Varona

En resumen, si tienes constancia de algún delito -o alguien te acusa falsamente de uno- tendrás que presentar tu móvil como prueba (o, si no puedes prescindir de él, acudir a un notario para que de fe de los contenidos) de manera que se usa comprobar que los mensajes no han sido manipulados.

Si alguna vez te encuentras en una situación comprometida en que tu única (o principal) defensa es el dispositivo móvil, por favor, haz una copia de seguridad de todo.

No quieres que tu prueba se rompa, se pierda o quede inutilizada y que tengas que suplicar que “la gente te crea”.

Disfrutas mucho de internet, de enviar mensajes y subir fotos, de responder correos allá donde te encuentres o de poder acceder a servicios en la nube… es necesario que aprendas a vivir esta vida con responsabilidad, y no te la juegues a una carta, porque todo se puede romper en un segundo.

Si tu credibilidad, tu trabajo o, peor aún, tu inocencia dependen de las pruebas digitales, necesitas tener copias que te protejan contra cualquier imprevisto.

Etiquetas:

También podría interesarte

Dejar un comentario

A continuación

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share