Apple, premiada por la ONG Ceres por sus políticas de sostenibilidad y medio ambiente

Uno de los principios fundamentales de Apple es crear los mejores productos dejando un planeta mejor.

En ese compromiso se enmarca la política de la compañía en materia de medio ambiente, un reto que sigue adelante con el ambicioso objetivo de ser capaces de producir sin extraer más recursos de la Tierra. Algunos de los logros conseguidos hasta ahora por la empresa son el uso de energía eléctrica 100% renovable en oficinas, tiendas y centros de datos, o el empleo de aluminio 100% reciclado en la carcasa de los nuevos ordenadores MacBook Air y Mac Mini, por poner unos ejemplos.

El trabajo en defensa del planeta de Apple ha sido reconocido por la ONG Ceres, que lleva 30 años trabajando por la sostenibilidad del planeta junto a las empresas más influyentes del mundo. El pasado 21 de octubre, en el transcurso de la gala de 30 aniversario de Ceres celebrada en Nueva York, Tim Cook, consejero delegado de Apple, agradeció un galardón que reconoce las iniciativas de Apple en materia medioambiental.

Cook pronunció unas palabras en agradecimiento y se mostró convencido de que “son las empresas más exitosas, innovadoras y ágiles las que tienen la responsabilidad de encabezar la causa por el clima y la sostenibilidad porque son las que tienen una mayor capacidad de actuar de manera transformadora”.

“Apple es una empresa mejor, más fuerte, más resistente y más competitiva gracias a nuestro trabajo en favor del medio ambiente” afirmó Cook, que recordó que el objetivo es llegar a fabricar los dispositivos de Apple sin extraer ningún recurso de la Tierra, algo que parecía “muy lejano al principio”, pero que ha impulsado “un esfuerzo que te puede llevar a lugares que nunca hubiera esperado”. Entre esos hallazgos, el consejero delegado de Apple citó “la aleación de aluminio 100% reciclado de más calidad jamás vista”, que ahora forma parte de la carcasa de algunos de los dispositivos insignia de Apple. “También nos ha llevado a desmontar, reciclar y renovar millones de iPhone cada año, rescatando esos materiales fundamentales y poniéndolos de nuevo en la cadena de suministro”, añadió Cook.

Otro objetivo pasa por sumar al 100% de los proveedores de Apple a una red de energía limpia. “Pensamos que los mejores productos del mundo tienen que ser los mejores productos para el mundo”, resumió Cook que hizo un llamamiento “a todos aquellos que tienen el poder para cambiar el mundo” para «dejar a un lado su orgullo y sus intereses y emplear ese poder para construir algo nuevo”.

Apple, una de las ganadoras del premio a la acción climática de la ONU 2019
En septiembre, Apple también fue galardonada con el l Premio de las Naciones Unidas a la Acción Mundial sobre el Clima de 2019, junto a otros 14 proyectos de diferentes lugares del mundo que representan algunas de las mejores soluciones al cambio climático liderado por comunidades, gobiernos, empresas y organizaciones.

El reconocimiento a Apple se hizo dentro de la categoría ‘Neutralidad Climática ahora’. La iniciativa premiada fue la misión de Apple para la reducción de emisiones que tiene como objetivo construir sus productos sin tomar nada de la Tierra. Algunos de los logros hasta ahora son el uso de energía eléctrica 100% renovable en las oficinas, tiendas y centros de datos de la empresa de Cupertino. Además, actualmente Apple está en un proceso de transición para que el 100% de su cadena de suministro utilice energía renovable. 

Web de Apple dedicada al Medio Ambiente
————————————————————————————————————

ANEXO

Transcripción completa de la intervención de Tim Cook, CEO de Apple, al recibir el premio de la ONG Ceres por el liderazgo de Apple en medidas para hacer frente al cambio climático

Buenas noches a todos,
Muchas gracias, Mindy (nota: Mindy Luber, CEO de Ceres), for tu amable presentación, por tu liderazgo y por este maravilloso premio .
Estoy muy agradecido a los anfitriones y a todos aquellos que han trabajado duro para preparar este evento. Es un gran privilegio compartir el escenario con algunos de los principales líderes transformadores de nuestro tiempo y me uno a ellos para celebrar los esfuerzos inspiradores de Christiana Figueres (nota: líder medioambientalista, fundadora de Global Optimism) durante toda su vida.
Al echar un vistazo esta noche, tengo que decir que estoy impactado por lo afortunados que somos de vivir, trabajar y asumir el liderazgo en este momento histórico.
Antes de nosotros, ha habido generaciones que han conectado el mundo a través de carreteras, del ferrocarril o del avión y también a través de la información. Han sido capaces de identificar todas las especies de la tierra, descubrir cómo las más pequeñas partículas de materia gobiernan el aire que respiramos o el agua que bebemos. Han descubierto historias extraordinarias a través de las huellas de la humanidad en el planeta, como civilizaciones enteras olvidadas durante mucho tiempo; poesía en idiomas que llevaban sin hablarse un siglo o pinturas hechas a mano por un ser humano solitario en la pared de una cueva.
Y ahora es nuestro turno para que todo eso tenga un significado. Tenemos que integrar la economía que hemos construido, la ciencia que hemos descubierto y nuestro propia humanidad y hacer que ese todo tenga un significado aún mayor que la suma de sus partes. Tenemos que dejar algo digno de ser transmitido. 
Esta no es una responsabilidad vaga o poco concreta. Podemos verla en las crecientes tormentas y sequías que sufrimos… en la biodiversidad y las especies que desaparecen… en los miles de millones de personas que están en riesgo de precariedad o de sufrir inestabilidad… y en un sistema económico que está siendo puesto en tela de juicio tanto por activistas como por demagogos. Hay mucho en juego y fallar no es una opción.
A lo largo de 30 años, Ceres nos ha enseñado cuál es el camino a seguir. Y estoy muy agradecido de aceptar este premio en nombre de Apple y del espíritu de nuestro trabajo que continúa, sin finalizar. 
Estoy aquí esta noche porque creo de todo corazón que, si vamos a cumplir con esto, será el ingenio humano el que nos ayude a conseguirlo. 
No vamos a solucionar los retos a los que nos enfrentamos limitando nuestra manera de pensar ni levantando los puentes levadizos que nos pueden unir. 
Por tentador que pueda ser en momentos de adversidad, no podemos permitirnos alejarnos del futuro inmediato y tenemos que centrarnos en defender lo que ya tenemos. 
Son las empresas más exitosas, innovadoras y ágiles las que tienen la responsabilidad de encabezar la causa por el clima y la sostenibilidad porque son las que tienen una mayor capacidad de actuar de manera transformadora.
Y pasa lo mismo en el caso contrario. Si eres un ejecutivo que aún no ha desarrollado una estrategia de innovación para abordar el impacto que provocas en el clima estás fallando a tus responsabilidades como líder. 
En Apple, nuestro trabajo sobre estas cuestiones no es secundario. No es un proyecto menor ni un hobby. Es un ejemplo esencial de quiénes somos y cómo trabajamos. 
Antes de decir nada más sobre eso –y aunque esta noche no pueda acompañarnos– quiero reconocer a una líder que ha hecho más que cualquiera para merecer que le dediquemos nuestra atención, Lisa Jackson.
Desde que se incorporó a Apple en 2013, Lisa ha revolucionado nuestra postura sobre el medio ambiente – y también nuestra política como empresa y nuestras iniciativas sociales de un modo más amplio.
Nuestros logros desde entonces y el trabajo que esta en marcha ahora mismo no habrían sido posibles sin los esfuerzos ni la visión de Lisa, todo su equipo y otros muchos en Apple que han hecho del medio ambiente el trabajo de su vida.
Juntos, Lisa y yo solo aceptamos en materias medioambientales el mismo nivel de enfoque, creatividad, calidad y dimensión que en cualquier otra cosa que emprendamos. Si podemos cambiar el mundo con los dispositivos que creamos, entonces debemos ser capaces de cambiar el curso destructivo del cambio climático en todo el mundo. Por lo menos, nos debemos a nosotros mismos el intentarlo.
Lo que hemos encontrado a través de estos esfuerzos es que podemos añadir un gran valor a nuestro negocio en todo el proceso.
Apple es una empresa mejor, más fuerte, más resistente y más competitiva gracias a nuestro trabajo en favor del Medio Ambiente.
La misma fuerza que le ha dado a Apple su posición de ventaja al identificar nuevas industrias en sus fases más tempranas es la que nos ha ayudado a ver la crisis climática no como un riesgo empresarial, sino como un problema que contiene las semillas de su propia solución.
Cuando nos convertimos en una de de las primeras empresas en desarrollar el 100% de nuestra operativa global con energías renovables, no lo hicimos solo por diversión. Lo hicimos porque sabíamos que estábamos creando un círculo virtuoso de demanda de energías limpias que acabaría abaratando los costes para todos. 
Cuando anunciamos nuestra meta de sumar al 100% de nuestros proveedores a una red de energía limpia, no lo hicimos para alardear de nada. Lo hicimos porque sabíamos que traería consigo un impulso empresarial necesario para algunos de nuestros partners de mayor tamaño y que les haría desarrollar una competencia valiosa que les ayudaría a diferenciarse en un entorno cambiante. Y también porque era lo que había que hacer. 
Este esfuerzo global, que hace tan solo unos años solo existía sobre el papel, va a permitir operar el año que viene con 6 gigavatios de energía renovable nueva.
Esta noche quiero decirle al resto de nuestros proveedores, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, que este es el mejor momento para unirse a nosotros, porque como decía Martin Luther King: “Siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto”.
Hay muy poco que perder y muchísimo que ganar. Hemos identificado ciclos similares de capitalización de beneficios al dirigir este mismo enfoque innovador hacia los materiales reciclados.
Para nosotros, este enfoque no significa ponernos metas sencillas, que sabíamos que podíamos lograr de manera fácil y sin mucho trabajo, para después celebrarlo por todo lo alto.
En lugar de eso, en 2017 dedicamos mucho tiempo a pensar sobre lo que queríamos hacer si éramos capaces de ello, poniendo a un lado todas las limitaciones, ya fueran reales o imaginadas.
Así fue como llegamos a nuestro compromiso de avanzar hacia una cadena de suministro de circuito cerrado para dejar de extraer recursos de la Tierra algún día.
Esto parecía algo muy lejano en ese momento y aún lo es hoy. No nos importó decir que no lo íbamos a lograr de un día para otro.
Pero me he dado cuenta de que cuando te pones una meta que parece una locura, algo mágico sucede. Ese esfuerzo te puede llevar a lugares que nunca esperabas y los resultados son siempre mejores de lo que pensabas al principio.
Este proceso nos ha llevado al descubrimiento de la aleación de aluminio 100% reciclado de más calidad jamás vista, que ahora forma parte de la carcasa de nuestros dispositivos insignia.
También nos ha conducido a construir más y más componente esenciales a partir de materiales terrestres poco conocidos 100% reciclados.
Y también nos ha llevado a desmontar, reciclar y renovar millones de iPhone cada año, rescatando esos materiales fundamentales y poniéndolos de nuevo en la cadena de suministro.
Hoy en día, nuestro enfoque medioambiental se encuentra en todas las facetas de nuestro trabajo.
Desde el Amazonas hasta las grandes extensiones de manglares de Colombia, pasando por las regiones interiores de Maine y Carolina del Norte, hemos preservado, recuperado y en ocasiones, comprado directamente la mejor tecnología para recuperar carbono que existe: nuestros bosques.
Desde 2013, hemos ayudado a nuestros proveedores a conservar más de 90.000 millones de litros de agua.
Y hemos emitido más de 2.500 millones de dólares en bonos verdes para proyectos medioambientales.
¿Por qué lo hacemos?
Porque solucionar problemas –de una forma creativa y elegante– está en el corazón de lo que hace que Apple sea Apple.
Es lo que hace que nuestros empleados se levanten de la cama por la mañana.
Es lo que nos mantiene curiosos y orgullosos de aquello que hacemos.
Es el mismo impulso que nos lleva a introducir las mejores aplicaciones para accesibilidad, por defecto, en cada uno de los productos que hacemos.
Es la misma fuerza que nos lleva a apoyar y extender el poder de la educación como el mayor ecualizador del país…
Es la misma fuerza que nos lleva a convertirnos en portavoces de los inmigrantes y de los soñadores que hacen nuestro mundo posible…
Y reconocer que nuestra plantilla, caracterizada por la inclusividad y por la diversidad, es la que va a conducirnos a la siguiente generación de innovación.
En resumen, pensamos que los mejores productos del mundo tienen que ser también los mejores productos para el mundo.
Al aceptar este premio, Apple se compromete a profundizar en estos esfuerzos en los años venideros.
Celebramos el trabajo y la visión de todos los líderes en esta sala, que han alzado la voz y han mostrado su capacidad de liderazgo en los años en los que otros muchos miraban hacia otro lado.
Y hacemos un llamamiento a todos aquellos que no se encuentran aquí, que tienen el poder para cambiar el mundo en la palma de su mano y que hasta ahora no han querido utilizarlo, para dejar a un lado su orgullo y sus intereses y emplear ese poder para construir algo nuevo.
Algo que sirva de soporte a la humanidad, a este planeta que tanto amamos y a las esperanzas de nuestros hijos durante muchos años más.
En representación de todos los que formamos Apple, felicidades a Ceres por estos 30 años extraordinarios. Gracias por este galardón, por vuestro trabajo y vuestro ejemplo.
Gracias a todos.
— // —

In this article

Join the Conversation