A pesar de que estamos en un año en el que, especialmente, todo lo que sea negativo hacia Apple va a recibir una dosis extra de amplificación, la presentación de los resultados trimestrales de Apple ha demostrado que su negocio goza de una buena salud envidiable.

A pesar de que Apple tuvo que revisar a la baja sus previsiones (por primera vez en quince años), este ha sido su segundo mejor trimestre de la historia, con las diferentes divisiones mejorando sus resultados notablemente.

Las ventas de la división de servicios han llegado a los 10.875 millones de dólares, creciendo un 19 por ciento sobre el mismo período del año anterior.

Los ingresos generados por el Mac han crecido un 9 por ciento y los ingresos de la división Wearables, Home y Accesorios han crecido un 33%.

Los ingresos de la división iPad han crecido un 17 por ciento.

A pesar de todos estos incrementos en las diferentes áreas de negocio, el descenso del 15% en las ventas del iPhone no han podido ser enjugadas por el resto de las divisiones, haciendo que los resultados trimestrales de Apple sean un 5% menos con respecto al mismo trimestre del año anterior.

Aunque los increíbles ingresos que Apple genera trimestre tras trimestre tienen un producto estrella (el iPhone), el resto de las divisiones de Apple son en sí mismos pequeñas empresas extremadamente rentables.

El margen bruto de Apple está casi en el 40 por ciento), y en un trimestre han sido capaces de generar un flujo de caja operativo de 26.700 millones de dólares.

Sobre una facturación trimestral de 84 mil millones de dólares han tenido un beneficio neto de prácticamente 20 mil millones de dólares.

In this article

Join the Conversation