No sólo en el mundo virtual se está librando una batalla por la privacidad de los usuarios. En el mundo real también. Según AirBNB, no hay problema en que los propietarios tengan cámaras activas en las casas que alquilan, siempre que las "identifiquen" correctamente en la información.

La privacidad de los usuarios es un tema recurrente en estos tiempos y cada vez hay más sensibilidad sobre el tema. Este fue el caso de Jeffrey Bigham, un profesor de informática de la Universidad Carnegie Mellon, quien este invierno alquiló una casa para su familia a través de Airbnb. Mientras estaban de vacaciones, descubrió que había dos objetos blancos en las habitaciones: eran cámaras de seguridad.

Sin duda, Bingham consideró que su privacidad como usuario había resultado invadida. A continuación las desenchufó.

La privacidad de los usuarios es atacada por caseros de Airbnb
Al fondo de la imagen, La cámara en la esquina superior izquierda.

Aunque Bingham reconoce que el propietario le indicó que había cámaras en la entrada, no es ahí donde estaban, por lo que escribió una entrada en su blog contando cómo había sentido que su privacidad había sido invadida.

Para colmo, cuando se puso en contacto con Airbnb le respondieron que no cabía un reintegro porque en una de las fotos que ilustraban la propiedad se veía una cámara. Aquí tienes las normas de confianza y seguridad por las que se rige Airbnb.

A partir del ruido que su entrada en el blog está ocasionado, de manera reactiva, Airbnb ha procedido al reintegro.

Está claro que el negocio de Airbnb ya no es tan inocente como parecía: alguien alquila su casa para una estancia corta y tanto el inquilino como el casero se comportan de manera leal. Esta claro que en este tipo de mercado siempre habrá excesos por parte de inquilinos que abusan de que “la casa no es suya”, y algunos propietarios se han puesto manos a la obra para intentar tener pruebas de esos abusos.

El negocio de la privacidad de los usuarios

El problema es que la politica de Airbnb no es muy respetuosa con la privacidad de los usuarios (faq-mac suscribe completamente el punto de vista de Tim Cook), y estos ya no podrán moverse con tranquilidad por las diferentes estancias -o hacer lo que les apetezca en cualquier estancia. bajo el miedo de que puedan estar siendo vigilados.

Hay que tener en cuenta que el profesor de la Universidad es informático y reconoció que las cámaras de seguridad estaban funcionando. Pero muchos otros usuarios, con el mismo derecho a no ser observados en sus vacaciones, se encontrarán con que su derecho a la privacidad no existe (y tarde o temprano algún propietario aprovechará para montar un negocio paralelo con las imágenes que filma.

En esta sociedad en la que vivimos, no es importante la buena intención con que surjan los negocios (que se lo digan a Google o a Facebook). Tarde o temprano la necesidad de crecer, de ganar dinero, pervierte esa misión original, y lo primero que salta por los aires, en esta sociedad conectada, es la privacidad de los usuarios.

In this article


Join the Conversation