Independientemente de si la aplicación lo soporta o no, el propio macOS, ya desde hace incontables años, cuenta con soporte para convertir documentos en plantillas.

Esta opción permite convertir cualquier tipo de documento en una plantilla. Esto hará que cuando intentes abrir ese documento:

  • Se cree una copia del documento, en la misma ubicación que la plantilla con el nombre del documento más el término copia
  • Se abra la aplicación y el documento recién creado

Para convertir cualquier documento en una plantilla simplemente selecciona el archivo y usa el atajo de teclado ⌘i para solicitar información. Busca la casilla Plantilla y márcala para convertir ese documento en plantilla. Este método es útil si necesitas plantillas de documentos y la aplicación no cuenta con un sistema para gestionar este tipo de documentos.

In this article


Join the Conversation