Escribe tu búsqueda

20 años del iMac: el detalle revolucionario que lo cambió todo

Compartir

Más allá del rediseño o de haber adoptado tecnologías estandarizadas en el mercado de los PC, o incluso la desaparición del diskette, lo que revolucionó el mercado de los ordenadores y periféricos fue un color y cómo ese color estaba aplicado en piezas transparentes de plástico. El color fue bautizado por Apple como Bondi Blue.

El color Bondi blue, «azul Bondi», fue introducido en el iMac en alusión al color de las aguas de Bondi Beach, una playa de Sídney, Australia. El responsable del diseño del producto fue Jonathan Ive.

Bondi Beach

Lo que ocurrió después, para los que vivimos aquella época es que muchos fabricantes de periféricos se lanzaron a un lanzamiento frenético de dispositivos de todo tipo, incluso cajas para disquetes a pesar de que el iMac no tenía una unidad de ese tipo.

Un escaner Bondi Blue

Ratones Bondi Blue

 

Hub USB Bondi Blue

Los que vivimos aquella época nos encontramos con que las secciones de informática de las grandes superficies de repente se inundaron de productos Bondi Blue semitransparentes. Hasta esa fecha, Apple no había conseguido marcar la diferencia en diseño de ordenadores de una forma tan amplia y llegando al público de una forma tan reconocible. Todo el mundo sabía por qué esos dispositivos eran así y Apple se abrió por primera vez camino en el mercado de consumo de forma masiva.

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share