Algunas notas sobre el lanzamiento del Mac Pro en 2019

Apple ha anunciado a través de unas declaraciones al periodista Matthew Panzarino de Tech Crunch que el nuevo Mac Pro, anunciado en 2017, no estará disponible hasta una fecha indeterminada de 2019.

1168 18
1168 18

Este anuncio por parte de Apple no debería coger por sorpresa a los usuarios, y de hecho hice una referencia a esta disponibilidad en el último Proyecto Macintosh sobre estas fechas: construir una máquina profesional, modular, no es tarea fácil ni sencilla, sobre todo cuando se quiere hacer bien. Lo mismo ocurrió cuando Apple anuncio el G5, una máquina profesional que en su momento fue una de las estaciones de trabajo con tecnologías más potentes de la época y que fue pre-anunciada con mucho tiempo, aunque los usuarios tuvieron que esperar bastante más antes de poder incorporarla a su parque de máquinas de trabajo. Seguramente habrá usuarios que se echen las manos a la cabeza, protestando porque habrá que esperar todavía un año completo para la disponibilidad de  esta estación de trabajo, pero es lo que hay.

Mucho más importante es, sin embargo, la forma en la que Apple está trabajando en la construcción d esta máquina, que no será simplemente un hierro más en la gama, sino que todo este trabajo está dirigido por una task force completa que Apple denomina Pro Workflow Team.

Apple ha incluido en este grupo de trabajo a los profesionales creativos y ha seleccionado un grupo especial de ellos para trabajar junto con los ingenieros de Apple. Esta gente está trabajando en proyectos reales, pero lo están haciendo desde dentro de Apple como parte de un equipo de flujo de trabajo profesional.

Estos profesionales creativos trabajan junto con los ingenieros de Mac Pro, y ambos equipos trabajan en identificar los cuellos de botella de los flujos de trabajo de este segmento de los usuarios de Apple y, a continuación, en resolverlos. parte de este trabajo es abrir y limpiar el camino en cómo funciona el software, el propio software en sí y cómo se integra con el hardware. Esto es importante porque representa un gran cambio en la forma en que Apple está prestando atención a las necesidades de los profesionales. El objetivo, según las declaraciones de Apple, es establecer estrechas relaciones con la comunidad a la hora de crear no solo el Mac Pro como pieza central, sino de la mejora de todos los flujos de trabajo y procesos que orbital alrededor de las necesidades de los profesionales creativos que requieren no solo de una potencia sin igual, sino también de fiabilidad y sencillez a la hora de trabajar con esta máquina.

Esta es la clave, sin duda alguna, del valor del Mac Pro: ya no se trata de disponer de un ordenador que por fuerza bruta es capaz de afrontar las diferentes tareas que se le van a asignar, sino que también todas esas tareas se van a poder realizar de forma rápida, suave y sin contratiempos, es decir, problemas de software y de integración. Es interesante que Apple no evite quién forma parte de este personal creativo que está acompañando a los ingenieros de Apple en el desarrollo del hardware y software, pero si levantamos la vista y pensamos un poco, además de posibles especialistas independientes, seguramente allí habrá también gente de Adobe y Autodesk, trabajando mano a mano con Apple, aunque la propia compañía de Cupertino haya hecho referencias discretas a ambas empresas.

¿Qué representa esto para el resto de los usuarios? son noticas importantes, sobre todo a nivel de roadmap de desarrollo de macOS. Para empezar, con estas noticias, podríamos pensar que la siguiente versión de macOS que se supone será presentada el próximo septiembre1 estará destinada a sentar bases de calidad y seguridad y mejorar el rendimiento interno del sistema mientras el Pro Workflow Team diseña procesos mejores. Todo esto en lo que está trabajando ahora mismo Apple se filtra, en mayor o menor medida, al resto de la gama: algunos macs podrán aprovechar mejor estas nuevas características en forma de mejor software y flujos de trabajo, mientras que otros solo ganarán un set de características algo menores en cantidad pero no por ello menos importantes. Así, macOS 10.14 marcará un punto y aparte ofreciendo seguridad y solución a problemas, con pocas características visibles para el usuario final mientras que la siguiente versión, macOS 10.15 supondrá un importante salto cualitativo en la forma en la que primero los profesionales. luego los usuarios de consumo, pueden trabajar con sus Macs gracias al sistema, sobre todo porque hay una línea muy borrosa que Apple conoce y aprovecha muy bien, entre los usuarios profesionales puros y una gran masa de prosumers que también están esperando en segunda fila quizás no al Mac Pro, pero sí a todas las características y mejora que derivarán de el.

Notas

  1. Y según ciertos comentarios hecho ya sobre la misma
In this article


Join the Conversation

18 comments

  1. Queimacasas

    Yo creo que ademas de Adobe y Autodesk, que ya más o menos Apple ya tiene experiencia en video, se trata de incluir procesos de AI y la integración de las tarjetas gráficas en machine learning, en donde tienen menos experiencia, de hecho el fallo admitido por la propia Apple respecto al bonito Mac Pro cilíndrico vino por ahí

  2. abelvill

    Anunciaron también que habría un nuevo MacMini ¿esta noticia puede indicar que no tendremos tampoco MacMini nuevo para 2018?

  3. Queimacasas

    Entiendo que el Mac Mini Apple no lo considera como un producto profesional y lleva su camino independientemente del Mac Pro, así que todavía hay esperanzas

  4. Alquimista

    Discrepo.
    Difícil es meter un MacPro en el minúsculo cilindro del MacPro 2013.
    Difícil es meter un MacPro en la estrecha carcasa del iMacPro.
    Pero, ¿qué tiene de complicado modernizar el hardware del MacPro 2012 -por conservar una caja al estilo tradicional-?
    Y si lo que se quiere es hacer un MacPro ‘modular’ en su sentido más estricto, ¿acaso no es modular un MacPro del 2013, o un iMacPro, junto con su montón de cajas externas para discos, tarjetas gráficas, etc? Es algo que ya está funcionando ahora, ¿o no?

    Se coge el cilindro y se reconvierte en una caja rectangular; formatos opcionales para 1 o dos procesadores.
    Sobre ella se coloca otra caja apilable con, por ejemplo, dos ranuras PCI para tarjetas gráficas; formatos opcionales para 1, 2 o 4 ranuras PCI.
    Otra caja igualmente apilable para contener discos duros SATA y/o PCIe; formatos opcionales para más o menos número de discos.
    Etc. Y todas ellas interconectadas mediante cables Thunderbolt.
    Para un fabricante como Apple, ¿dónde está la dificultad de hacer algo así?

    1. Queimacasas

      Seguro que ya sabes la respuesta a tu última pregunta … jajaja …

      1. Alquimista

        Es que a veces veo que estas cosas se nos van de las manos.

        Difícil y complicado es ir a Marte, ¡pero es que a este paso le va a costar menos a Musk ir a Marte que a Apple fabricar un puñetero ordenador!

    2. xtampida

      El Mac Pro modular está más que inventado, es el Mac Pro de aluminio. Dadle las vueltas que queráis pero todo lo que se salga de ese diseño, la torre de toda la vida, está condenado al fracaso como lo estuvo el Mac Pro cilindro.

      Está muy bien lo de hacer una máquina pequeña a la que añadirle extras con Thunderbird hasta que te das cuenta de que una gráfica PCIe externa, o dos, o las que sean, requieren de una fuente de alimentación más potente que la de la propia CPU. Algo similar para una caja de discos. Mas sus cables de interconexión y de alimentación.

      1. LETRA

        Las gráficas externas actuales van en sus cajas Thunderbolt con su alimentación y su ventilación propias. También llevan a su vez salidas Thunderbolt para que puedas poner varios dispositivos en línea.

        1. xtampida

          Claro, nadie ha dicho lo contrario. Una caja para una tarjeta, fuente y cableado como mínimo. En vez de tener una torre grande tendrías dos pequeñas. O tres si le añades una caja de discos. Un sinsentido. Puede ser una solución puntual para un portátil, pero no para un sobremesa.

          1. LETRA

            Has dicho que «Está muy bien lo de hacer una máquina pequeña a la que añadirle extras con Thunderbird hasta que te das cuenta de que una gráfica PCIe externa, o dos, o las que sean, requieren de una fuente de alimentación más potente que la de la propia CPU» y te he respondido que las cajas de eGPU llevan su fuente de alimentación y ventilación propias, por lo tanto no es un problema. Con la última actualización de High Sierra, el Mac Pro late 2013 ya es completamente modular. Una caja Thunderbolt 3 para eGPU no tiene pérdida en la transmisión de datos desde una gráfica externa super potente. Otra cosa es que se prefiera un Mac Pro modular internamente, y no exteriormente con los dispositivos conectados por Thunderbolt como en el Mac Pro 2013. Pero vamos lo que está diciendo Apple con el soporte oficial para eGPU es «no te preocupes de que no tengamos listo el nuevo equipo hasta dentro de uno o dos años, ni te cambies a Windows. Compra un eGPU y tendrás Mac Pro cilíndrico para muchos años»…

        2. xtampida

          Te respondo a este comentario porque no sé por qué pero no me deja hacerlo al posterior.

          Creo que no me expliqué bien en cuanto a las cajas eGPU. Ya sé que vienen preparadas para pinchar la tarjeta y listo, fuente y cables. Mi critica iba hacia hacer el Mac Pro modular. Una eGPU es otro trasto más encima de la mesa. En vez de tener una caja grande donde puedas meter casi todo tienes varias cajas pequeñas. Es un desperdicio de espacio, recursos (duplicando fuentes y cables) y de dinero, porque al coste de la tarjeta le tienes que añadir obviamente el de la caja, que andará por los 300 euros.

          1. LETRA

            Las cajas andan de 360, más o menos, a 600 ó 700 fácilmente. Pero que el Mac Pro cilíndrico es modular de manera externa es el concepto de la propia máquina, no es la discusión actual, sino la de 2013. Lo que te digo es que ahora es completamente modular. Desde hace una semana hay soporte oficial para eGPU y ya no se puede usar el argumento de que la gráfica no da más de sí, y hay que contar las horas hasta que salga el nuevo, o hay que cambiarse a Windows. Para quién lo necesite, en un entorno de producción profesional, caja y tarjeta gráfica de máximo nivel le van a costar menos que comprarse un PC con Windows. ¿Es un trasto más sobre la mesa? Bueno, es algo que puedes poner sobre la mesa, no como el de aluminio. Ese sí era un ordenador que no creo que vuelva a hacer Apple, y los que estén esperando torres tipo PC no creo que vayan a ser satisfechos. Quizás algo tipo rack, que es un concepto muy pro que sería realmente interesante llevar a los ordenadores de ➡ sobremesa ⬅ ^_^

  5. jaguayo

    Que se dejen de cilindros y de mandangas…. y que vuelvan a hacer un XServe para montar en Rack.
    Actualizar el que dejaron de fabricar!!!!

    Un saludo.

  6. asterisco

    Creo que puede haber dos razones para el retraso… algo que tenga que ver con esos futuros ARM en los mac y por otra parte si sacan un Mac Pro ahora ¿cuantos comprarían el iMac Pro de 5.500 €? Supongo que les pesa más la segunda opción. 😉
    Lo que si espero es que saquen algo “asequible”… 2.000-3.000 euros, pero me temo que no.

    Por otra parte siguen sin decir nada del Mac mini…
    El equipo perfecto a día de hoy para mi uso sería un Mac mini i7 de 2012 con procesadores actualizados, una gráfica “decente”, 32 GB de RAM sin soldar y con Thunderbolt 3 por si quiero ampliar gráfica o dispositivos externos. El mini de 2012 me costo 699 euros… tan difícilmente es poner estos componentes actualizados por ¿1.000 euros?.
    Claro que muchos iMac se quedarían en los almacenes sin vender… yo uso pantallas mate y los iMac no me pueden ofrecer eso (su uso como segunda pantalla me parece un desperdicio)

    Toca esperar…

  7. Alquimista

    Como me comenta mi amigo JP:

    “Y todo ese rollo de que van a optimizar los flujos de trabajo y demás paridas me suena a humo del negro. Para empezar hay tantos flujos y sistemas de trabajo como usuarios y se supone que una máquina de ese tipo tiene que ser multidisciplinar y tiene que servir a gente que hace video, foto, 3D, investigación, ingeniería, etc. No me imagino a los chulitos de Apple hablando desde su pedestal con decenas de usuarios de ese tipo de trabajos. Y ademas, tampoco hace falta. Si yo estoy satisfecho de cómo va mi Mac Pro del 2010, tampoco hará falta tanto para hacer en 2018 una máquina que funcione. Hay más problemas con el software que con el hardware. Las últimas 3 ó 4 versiones del Mac OSX no han aportado nada. Metal I es un cuento, Metal II es la 2ª parte del cuento. Adobe pasa de optimizar sus aplicaciones para aprovechar los multinúcleo, porque vamos sobrados de CPU y de RAM.

    Y como dice Alquimista en sus comentarios, actualizar el Mac Pro del 2012 no hubiese sido un gran problema. Mejores CPU, PCIe M2, gráficas más potentes, USB-C, etc y ya está. Hubiesen vendido más que con el cenicero y probablemente no hubiesen tenido fugas de usuarios ni las prisas de ahora. ¿Que se la pela? De acuerdo, pero no me cuentes rollos como el los flujos y su pastelera madre. “

  8. Antonio Márquez

    Pues yo no le veo tanto misterio al asunto. Para diseñar un buen ordenador que pueda ser una inversión de futuro, potente y modular, no hacen falta tantos Pro Workflow Team.

    Se ponen los mejores componentes en una caja con buena capacidad de refrigeración y con componentes intercambiables y expansibles y se acabaron las mandangas. Si tienes todo eso y el SO acompaña, el software de terceros se integra y se acopla solito.

    ¿Que no será el más bonito, pequeño y modelno? No, y ni falta que hace.

  9. Mazin

    Concuerdo con muchos de los comentarios y desde mi punto de vista Apple no necesita sacar un producto revolucionario, sino un producto funcional. No tiene que reinventar el PC, solo hacer un equipo más adaptable a las necesidades actuales y futuras de los usuarios profesionales. Es cierto que no es una tarea fácil, pero tampoco es algo tan pero tan difícil de hacer, sobre todo considerando la experiencia y la abundante cantidad de recurso$$$ que Apple tiene a su disposición. Estoy casi seguro que el producto final será “un cajón al estilo Apple”, como lo fue en su día el G5, por supuesto no igual, pero creo que por ahí andará la idea.

    Ya el año pasado me parecía mal tener que esperar hasta el 2018 para ver un nuevo Mac Pro, pero ahora tener que esperar hasta el 2019 solo refuerza las quejas y malestares que el sector profesional ha manifestado en relación al accionar de Apple sobre este equipo.

    Tengo un mal presentimiento y es que cuando Apple finalmente lance el nuevo Mac Pro en el 2019, la gente le preguntará en tono sarcástico: “¿De verdad se han tomado tanto tiempo para esto?”… en fin, espero que eso no ocurra.

  10. uti

    Miedo me está dando a mí todo lo que oigo de que un montón de sesudos “expertos” están diseñando bla bla bla, una palabrería ininteligible que, desde mi punto de vista, suena muy bien pero nada dice. Sobre fabricacióin de ordenadores modulares todo está inventado desde hace décadas, he trabajado con clónicos desse que nacieron, otra cosa es adornar la caja con más o menos gusto.

    Me da la impresión que van a sacar un engendro monstruoso y súper carísimo que no va a contentar a nadie, con una modularidad basada en tener la exclusiva de los componentes, nada de comprarlos donde nos interese, y a unos precios de infarto. Apple no regala nada ni deja que te vayas al mercado libre, ya le pondrán un chip de comprobación que sólo tienen ellos y que, si tratas de comprar en la calle, no te va a funcionar. Es verdad que soy muy escéptico, pero Apple nos ha hecho así.