Mail: reenviar vs redireccionar y por qué no llegan los correos

Hay diferencias notables entre ambos: cuando reenvías un correo, todo el contenido del correo se convierte en una cita, se pierde su formato en algunos casos, y tu puedes añadir contenido al mismo. Es el método tradicional y en Mail, en su interfaz por defecto, ese botón está disponible en forma de flecha que apunta a la derecha.

Existe otro método de reenviar un correo que es redireccionar y que no viene por defecto en la barra de herramientas. Al personalizar la barra de herramientas de Mail, puedes añadir un botón que parece un rayo y que apunta a la derecha también. Cuando redireccionas un correo, Mail crea una nueva versión del mismo que retiene toda su maquetación y formato, de forma que es un clon del correo original y simplemente no tienes más que enviarlo.

Y aquí está el problema y por eso esta opción no está disponible por defecto: algunos proveedores de correo electrónico, especialmente en las grandes corporaciones, entienden que un correo redireccionado cae dentro de la categoría del phishing, puesto que el correo retiene propiedades del envío anterior, pero ahora es redireccionado desde nuestro cliente y al haber inconsistencias, el correo es parado por el servicio de correo de destino y:

  • Te notifican que el correo no ha podido ser entregado
  • Simplemente lo catalogan como phishing y lo peor, añaden tu cuenta de correo a la lista negra.

Generalmente esta forma de correo entre servicios de correo electrónico para usuarios no tiene problema, pero cuando se trata de redireccionar correos a grandes corporaciones, éstos simplemente no llegan.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x