1276 2
1276 2

Ayer, antes de que la aparentemente inocente demo del artista VFX Elisha Hung se hiciera notoria, pasé el enlace a un abogado especializado en protección de derechos digitales cercano "a esta casa" y se echó las manos a la cabeza.

Apple da acceso a los desarrolladores de Apple a la misma malla facial que usa Animoji para animar cerdos, conejos y otros emoji. El flujo de datos de la API de iOS se puede transformar en un formato que el software de edición 3D tradicional puede interpretar, como muestra Hung en esta demostración.

https://vimeo.com/242626624

En lugar de utilizar equipos de captura de movimiento caros, Hung codificó una aplicación ARKit para grabar su red de actualización en vivo mientras hacía varias expresiones. Luego utilizó el mapa de profundidad para animar una textura 2D de su cara. El resultado final es sorprendentemente realista e imita el tipo de reproducción animada de la cara que se ve en los títulos de los juegos AAA.

Para los departamentos legales es otra pesadilla heredada de la tecnología, según comenta nuestro contacto1.

¿Cuanto va a tardar en aparecer una aplicación que muestre la cara de una persona conocida de cualquier tipo o directamente famosa diciendo cosas que no ha dicho? ¿Cuál será la implicación de esas declaraciones falsas? Y lo peor, ¿Habrá gente no entrenada tecnológicamente capaz de reconocer que ese vídeo no es de una persona real y asuma esas declaraciones como ciertas como ocurre con los pantallazos falsos de Twitter? Esto implica una pesadilla no solo en la protección de la imagen de una persona conocida, sino también en la posible destrucción de su marca personal. Y en Internet, una vez puesta en marcha la maquinaria, resulta casi imposible pararla…

La cosa se va a poner interesante….

Notas

  1. Queno ha querido ser citado en el artículo.
In this article


Join the Conversation

2 comments

  1. Daniel Santana Cedrés

    Es interesante que se plantee esta discusión ahora que un producto de masas, como es el iPhoneX, contiene esta tecnología. Pero en realidad no es nueva, y se lleva trabajando en ello algún tiempo. Justo acerca de las reservas legales sobre que la cara de alguien famoso apareciese diciendo algo que no ha dicho va este artículo publicado en la conferencia CVPR de 2016: http://people.mpi-inf.mpg.de/~mzollhoef/Papers/CVPR2016_FF/page.html

  2. Antonio Márquez

    Vaya, según parecía, los datos de esa malla geométrica no eran “exportables” a una cara concreta. Se supone que ni siquiera sería posible distinguir a un hombre de una mujer.
    Y ahora resulta que esos datos son demasiado precisos…. ojo, porque como dices, se puede liar bastante la cosa.