El importante riesgo que asume Apple con Face ID

Si los usuarios aceptan con naturalidad el sistema (los niveles de satisfacción son cercanos al 100%) y no surgen problemas imprevistos, es previsible que en sucesivos años este sistema de seguridad se amplíe a las otras gamas, unificando así la tecnología en la gama iPhone (e iPad).

Touch ID

iPhone-5s-iPhone-5c-Keynote-iPhone-5s-Touch-ID-Promo-019-1280x720-1024x576

Apple innovó en los sistema de autenticación con Touch ID, el sistema de reconocimiento de huella que permitió a los usuarios acostumbrarse a tener contraseña en sus teléfonos (y que tuvo una repercusión inmediata en el descenso de robos. de iPhone en EEUU).

Touch ID se lanzó en 2013 en el iPhone 5s, siendo recibido con gran escepticismo por comentaristas y analistas de tecnología. Hasta el momento, los intentos de integrar de forma segura y fiable un sistema de autenticación de huella en teléfonos móviles habían sido fallidos, fácilmente engañables y, por tanto, poco seguros.

Apple introdujo el “enclave seguro”, un chip inaccesible para aplicaciones, donde se guarda las “huellas maestras” contra las que compara el intento de desbloqueo. Si coinciden, el teléfono se desbloquea. Si no se reconocen, hay que volver a probar.

En 2005 Apple introdujo la segunda generación del sistema de reconocimiento de huellas, donde se aceleraba enormemente su funcionamiento (de hecho, alguna de las quejas más frecuentes sobre esta segunda generación de sistema de seguridad es que funcionaba “demasiado rápido”, y que un breve toque ya suponía el desbloqueo del iPhone. No olvidemos que presionar el botón Home (donde reside el escáner de huellas) es el gesto preferido para ver la hora en el teléfono. Como el teléfono se desbloqueaba automáticamente, se accedía a la pantalla de inicio, impidiendo ver la hora “fácilmente”).

Sin embargo, aunque los usuarios de iPhone se acostumbraron rápida y naturalmente a usar su huella en vez de teclear un código, Touch ID tiene problemas que pueden hacer que sea irritante desbloquear el teléfono. La humedad, el sudor, la suciedad, el frío, … podían hacer que por más que se intentara desbloquear el teléfono el sistema no funcionara y tuviéramos que recurrir al código.

Face ID pretende subsanar todo esto.

Face ID, una nueva era de reconocimiento

iphonextruedepthcamera-1-800x437

Hay que reconocer que a Apple no le tiembla el pulso cuando se trata de arriesgar. Un sistema incuestionado como Touch ID, asumido por todos los usuarios, que se ha demostrado inviolable (las pruebas de laboratorio para conseguir engañarlo requerían de equipos y conocimientos sumamente avanzados) y que sigue siendo la referencia en la industria, va a ser sustituido por la propia Apple por otro nuevo reto con todo por demostrar.

Según Apple, Face ID funciona aunque “cambie nuestra cara” -es decir, con barba o sin barba, con bufandas, gorros… y ¡hasta con gafas de sol! Un único requisito: que estés mirando la pantalla. Si tus ojos no enfocan la pantalla, ésta no se desbloqueará -aunque tengas el teléfono delante de la cara.

La tecnología y combinación de hardware que Apple ha necesitado para desarrollar este sistema no es trivial: una cámara de infrarrojos, un sensor de proximidad, la cámara estándar, un proyector de puntos, etc. y el “Enclave seguro” para guardar la información.

Los analistas estiman que en lo que quede de 2017 (es decir, el trimestre de Octubre a Diciembre) Apple puede vender entre 30 y 35 millones de iPhone X. Si se mantiene la tendencia el resto del año, quiere decir. que habrá alrededor de 120 millones de personas con un dispositivo capaz de escanear su cara con un grado de detalle y fiabilidad hasta ahora no conocido en productos de consumo.

Los sospechosos habituales

Es fácil imaginar a organizaciones de seguridad (e inseguridad) frotándose las manos ante la posibilidad de que puedan acceder a ese sistema de escáner. Imagínate lo que podría ser para la privacidad que se pudiera instalar una app que registrara tu cara y la asociara a las coordenadas GPS.

Por poner unas siglas que permitan visualizarlo mejor: que el FBI pudiera colocar algún tipo de código en el iPhone que le permitiera monitorizar ciudadanos y que cada vez que utilizaran su teléfono enviara su imagen y sus coordenadas. ¿Cuánto pagarían por conseguir ese tipo de programa espía?

Por citar otro caso donde es fácil imaginar la finalidad, ponte en el lugar de alguna de esas redes sociales que tan poco aprecio han mostrado por nuestra intimidad, que pudieran acceder a esa información cada vez que usáramos su aplicación…

En fin, creo que se capta la idea.

Por supuesto, Apple ya ha previsto que su hardware y su software va a intentar ser violado por cuantos agujeros puedan encontrar, y es razonable pensar que han puesto siete candados en cada una de las puertas que se puedan encontrar para impedir que ningún escándalo de privacidad mancille la fama de “producto seguro” del iPhone.

Al fin y al cabo, esa seguridad también es un factor positivo muy destacado para la venta. Pero dado el mercado al que le interesa poder acceder a esa información, no cabe duda que Apple asume un riesgo enorme al implementar Face ID.

Esperemos que salga bien.

Seguiremos informando.

Si quieres saber más. sobre Face ID consulta este PDF de Apple sobre cómo funciona y este artículo en Soporte de Apple.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
3 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
gustavchile
gustavchile
4 years ago

cuando eres la empresa mas grande del mundo, se puede asumir todos los riesgos

uti
uti
4 years ago

Me parece bien lo de FaceID, pero no hubiera estado de más dejar TouchID, aunque fuera en la trasera del iPhone, como ha hecho Samsung. Desprenderse de una tecnología probada, optimizada y fiable, creo que es un error.

3
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x