Escribe tu búsqueda

Por qué FileMaker sigue siendo el rey, por Emilcar

Compartir

Y entre todo esto, teniendo de fondo los llantos de plataformas recién nacidas que sofocan el responso por empresas que ni se dieron cuenta de que estaban cayendo, en medio de este ruido de sables… tenemos a FileMaker, una roca sólida y confiable justo en el aspecto que más necesitamos los usuarios de Mac, el aspecto profesional.

Resulta curioso que en todo este tiempo de agitación no haya surgido una base de datos profesional que realmente le pueda plantar cara a FileMaker, pero resulta más curioso todavía el origen de la aplicación.

FileMaker comenzó a principios de los 80 siendo una pequeña base de datos en MS-DOS llamada Nutshell y creada por Nashoba Systems, una pequeña empresa de Massachusetts. La presentación del Macintosh en 1984 supuso un divorcio en el seno de la pequeña familia de Nutshell ya que sus desarrolladores entendieron rápidamente el potencial de la interfaz gráfica y quisieron migrar a la nueva plataforma. Sin embargo los distribuidores del programa preferían mantenerse en MS-DOS y así los programadores encontraron un nuevo distribuidor más propenso a aventuras y comenzaron a forjar su futuro bajo el nombre que todos ya conocemos: FileMaker.

Como una tortuga que transita por la arena en su camino hacia el mar tras salir de su huevo, a FileMaker y Nashuba todavía tendrían que esquivar unas cuantas gaviotas. Y la siguiente era de las gordas: Microsoft. La empresa de Redmon compró al nuevo distribuidor de FileMaker y se encontró con la incómoda realidad de que esta aplicación vendía más que su propia base de datos Microsoft File así que decidió matarla y negociar con Nashuba para quedarse FileMaker. Sin embargo estos prefirieron continuar la aventura por su parte.

Por aquel entonces Apple había formado una subsidiaria llamada Claris para distribuir software. Claris compró Nashuba y FileMaker se convirtió en su producto más importante, hasta el punto de que en 1995 Apple decidió sacar de la empresa todos los demás desarrollos y renombrarla como la conocemos ahora: FileMaker Inc.. Curiosamente, desde 1992 la aplicación tenía versión también para Windows, aunque su verdadero entorno de difusión ha sido y es la plataforma Mac.

FileMaker ha dado pasos firmes y pausados durante toda su vida, y no es sino desde hace poco que lanza una gran actualización cada año. Con el tiempo, una base de datos que ni siquiera era interrelacional se ha convertido no ya en una base de datos sólida y con soporte para un montón de tecnologías y dispositivos, sino en una auténtica plataforma para el desarrollo de aplicaciones profesionales de gestión, siendo este el acento que se pone en su última versión, la 16.

Resulta espectacular leer las frases con las que FileMaker promociona esta última versión:

La Plataforma FileMaker es un potente software de creación de apps personalizadas que funcionan a la perfección en iPad, iPhone, Windows, Mac y la web.

Aunque FileMaker nunca se ha promocionado a sí misma como una simple base de datos no deja de asombrar la perspectiva con la que han tratado de transmitir a los clientes la verdadera naturaleza de su capacidad. Desde ese Lleva tus datos del escritorio a la web de las versiones de finales de los 90 hasta el lema de esta versión 16, parece claro que FileMaker está segura de sus posibilidades y que los usuarios pueden confiar sus desarrollos y sus negocios a la plataforma, ya que les va a permitir evolucionar en el tratamiento de su información al mismo ritmo que evoluciona su entorno.

Resulta curioso escribir esto hoy, escribir las palabras confianza, seguridad… en una semana en la que hemos sabido que ejecutivos y trabajadores de SnapChat corrieron como locos a ejecutar sus opciones en los primeros segundos de salida a bolsa de la empresa, llevándose así directamente a sus bolsillos más de 2.000 millones de dólares de capitalización. Contrasta enormemente con aquella tortuga salida de un huevo en Massachusetts y que, tras innumerables periplos por la playa, por fin llegó al mar.

Emilio Cano, es el director de Emilcar FM, red de podcasts en español con más de 20 podcasts publicados entre los que destacad Proyecto Macintosh, el único podcast en español dedicado exclusivamente al Mac y a macOS, producido en colaboración con FAQ-Mac.

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share