¿Quién diseña las memorias USB?

Esta pregunta me la hago a menudo y cada vez que me llega una nota de prensa del lanzamiento de nuevas unidades por parte de los fabricantes habituales. El mercado de este tipo de periféricos es complicado, porque un dispositivo de este tipo debe reconocerse por su simplicidad, pero aún así, hay fabricantes que se empeñan en no entender como funciona un dispositivo de este tipo y lanzan al mercado “pendrives” nacidos para el fracaso.

Una memoria USB se destaca por tres cosas: Su diseño externo, que es lo que nos entra por los ojos, la velocidad de la memoria Flash y la calidad del controlador de memoria y la conexión (USB 1, 2, 3). Cuando nos regalan una memoria USB de tipo promocional, tenemos que tener claro que nos vamos a enfrentar ” a lo peor” es decir, a memoria lenta, controlador malo y velocidad de conexión con suerte USB 2, pero con grandes posibilidades de que sea 1. Adicionalmente para diferenciarse del resto de las memorias USB, un “form factor” exótico e incluso algún extra como linternas y cosas así.

Después están los fabricantes de memorias USB que ponen a la venta sus dispositivos y que combaten frente a un importante mercado OEM y que añaden hardware de más o menos mejor calidad y de nuevo se busca un form factor exótico para llamar la atención.

Pero ninguno de estos diseñadores, ya sean OEM o de “marca” parecen estar interesados en donde se conectan sus memorias USB. Salvo contadas muy contadas excepciones, los fabricantes de ordenadores (y otros dispositivos, como Televisores, DVDs, Hubs USB y más… ) destinan espacios mínimos a los conectores y si llevan más de uno los apiñan tan cerca unos de otros que en ocasiones, a pesar de tener dos conectores USB, solo puedes usar uno porque la memoria USB le sobresalen todos los michelines e impiden que se pueda conectar nada en el otro puerto.

FAIL

Veamos unos ejemplos de “malas memorias USB” en cuanto a diseño y usabilidad:

Las memorias redondas o con formas estrambóticas y en general, todas aquellas que desplazan gran cantidad de plástico alrededor del conector son una muy mala elección porque impiden el que se pueda conectar otro dispositivo en el siguiente puerto. Adicionalmente, todas aquellas que tienen tapa y esa tapa no se puede “conectar” a la memoria como el capuchón de un bolígrafo o similar acabarán sin tapa. Las de tipo deslizante (clip) suelen ser incómodas de usar porque el clip no se fija si no es con un movimiento deliberado y consiente del usuario. Además desplazan gran cantidad de plástico en los extremos (volvemos al punto 1). Como extra, las “anillitas” de alambre no son una buena solución para añadir una memoria USB al llavero u otra solución de sujeción: son débiles y al primer tirón o durante el uso prolongado acaban estirándose (y perdiendo la memoria USB)

GOOD

Memorias de tamaño discreto, con poco plástico alrededor del conector. Tapas que se pueden  añadir a la parte inferior de la memoria USB o tapas antipérdida (rotatorias) para proteger al conector. Agujeros que mejoran la portabilidad y resultan difíciles de romper.

Realmente no se quien tiene más culpa de todo esto: si los fabricantes de ordenadores/dispositivos que apiñan los puertos USB en espacios tan pequeños o los fabricantes de memorias USB que son incapaces de “ver” el entorno en el que se mueven y siguen empeñados en lanzar memorias con tamaños exóticos que acaban siempre en los cajones porque no pueden utilizarse sin tener que desconectar media docena de cosas.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
16 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Rafa Espada
Rafa Espada
9 years ago

De acuerdo en todo menos en lo del llavero!!! yo la llevo en en el llavero, cierto es que conseguí un sistema (no sé como se llama) que es muy sencillo de quitar, y la anilla es de un acero especial que bueno… llevo años, muchos años con ello.

[imgcomment image?psid=1[/img]

leotomsic
9 years ago

pronto la nube terminara de enviar a retiro a todos estos dispositivos.

jocoloso
9 years ago

#2 No, no… that’s not true!… that’s impossible!… NOOOOOOOOO!
Perdón, perdón, creí que habías dicho “No, I am your father”
XD

sault
9 years ago

La mejor que he tenido hasta ahora, la Sandisk Extreme 3.0. Es rapidísima, y su diseño lo suficientemente estrecho como para no inutilizar el puerto adyacente, tema éste en las casi todas fallan miserablemente.

sault
9 years ago

Para llevar en el llavero, la Corsair Voyager mini es mi favorita.

krollian
krollian
9 years ago

A mi me encantan las que tienen el pasador en la capucha. Atar la correa a la capucha es una gran ocurrencia.

¡La capucha es lo importante! Si lo que se pierde es la memoria ¿a quién le importa? Siempre podrás estar orgulloso de llevar colgado del cuello una bella u horrenda capucha. Stupendo, que diría Forges.

Mandibul
Mandibul
9 years ago

Aunque es un asimilado, rula lo mismo para los modems USB.
Ya llevo permanentemente un alargador de USB para poder usar los dos puertos.
#3 JAJAJA
#6 JAJ

Alquimista
Alquimista
9 years ago

El otro día compré estas:
http://www.transcend-info.com/Products/CatList.asp?LangNo=0&ModNo=359

Rápidas, pequeñas y resistentes a la par que elegantes.

antonioquevedo
antonioquevedo
9 years ago

A la unica marca que a aguantado mi “exhaustivo uso” (soy informatico) es el Sandisk. Son rápidos y muy fiables.

Yules
Yules
9 years ago

#8 Eso son memorias para sibaritas, Alquimista. La última que he comprado yo, para una amiga, ha sido una Toshiba de 16 GB por 9,50 €, eso sí, no sin antes advertirle que es un almacenamiento efímero y que no le confíe en exclusividad ni un solo archivo. Con la Transcend le hubiera advertido de lo mismo. 😉

Yules
Yules
9 years ago

#11 Pues en Amazon “sólo” cuesta 65,22, más o menos lo que yo pagué por mi primera tarjeta SD, una de 512 MB de marca “Nisupu” y menos de lo que pagué por una MiniSD de 2 GB o una MicroSD de 6 GB…;-)

Alquimista
Alquimista
9 years ago

#10 A eso se le llama clase. :mrgreen:

De todas formas la de 8GB me costó 10.43€ y la de 16GB, 13.03€ aprovechando una compra ‘masiva’ de CD’s y DVD’s a [ur=http://www.luxdisc.com/l]Jaydisc.com[/url], así que el precio es razonable.

Rafa Espada
Rafa Espada
9 years ago

#13 yo hago lo mismo, pero compro en nierle.com, la última compra pillé una docena de USBs de 2GB porque tengo unos jodidos colegas que nunca me devuelven las llaves USB!!!! jajajaja así por lo menos no se llevan las caras!!!

Alquimista
Alquimista
9 years ago

#12 El primer llavero USb que compré era de 512MB, me costó 32.000 pesetas y sustituyó a un fenecido ZIP 128 de Iomega que hasta entonces era mi ‘almacenamiento portátil’. Y todavía funciona.

Yules
Yules
9 years ago

Ay… mi primera colonia, Chispas. 😉 Mi primer llavero USB era de la prestigiosa marca Commodore, de 128 MB, aunque esperé que fueran más asequibles y lo compré en Jump (¿Ya no existen, no?) aprovechando una rebaja de 49€ a 39€.

Puede que llevase un año con él en el bolsillo cuando mucha gente todavía flipaba al saber que existía y que en él cabían unos 90 disquetes. A veces pienso que aquella es la misma gente que ahora dice que sin una entrada USB no se puede vivir. 😉

16
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x