Por qué Apple debería seguir fabricando un Mac Pro

 

Sobre el papel, puede que el Mac Pro ya no sea un producto viable, pero sería un error que Apple abandonara el concepto que transmite. Como el Power Mac antes que él, el Mac Pro fue diseñado para ser el ordenador personal más potente que Apple sabe hacer. Ese objetivo debería seguir manteniéndose, incluso aunque los productos individuales que intentan conseguirlo evolucionen.

¿Por qué es importante? Si Apple produce un nuevo Mac que sea más rápido que cualquiera de los modelos actuales, ¿comenzará la gente a comprarlo en grandes candidades, prefiriéndolos a los portátiles, tabletas y teléfonos que están comprando hoy? No. ¿Tal vez porque un Mac que sea muy rápido puede venderse tan caro que haga que los beneficios que genera sean significativos, a pesar de que se vendan pocos? No, tampoco pasará eso. ¿Hay alguna garantia de que un nuevo Mac que sea alucinantemente rápido se traduzca en beneficio alguno para Apple? desgraciadamente, no.

Entonces ¿por qué Apple debería tomarse la molestia de crear un auténtico sucesor del Mac Pro? Sería un alivio deshacerse de él, ¿verdad?

En la industria del automóvil hay lo que es conocido como el “coche halo”. Aunque no conozcas el término, puede que sí conozcas algunos ejemplos. El Corvette es el coche halo de General Motors. Chrysler tiene el Viper.

La inmensa mayoría de la gente que compra un Chrysler comprará un coche diferente al Viper. Lo mismo pasa con GM y el Corvette. Estos coches son caros de desarrollar y de mantener. Debido a las pocas ventas, la mayoría de los coches halo no se traducen en beneficios para los fabricantes.

Entonces ¿por qué los fabricantes de coches se empeñan en producir caros modelos que apenas se venden? Repasemos las razones:

La primera es Prestigio. Aunque poca gente puede permitirse un Viper, su mera existencia hace que los coches más baratos del mismo fabricante que tengan aunque sea un lejano aire deportivo sean más atractivos para los compradores. Sí, no tiene sentido, pero es un fenómeno muy real. El término “efecto halo” se lleva usando desde al menos 1938.

Los coches halo obligan a los fabricantes de coches a llegar hasta sus límites. Los equipos de ingeniería ponen todo su poder y habilidad en crear el mejor coche posible. Este ejercicio lleva inevitablemente a la exploración de nuevas tecnologías. Los experimentos fracasados se olvidan, pero los que triunfan con el tiempo se adaptan para usarse en coches más normales del mismo fabricante.

El Mac Pro es el coche halo de Apple. Es la oportunidad de Apple de fabricar el ordenador más rápido y potente que pueda, superando sus propios esfuerzos anteriores y todo lo que haya hecho la competencia. El Mac Pro es el programa espacial de Apple, su cohete a la Luna. Es el lugar donde se estudian las nuevas tecnologías.

Siempre es mejor experimentar en tu producto nicho que en tu fuente principal de ingresos. Hay montones de historias de éxito que empezaron primero en el Mac Pro.

Piensa en todas las tecnologías que debutaron en los Macs de alta gama: discos duros, color, FireWire, múltiples CPUs, CPUs multinúcleo, CPUs de 64 bits, GPUs programables, procesado de vídeo en tiempo real. Todo esto tuvo la oportunidad de ponerse a prueba en máquinas que la mayoría de la gente no compra. Cuando se incluyeron en Macs “normales”, Apple tenía suficiente experiencia como para hacerlo correctamente.

En cuanto al prestigio, tal vez pienses que la existencia del Mac Pro tiene cero influencia en el comprador medio de MacBook. Pero las cosas cambian cuando te vas acercando a los productos de gama alta. El PowerBook G4 Titanium era aún más impresionante porque incorporaba una CPU que anteriormente sólo estaba disponible en el “superordenador” Power Mac G4 de Apple.

Ya sé que he usado el presente cuando he dicho que el Mac Pro es el coche halo de Apple, pero eso no ha sido así desde hace tiempo. Permitiendo que la línea Mac Pro se marchite durante tanto tiempo Apple ha negado cualquier efecto de prestigio y ha abandonado un territorio donde podría empujar sin riesgo los límites del rendimiento de un PC.

Sé lo que piensas: eso era antes, y esto es ahora. ¡La era de los PCs de alta gama ha pasado! Pero los coches halo son aún más absurdos que los PCs de alta gama. Hay auténticos límites en el rendimiento de los coches. Todo lo que lleve un humano dentro tiene unos límites que no se pueden transgredir sin que el alma abandone el cuerpo del conductor.

Sin embargo, para ser justos, el rendimiento bruto no es la única frontera tecnológica que merece la pena romper. Apple sigue empujando los límites en muchos otros frentes: miniaturización, eficiencia energética, procesos de fabricación, materiales, y por supuesto, experiencia del usuario.

Esto nos lleva a la razón última y posiblemente más importante por la que existen los coches halo y por la que el Mac Pro—o su equivalente espiritual—debería seguir existiendo. Hablemos del Lexus LFA, un coche halo desarrollado por Toyota a lo largo de diez años. (Lexus es la marca de lujo de Toyota). Cuando el LFA se lanzó finalmente en 2010, se vendía por unos 400.000 dólares. Un año después, sólo se habían vendido 90 LFAs. A final de 2012, se detuvo la producción, como estaba planeado, después de fabricar 500 coches.

A todo el que le guste mirar hojas de cálculo esto hará que le tiemblen las rodillas. El LFA es un fracaso prácticamente en cualquier medida que se utilice.

La explicación para la aparente locura de este producto es muy sencilla. Akio Toyoda, el CEO de Toyota, ama los coches rápidos. De verdad, ¡es un apasionado! Y eso es todo. Esa es la gran razón. Por eso el mayor fabricante de coches del mundo dedicó diez años y más de mil millones de dólares a desarrollar un coche que prácticamente nadie poseerá – ni conocerá. También explicar por qué Toyota desestimó el diseño del chasis del LFA y volvió a empezar de nuevo con fibra de carbono a mitad del proceso de desarrollo. (¿A que suena a movimiento del estilo Steve Jobs?)

Todas las razones habituales que has escuchado por las que Apple debería abandonar el mercado de los PCs de alta gama tienen un razonamiento lógico y financiero. Pero no tienen importancia.

Apple debería seguir empujando los límites del rendimiento de los PCs porque es una empresa que ama los ordenadores personales. Si Apple no puede asumir eso, dan igual todas las razones prácticas y completamente válidas para seguir persiguiendo metas superiores en la gama alta. La batalla espiritual ya habrá perdido.

Una artículo de John Siracusa en su blog Hypercritical

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Alquimista
Alquimista
9 years ago

[url=http://www.macbidouille.com/news/2013/03/12/une-nouvelle-etape-vers-la-concretisation-du-projectq]Une nouvelle étape vers la concrétisation du ProjectQ[/url]

sault
9 years ago

Apple no es “una empresa que ama los ordenadores personales” Apple es una empresa que, como las demás, están para ganar dinero. Punto.

Alberto Lozano
Alberto Lozano
9 years ago

En realidad, el producto halo de Apple ha sido el iPhone.
La aparición del iPhone supuso un incremento brutal de ventas de ordenadores de Apple.

asiersylvano
9 years ago

Ante todo, muy buen artículo, es un tema candente de Apple.

Estoy de acuerdo con todo, pero tal vez se nos está pasando por alto lo más obvio: la segunda palabra de “Mac Pro” y todo lo que conlleva.
Pro de Profesional, sector al que pertenezco, así que hablaré desde mi experiencia tratando de transmitir el sentir popular del sector profesional respecto a la actitud de Apple con sus torres.
Concretamente, soy técnico de sonido, de estudio (no hago directos, vale, soy uno de esos “MacFreaks” que viven encerrados), y no conozco ningún estudio relacionado con música o sonido, por modesto que sea, que esté basado en Windows o Linux. En cuanto a Linux, no existen las herramientas standard, de uso obligatorio por cuestiones de compartición de archivos y sesiones entre técnicos, productores, músicos, etc. (a.k.a. ProTools), y en cuanto a Windows…bueno, hoy en día te puedes montar un pepino termonuclear clónico supersónico, o comprar uno de marca (pagándola cara, por cierto), pero todas las experiencias que conozco, por mucho que se hayan gastado, han resultado frustrantes candidatas a lanzamiento de CPU desde ventana; es un tema de estabilidad, lo siento, Windows no es, ni será jamás, lo estable que, al menos en el sector Sonido, necesitamos…imaginemos un día de trabajo normal, que viene, qué sé yo, Paco de Lucía a grabar un concierto de guitarra sobre una orquesta grabada previamente; tanto lo que él graba como la base orquestal, como su propia guitarra en directo que él escucha por los auriculares tiene que sonar prácticamente en tiempo real. No se puede permitir una milésima más de latencia que la que las propias condiciones físicas (longitud de cables…) o las especificaciones del hardware imponen. Quiero decir que si la base orquestal, supongamos de Big Band, con arreglos etc. tiene 80 pistas, el procesador tiene que estar muy fino a lo que está o Paco se cabrea. En definitiva, que no te puede salir un perrito a indexar yoquesé en mitad de la grabación, creo que me explico.

Así que retomando el principio de mi comentario, Apple nos tiene muuuuuy desorientados; el sector profesional (sobre todo en lo que yo me dedico, la música) va siempre ahogando procesador; los efectos virtuales cada vez suenan mejor y presumen de increíble definición, pero consumen mucho, siempre más de lo debido…imagináos 128 pistas a tope.
Así que, incluso si eres alérgico a las manzanas, Apple es tu única opción (y huelga decir que hace muchos años que todo se graba o se vuelca en un HD, así que no hay salida), pero nos sentimos abandonados, como hijos desheredados. Digo hijos porque, invocando ya el sentimentalismo, debemos recordar que el sector profesional fue los cimientos de la compañía, y la soga a la que se aferró cuando a punto estuvo de naufragar; fieles desde el principio, no por moda o presumir de cool (algo que, reconozcámoslo, sí que sucede con los dispositivos iOS y mucho, y es su arma de proselitismo), simplemente porque Apple nació con el sector profesional en mente más que cualquier otro. Aún hoy, los sistemas más modernos de ProTools se basan invariablemente en tarjetas PCIe, y aunque hay soluciones para adaptar a Thunderbolt, implican latencia, limitación de ranuras y gasto absurdo del presupuesto…

En cuanto al sector del Video, no sé mucho, pero debe estar por el estilo; hay un grupo creado en FaceBook que se llama We Want A New Mac Pro, liderado por un técnico de video cuyos posts se han tornado tragicómicos desde que no hace mucho, empujado por los requisitos de sistema de Adobe, se vio obligado a hacer un Contra-Switch y compró un Dell de esos tope de gama que cuestan un riñón…y al segundo día ya estaba deseperado pidiendo no sé qué drivers a la puerta de una iglesia…

Desde nuestra posición se comprenderá la forma que Apple ha tomado ante nuestros ojos, por muy maquero que uno sea: la de una empresa con mala memoria que, al menos de momento, ha abandonado a sus más fieles (aunque minoritarios, vale) usuarios doblegada ante las cifras de ventas de sus teléfonos. Y dicho esto, y dado que se trata de Apple, no tengo más remedio que levantar mi dedo acusador contra la avaricia empresarial, ya que dudo que en una empresa en la que pagan una nómina a un tío sólo por diseñar embalajes anden escasos de recursos, personal o presupuesto para, al menos, dedicar un pequeño porcentaje CONSTANTE a un departamento desarrollo de hardware profesional. No pido revoluciones Jobianas cada 6 meses, no pido nada que con un pelín de presupuesto no se pueda hacer…y lo harían mejor que el resto, de eso no hay duda…y seguirían contando con nuestra total fidelidad, que creo que aún tienen…aunque no por mucho tiempo, como esa bestia que tienen incubando tarde mucho en nacer. Pueden ponerle el precio que les de la gana, no es para el usuario medio; pueden hacer tiradas de producción cortas, no se venderá mucho; pero ojo, si pretenden vender uno sólo de los (supuestamente!) futuros Mac Pro no deben olvidar que si alguien aún los compra es porque la competencia no supo estar a la altura, no por méritos propios.

4
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x