Esos negocios de Apple de los que nunca sabremos nada…

Todos pensamos que Apple es una empresa monolítica, con sus negocios basados en la venta de iPhones, iPods, iPads y Macs. Pero no es tan sencillo. De los beneficios que obtiene unos los guarda debajo de un ladrillo y otros los reinvierte, sólo que lo hace a través de una empresa "secreta".

La empresa de Apple de la que nunca has oído hablar se llama Braeburn Capital, una empresa de gestión de activos radicada en Nevada. Desde aquí se manejan más de 100.000.000.000$ (sí, cien mil millones de dólares) y la cantidad no deja de subir trimestre tras trimestre. Pero

¿Quién es Braeburn?

Braeburn es una subsidiaria de otra empresa mucho más famosa, y que tiene como misión manjear el dinero de Apple.

Cuando se creó Braeburn, la cantidad de dinero era modesta, aunque masiva para cualquier otra métrica: 10.000 millones de dólares. Si avanzamos 6 años, la montaña de dinero ha crecido a niveles desproporcionados. Apple anunció publicamente el 30 de junio de 2012 que su liquidez disponible era nada menos que de 117.221 millones de dólares. Esos son los activos que Braeburn tiene que gestionar.

Sin embargo, intentar averiguar algo de Braeburn no aporta gran cosa. CapitalIQ tiene la siguiente descripción de la empresa: “Braeburn Capital Inc. es el brazo de gestión de activos de Apple Inc. La empresa invierte en los mercados de valores. Braeburn Capital Inc. se fundó en 2006 y tiene su sede en Reno, Nevada.” Y eso es todo, no hay especificación de en qué inversiones en los mercado de valores ha invertido Braeburn, como era de esperar.

Bloomberg igualmente ofrece una información minimalista:

Curiosamente, el único vínculo público entre Braeburn y Apple puede encontrarse en uno de los directivos, Gary Wipfler, que es el tesorero de Braeburn.

Para encontrar otras informaciones sobre Braeburn hay que referirse al NYT, y a un artículo comentando la capacidad de Apple para sortear las leyes impositivias de los Estados Unidos a las empresas, algo que, por otra parte, tratan de hacer todas en la medida de sus posibilidades..

En 2006, mientras las cuentas bancarias de Apple se llenaban y el precio de sus acciones subía, los ejecutivos de la empresa vinieron a Reno y establecieron una subsidiaria llamada Braeburn Capital para gestionar e invertir el dinero de la empresa. Braeburn es una variedad de manzana que es a la vez dulce y ácida.


Hoy, las oficinas de Braeburn están al final de un pasillo dentro de un edificio corriente que está enfrente de un restaurante abandonado. Dentro de esas oficinas hay carteles de iPods de colores y un gran logotipo de Apple, así como mesas y ordenadores.

Cuando alguien en los Estados Unidos compra un iPhone, iPad o algún producto de Apple, una porción de los beneficios de esa venta se deposita en cuentas bancarias controladas por Braeburn, y después se invierte en acciones, bonos u otros instrumentos financieros, dicen ejecutivos de la empresa. Después, cuando esas inversiones producen un beneficio, Apple no paga ningún tipo de impuesto sobre esos beneficios, gracias a las leyes fiscales de Nevada.

Desde que fundó Braeburn, Apple ha ganado más de 2,5 miles de millones de dólares en intereses y dividendos sobre sus reservas de dinero e inversiones en todo el mundo.

Por supuesto, Apple se niega a discutir el papel de su gestor de activos en Nevada, aunque simplemente sigue el camino de miles de empresas que aprovechan la legislación de ese estado para pagar menos impuestos. Si Apple quisiese pagar más impuestos, podría hacerlo, pero eso la situaría en una desventaja competitiva frente a sus rivales y sería un flaco favor a sus accionistas..

Hay mucho más en el artículo del New York Times pero, en resumen, mientras que Apple ahora usa Braeburn básicamente canalizar sus inversiones y no pagar impuestos por los beneficios de esas inversiones, no se puede negar que con un balance economico que en dos años puede estar sobre los 200 mil millones de dólares, dedicar aunque sea una modesta cantidad de ese dinero a Braeburn convertiría a Apple en el banco, sociedad de inversiones o gestor de activos mejor capitalizado del mundo. De hecho, actualmente Apple tiene más dinero disponible que la propia Reserva Federal de EE. UU., que se conforma con “apenas” 60.000 millones de dólares.

Además, Braeburn no tiene obligación de informar: no tiene que depositar ningún documento de Revelación Pública de Asesoría en Inversiones (Investment Advisor Public Disclosure -IAPD) porque no es un consejero de inversiones con varios partícipes: sólo gestiona millones de dólares en nombre de Apple. Tampoco tiene que presentar el impreso 13-F en la SEC sobre sus posiciones en inversión. Como tal, al no estar limitado por tener que invertir sólo en “posiciones largas”, puede hacerlo en lo que desee, como seguros de pago de hipoteca, opciones sobre acciones de Samsung, o swaps sobre el bono americano que reportarían beneficios si la Reserva Federal llegase a suspender pagos. No estamos diciendo que esas sean las inversiones de Apple, pero como no tiene que informar de nada, es totalmente opaca, puede tener en cartera cualquier tipo de instrumento financiero que podamos imaginar. Con esos volúmenes tan elevados de efectivo, ¿quien se resiste a quedarse con unas cuantos productos exóticos?

Además, también puede canalizar por ahí su toma de participación en empresas que luego puede llegar comprar totalmente. Mientras va acumulando participaciones, no se hace público y no se sabe nada hasta que ya es demasiado tarde para reaccionar.

Nadie lo sabe: y esa es la belleza de Braeburn, segun Zerohedge: es la mayor sociedad de capital riesgo de la que nadie ha oído hablar, y de la que nadie sabe qué activos maneja. Y (también) es de Apple.

In this article


Join the Conversation

11 comments

  1. b1b72ed7

    Flipo!!! Al final es cómo siempre se dice… “lo complicado es ganar el primer millón”!!! 😕

  2. sault

    Es el artículo mas interesante que he leído hace tiempo. Bravo¡

  3. autoy

    Muy interesante Alf.

  4. caragulillu

    Interesante, muy bueno Alf!

  5. pedromaiquez

    Alf, me parece sencillamente LAMENTABLE que justifiques o que no critiques la evasión de impuestos bajo el peregrino argumento de que otras empresas también lo hacen y que la ley lo permite.

    Me gustaría explicarte que la evasión de impuestos es un fraude de ley en esos casos y que perjudica a los compradores de Apple tanto como lo hacen otras compañías. Y me gustaría explicarte también que eso Apple lo hace en más de una ocasión, y entre ellas se encuentra con la pirria declaración de beneficios que hace en España a través de su sede en Irlanda, otra economía de paraiso fiscal en cuanto al impuesto de sociedades.

    Mucho apoyo al producto Apple OK, apoyo al fraude fiscal de una empresa que produce en condiciones de trabajo “ajustadas” y con altos márgenes y que luego intenta dárselas de RSC, sólo digo una cosa: ASCO. Y trabajo en una multinacional, que conste.

  6. Mandibul

    #5 Como dice Les Luthiers “estás argumentando fuera del tiesto”.
    Como va a ser Apple o una de sus empresas una defraudadora?

    Apple como todas las empresas y personas con dos duros intenta, no, ESTÁ OBLIGADA a pagar los menos impuestos p

  7. Mandibul

    [Perdón. Necesito un iPad mini]
    A pagar los menos impuestos posibles que legalmente pueda.

    Para que quede claro: es éticamente reprobable pagar maás impuestos pudiendo pagar menos. El empresario que lo haga (que no existe) es un estúpido que pone en riesgo el trabajo de los empleados y la rentabilidad de los accionistas que arriesgaron y confiaron en esa empresa.

    Todo lo demás es demagogia o mentira.

  8. pedromaiquez

    Corrijo: elusión de impuestos (no es ilegal, es descaradamente abusiva y perjudicial para la economía del país que aprovecha el paraíso fiscal o vacío legal).

  9. Alf

    #8 Pedro, dos comentarios: el primero yo no justifico ni entro en valoraciones. Cuento lo que hay.
    Segundo, Apple no hace nada mal. Los propios estados que conforman lo que conocemos como Estados Unidos de América tienen diferentes legislaciones fiscales que permiten que las empresas decidan dónde ponen sus sedes. Lo mismo ocurre en España (en mucha menor medida) donde ciertas comunidades autónomas tienen ventajas fiscales o eliminan determinados impuestos para favorecer que las empresas se establezcan allí (algo que, a lo mejor, sin esos incentivos no harían).

    No es que Apple tenga cuentas en las Islas Caimán (que a lo mejor las tiene), simplemente en vez de tributar por todos sus beneficios en California, unos los contabiliza allí y otros en Nevada. Yo no veo qué hacen mal. En todo caso debería ser el Congreso de todos los EE.UU. el que creara una ley superior que obligara a uniformar impuestos y obligaciones (algo que va en contra de la propia sicología americana y que provocaría una rebelión ante semejante ataque a la autonomía de los estados para gobernar).

  10. Alf

    Además, vaya por delante que todo el artículo ha sido supervisado por Ramón Boj, asesor de inversiones, para intentar garantizar que los términos técnicos son correctos.

    Gracias (una vez más) Ramón, por tu tiempo y tu paciencia.

  11. Ramón Boj

    De nada 😉

    Un comentario más. Respecto a lo de que en España no paga impuestos y los paga en Irlanda, el caso es el mismo: España e Irlanda son dos estados miembros de la UE y la zona Euro y Apple simplemente optimiza sus sedes en función de los incentivos fiscales. En este caso concreto, además, no es simplemente un tema fiscal, Apple tiene fábricas en Irlanda. De hecho mi MacPro está fabricado allí.

    Desde luego, es opinable la ética del comportamiento de Apple y otras empresas, pero mucho menos criticable que el de empresas que no es que busquen optimizar su tributación, es que directamente no pagan sus impuestos ni la seguridad social y tienen enormes deudas con Hacienda. No hay que buscar muy lejos para encontrarlas: son esos “adorables” clubes de fútbol españoles.