El nuevo iPod nano a fondo

Apple ha hecho todo lo posible porque el nuevo iPod nano (la séptima generación) no se confunda con uno de sus dispositivos que utilizan iOS (tal y como lo conocemos), aunque al mismo tiempo mantiene los elementos que han hecho famosos a sus hermanos mayores: la pantalla táctil y el boton de inicio.

Las diferencias, tal vez serán demasiado sutiles para el consumidor no informado, pero están ahí: el botón de inicio tiene un círculo, en vez de un cuadrado de esquinas redondeadas y los iconos, en vez de el estándar de idéntica forma en el iPhone e iPod touch (cuadrado de esquinas redondeadas) también son redondos.

Estas variaciones, unidas a la combinación de colores y a su nuevo formato podrían hacer, fuera del contexto de una tienda Apple, que el nuevo iPod nano se tome por alguna imitación de fabricante desconocido, antes que por la manzana que llevan grabada en la parte trasera.

La caja del iPod nano

Como en el caso del iPod touch, la caja del iPod nano viene personalizada a juego con el color del dispositivo. En mi caso, el “aburrido” color plata, pero ese pequeño detalle ayuda a transmitir al usuario el extremado detalle y cariño con que se fabrica el producto.

No hay blisters, ni alambres que sujeten los cables. Todo está perfectamente enrollado y colocado, creando una composición armónica que parece decirle al que mira: 

“Eres el primero que me va a tocar. Gracias por elegirme”

Por supuesto, puedo escuchar a los cínicos reirse del “ritual” del desembalaje de un producto Apple, pero es que tal vez hace tiempo que no desembalan productos de otras marcas (me da igual si son televisores, muebles o lámparas): empiezas a sacar cosas de la caja y a ponerlas a tu alrededor para hacerte una idea de cómo es y cuánto te va a costar comprenderlo.

En los productos Apple no es así. Todo lo tienes a la vista y está presentado de manera que puedas avanzar ordenada y limpiamente. Como en todo, puedes disfrutar de ello o puedes decir que eso no tiene ningún valor. Pero eso no hará que deje de ser cierto.

Los elementos que incluye la caja del iPod nano de séptima generación son:

– El iPod nano

– El cable USB-Lightning

– Los auriculares (sin micrófono ni control de volumen)

– Instrucciones (Español y portugués) y pegatinas de la manzana

Para desprender el nuevo iPod nano de su carcasa protectora hay que combar la pieza de plástico (como se ve en la imagen) hasta que “desborde” y puedas sacarlo. En esto se diferencia del embalaje del iPod touch, porque en el caso de aquel, la pegatina se utiliza para fijar aún más el dispositivo a la pinza, de manera que primero hay que quitarla para poder extraer el dispostivo.

Para quitar la pegatina fácilmente, busca la pestaña dejada a tal efecto, y ue encontrarás en la parte inferior del plástico (en la esquina inferior derecha según se mira el dispositivo).

Configuración del iPod nano

Afortunadamente, con el paso de los años Apple hay ido siendo más generosa con la cantidad de batería que traen sus dispositivos nada más sacarlos de la caja, lo que permite que puedas empezar a usarlos sin necesidad de buscar con desesperación un ordenador o un enchufe para poder cargarlos.

Al encenderlo, lo primero que aparece es una pantalla para que selecciones el idioma del dispositivo:

Y ya está, automáticamente accedes al menú de aplicaciones en forma de iconos redondos. Puede que no sea obvio a primera vista, pero hay más aplucaciones de las que caben en la pantalla, así que para ver las otras, tienes que desplazar con el dedo hacia la izquierda (el número de pantallas ocupadas se indica por los puntos situados en la parte inferior central de la pantalla).

Recuerda que el iPod nano no tiene altavoz, así que para escuchar sonido tendrás que conectar unos auriculares.

Apple ha preferido dejar a la vista las aplicaciones que se utilizarán más frecuentemente y en la segunda pantalla las menos usadas.

Además, según los contenidos o conexiones, aparecerán nuevas aplicaciones. Por ejemplo, si tenemos audiolbros, aparecerá una aplicación específica para escucharlos.

Si conectamos unos auriculares con micrófono, aparecerá la aplicación Notas de voz:

Para reorganizar los iconos para tener a mano las aplicaciones que utilices habitualmente (o dejar de ver las que no utilices), tienes que mantener el dedo presionando sobre el icono de una aplicación hasta que empiecen a temblar, entonces podrás arrastrarlas a la ubicación que prefieras.

Los controles del iPod nano

El iPod nano tiene una simplificación extrema de los mandos. El botón Inicio (o Home) te permite salir automáticamente de la aplicación que estés utilizando sin necesidad de desplazarte por la pantalla táctil deshaciendo la ruta.

Además, en la mitad superior tiene el botón de bloqueo / encendido (pasado un determinado tiempo sin ser usado, el iPod nano se apaga para conservar la batería y para encenderlo tendrás que pulsar ese botón) y en el lateral los botones de volumen. Para mi gusto, con un relieve insuficiente para encontrarlos cómodamente sin necesidad de tener que mirar al dispositivo.

En la parte inferior encuentras el conector Lightning y la toma de auriculares.

Y ya está. La suma de la pantalla táctil unido a los mandos minimalistas hace que sea un reproductor apto para todos los públicos y edades, con una sencillez de manejo remarcable.

Ajustes del nuevo iPod nano

Esta nueva versión del iPod nano añade nuevas funcionalidades que no estaban presentes en la anterior generación (pero si en otras precedentes) y mantiene algunas de las innovaciones de su anterior formato. Aún así, es predecible que Apple irá ampliando las capacidades y recursos del dispositivo a medida que pase el tiempo (como ya hizo en la versión anterior).

La primera pantalla de Ajustes es muy sencilla y se nota que Apple ha hecho un esfuerzo porque todo quede a la vista (destacamos el pequeño olvido de traducción de Reset Settings (Volver a los ajustes de fábrica):

Bluetooth:

Debes activarlo si utilizas unos auriculares inalámbricos con esa tecnología, aunque debes saber que reducirá la duración de la batería.

Ajustes Generales:

Las opciones de configuración son:

Brillo, Fondo de pantalla, Fecha y hora (deberás poner en hora el dispositivo), Idioma y Accesibilidad.

La mayor parte de las opciones son autoexplicativas, pero nos detendremos en dos en concreto: Fecha y hora y Accesibilidad.

Dentro de Fecha y hora, aparte de las opciones habituales de configuración como la zona horaria, si queremos un relo de 24 horas (en vez de 12), etc. se encuentran también el tipo de reloj que podemos fjar como salvapantallas (es decir, lo que veremos cuando saquemos el iPod nano del reposo). Al igual que ya ocurría con la anterior versió, Apple ha incluido algunas variantes, que os enseño en la imagen:

En total seis variantes de reloj para que puedas personar esa pantalla a tu gusto. Si vas a elegir el último modelo (el que muestra las horas de tres ciudades simultáneamente), dentro de esos mismos ajustes tienen uno que se llama Reloj Mundial que permite seleccionar qué ciudades quieres tener controladas).

Además, claro, tienes la aplicación Reloj (por omisión en la segunda pantalla) donde puedes acceder al reloj seleccionado así como al cronómetro.

Los Fondos de pantalla, que vienen “tematizados” de acuerdo al color del iPod, son absolutamente rácanos y aburridos, y no permiten ningún tipo de variación (no puedes elegir una foto como fondo de escritorio, por ejemplo)

Por último, en cuanto a los ajustes generales, las opciones de accesibilidad se reunen en cuatro opciones: VoiceOver (ver imagen), Audio mono, Invertir colores y Triple clic en inicio (que permite -si se marca- activar o desactivar Voiceover o Activar y desactivar el invertir colores).

Ajustes de música

Como en el resto, las opciones son básicas: Agitar para aleatorio (moviendo el iPod salta de canción), Ajuste de volumen (para que todas las canciones suenen al mismo volumen -más o menos), Ecualizador (por si prefieres un ajuste personalizado), Límite de volumen (para que el dispositivo no supere el máximo recomendado para no perjudicar tu aparato auditivo), Fundido de audio (para que una canción se funda con la siguiente, sin silencio intermedio), Agrupar recopilaciones (para que los discos que están formados por muchos artistas (pero tienen un nombre común) aparezcan juntos dentro de su apartado “recopilaciones”.

Ajustes de vídeo

Opciones para iniciar la reproducción donde se detuvo (o desde el principio) cuando interrumpimos el visionado de un vídeo, Audio alternativo (si la película tiene varios idiomas), Subtítulos opcionlaes (si película los incluye) y Subtítulos (si la activas, siempre que la película los tenga te los mostrará).

Ajustes de radio

Sólo dos opciones en los ajustes de radio (recuerda que tienes que tener conectados unos auriculares para que funcione, ya que los auriculares hacen de antena): Selección de región y Pausa en directo (que puedas dejar de escuchar la radio para hacer otra cosa  -atender al teléfono, etc- y cuando vuelvas puedas reanudar donde lo dejaste.

Ajustes de fotos:

También opciones mínimas, con poca capacidad de personalización: Tiempo por diapositivas (entre 2 y 20 segundos), Repetir (el pase, o sea que al llegar a la última vuelva a la primera) y Fotos aleatorias (que las reproduzca en orden aleatorio).

¿Para poner música a un pase de diapositivas?

Tendrás que ir a Musica, seleccionar la canción que quieras, empezar a reproducirla, pasar a fotos, seleccionar la carpeta e iniciar la reproducción del pase (seleccionando la primera foto y dándole al botón de reproducir).

Sobre la reproducción de medios

La pantalla del iPod nano está pensada para poder reproducir películas en formato 16:9 a pantalla completa.

(vídeo)

La calidad es sorprendente y con los auriculares es fácil sumergirse en la acción y olvidarse de lo pequeña que es la pantalla. 

Desgraciadamente, este formato choca frontalmente con el formato de las fotografías, lo que hará que su reproducción no sea muy estética, dejando unas bandas negras a los lados que reducen aún más la superficie utilizable.

Sólo cuando ampliemos una foto (haciendo doble clic sobre ella) ocuparemos toda la pantalla:

¿Cómo meto contenido en el iPod nano?

Por mucho que nos hayamos acostumbrado a iCloud y mucha sincronización Wi-Fi que Apple haya implementado, la única forma de introducir contenido en el iPod nano es conectándolo físicamente al ordenador. Y es una pena, porque una sincronización inalámbrica (bien desde el ordenador o bien directamente desde nuestra cuenta en iCloud) hubieran hecho del iPod nano algo auténticamente maravilloso.

Igualmente, la conexión al ordenador significa dos cosas: que no podemos desenchufar alegremente el iPod para llevárnoslo (hay que expulsarlo primero) y que podemos utilizarlo como disco duro portátil copiando archivos directamente cuando aparezca montado en el escritorio.

Curiosamente, apenas lo conectemos al ordenador, aparecerá un mensaje de que ya tiene una actualización de software disponible:

Conclusiones

El iPod nano es una auténtica novedad en el catálogo de Apple, un escalón por debajo del iPod touch pero que ofrece una simplificación de sus funciones al no poder utilizar las aplicaciones de la tienda iOS. Es extremadamente ligero (30 gr.), delgado (5,4 mm. de grosor) y muy resistente, con su carcasa de aluminio y frontal de cristal. Su pantalla de 2,5 pulgadas cumple (en general) sobradamente con lo que se espera, los movimientos son ágiles y el dispositivo responde inmediatamente.

Su batería permite reproducir música durante alrededor de 30 horas y se carga completamente en 3 horas (y en 1,5 horas carga hasta el 80%).

Un problema que he encontrado es que, al sincronizar películas desde iTunes, a pesar de que aparecen dentro de la app, no se reproducen. Esto puede dejar a buena cantidad de usuarios rascándose la cabeza, o, peor aún, encontrándose en un viaje largo con que lo que pensaban ver no pueden hacerlo. Sospecho que tendrá que ver con la calidad a la que están importadas las películas en iTunes y que el iPod nano no puede reproducirlas, pero eso es poco consuelo para el que lo sufre.

Según dice Apple, el iPod nano admite vídeo H.264 a 720 por 576 píxeles, a 30 fotogramas por segundo y MPEG-4 de hasta 2,5 Mbps, 720 por 576 píxeles, a 30 fotogramas por segundo.

De hecho (ignorando voluntariamente ese anacronismo llamado iPod Classic), en todo caso establece un salto excesivo desde el iPod shuffle -sin pantalla, sin opciones, sin… al iPod nano.

¿Para quien es el iPod nano?

Para todos aquellos que quieren un reproductor multimedia ligero, resistente, pequeño y manejable que no les trasmita la sensación de que se juegan la vida si se les cae, se les pierde, se lo “sustraen”, mientras hacen ejercicio, usan el transporte público, o simplemente se mueven por la casa conectados a su música, sus audiolibros o la radio.

El iPod nano se vende con una única capacidad de 16 GB y en una variedad de colores: rosa, amarillo, azul, verde, morado, plata y grafito a un precio de 169 euros con IVA.

¿Dudas? Déjame un comentario.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
7 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
xaxv
xaxv
10 years ago

El producto mas feo, mal diseñado, horroroso en lineas e interfaz… Asi hasta el infinito, que Apple ha sacado al mercado en muuuuuucho tiempo. Yo de hecho tengo que retroceder la memoria mas de una decada para encontrar algo que se le asemeje.

Si antes de la Keynote se hubieran filtrado fotos de esto no se lo hubiera creido nadie. Es mas, viendo la conferencia, al presentarlo, no me lo podia creer y lo estaba viendo. Esas esquinas, ese marco blanco, esos HORROROSOS iconos redondos, esa pegatina sobre el reproductor… Es que no acabaria nunca. Esto no es lo tipico que los chinos copian, es lo tipico que los chinos diseñan.

En vez de mejorar el genial diseño del Ipod/reloj y añadirle funciones de comunicacion con iOS, algo tremendamente sencillo para Apple, de forma que al recibir un sms lo pudieramos leer en el iPod, o un email, o poder manejar los controles del reproductor de video, o incluso funciones mas arriesgadas como usar los datos de un acelerometro/giroscopio para control de juegos… En vez de estas cosas utiles en un dispositivo peño y funcional, nos dan un reproductor que no es digno ni de un Bazar Pakistani.

No recuerdo una decepcion de Apple tan grande.

alemancachondo
alemancachondo
10 years ago

Si querían proporcionar un reproductor barato que dejasen el touch antiguo a 160 antes que sacar este bodrio. Ahora solo le veo sentido al touch, al classic (capacidad) y al shuffle, el nano se puede ir despidiendo.
Y se quejan que las ventas bajan… teniendo un nano horrible, un ipod classic olvidado y un touch que por lo que cuesta te compras un ipad mini?

Alberto Lozano
Alberto Lozano
10 years ago

No me gusta. [i]So far, so easy.[/i]

Estoy encantado con mi iPod Nano de quinta generación al que doy más uso como reloj de pulsera que como reproductor.
Y no lo voy a reemplazar por esa cosa que ha sacado Apple.

Mandibul
Mandibul
10 years ago

Gracias por el manual multimedia.
Pero, ¿tu opinión personal?

xaxv
xaxv
10 years ago

Pues si las ventajas que le ves es que es ligero, cabe en cualquier lado, es perfecto como reproductor dedicado ya que no gastas bateria y cuota de disco del movil… Si esas son las caracteristicas que hacen del nuevo iPod el “Punto de partida” no lo entiendo, ya que cualquier anterior iPod nano hacia eso mismo exactamente, con un diseño que le pega cuatro mil vueltas a este ( que eso evidentemente es cuestion de gustos, pero mira las opiniones generalizadas y veras en una gran mayoria lo consideran tremendamente feo ) y ademas con un coste menor.

Respecto al diseño si teneis curiosidad plantead un post/encuesta sobre la opinion de los lectores. Yo apuesto por una abrumadora mayoria que lo consideran no ya no brillante, si no directamente feo.

Es que no le veo ninguna ventaja frente a modelos anteriores y encima es mas feo que pegarle a un padre a media noche con un calcetin sudado. Que yo no digo que como reproductor sea malo, de hecho si este fuera el primer iPod Nano que Apple vende seguramente estaria tan asombrado como encantado, el problema es que el liston estaba muy alto y con este producto no llega a alcanzarlo.

7
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x