La televisión según Apple… es un decodificador de cable

Desde hace meses, mitigados ahora por los rumores del iPhone 5 y el iPad mini (o iPod Touch Maxi), se viene hablando del desembarco de Apple en el mercado de la televisión como proveedor de hardware y servicios. Todo el mundo apunta a un televisor de gran formato cuando la realidad y el sentido común apuntan en otras direcciones mucho más interesantes si atendemos a una nueva información del Wall Street Journal y a otros movimientos de los que hemos hablado en faq-mac que empiezan a perfilar una estrategia mucho más sencilla, pero también mucho más interesante y sobre todo, realista.

Aparentemente, según el Wall Street Journal, Apple ha comenzado a negociar con los proveedores de televisión por cable la introducción de un nuevo dispositivo basado en el Apple TV que permitiera a los usuarios poder ver televisión en directo a través de los servicios de estos proveedores añadiendo además las propias características de Apple TV en un único dispositivo que traería además otras sorpresas.

Para los proveedores de televisión por cable, sin embargo, la entrada de Apple en el mercado supone un problema ya que el modelo de negocio tiene un puntal importante en el alquiler de los decodificadores para que el usuario pueda disfrutar del servicio. Con Apple entrando en el mercado, parte de ese dinero que ganan (generalmente, un porcentaje de una sola cifra sobre el precio final de la factura mensual) desaparecería en muchos casos ya que la compañía de Cupertino no es proclive a modelos de negocio basados en alquiler, sino que espera que sean los propios usuarios los que compren el decodificador para su uso personal.

Según una de las fuentes del WSJ, Apple lleva jugando con la idea de construir su propio descodificador unos dos años, poco tiempo después de que Apple refactorizara el AppleTV para convertirlo en la pequeña caja negra que conocemos ahora. Sin embargo, Steve Jobs “enfrió” la idea debido a que forzaría a Apple a llegar a acuerdos con las compañías proveedoras de servicios a través de cable además de que el alcance del dispositivo podría ser limitado debido a que en muchas zonas de Estados Unidos (donde generalmente se inician este tipo de estrategias) no hay cobertura de este tipo de servicios. Además, los derechos de propiedad de los contenidos no dependen de las operadoras en su mayoría, con lo que habría que iniciar una segunda ronda de negociaciones independiente.

Sin embargo, durante la conferencia en la que se hicieron públicos los datos económicos de la compañía para el tercer trimestre fiscal este pasado julio se hizo público que Apple había vendido aproximadamente 1,3 millones de Apple TV, un aumento de un 170% frente a las cifras del mismo periodo del año pasado, cantidades que indican que el mercado podría estar ya “maduro” para el hasta ahora autodenominado “hobbie” de Apple.

Las posibilidades de que Apple diseñe, fabrique y distribuya, por otra parte, un televisor real son aparentemente muy escasas.

Tal como comenté a primeros de año en Por qué Apple no fabricará nunca coches ni frigoríficos (y a lo mejor, ni televisores)En un mercado tan competitivo como el de los televisores, Apple ofrecería un producto premium que solo se diferenciaría de la competencia en su integración con su ecosistema (bien) y en ofrecer servicios personalizados. El problema de los servicios para un Televisor de la marca Apple es que dependen de contenidos de terceros y estos proveedores “ya saben” como se las gasta Apple e iban a poner las cosas muy duras a la compañía. Un ejemplo, después de que en Cupertino “se la colaran” a las discográficas ha sido la tienda de vídeo, que no ha tenido el éxito de la tienda iTunes y que adicionalmente le ha costado a Apple muchas negociaciones para cerrar tratos locales… y asumir revoluciones y protestas de los proveedores que no quieren pasar por los inevitables filtros de la compañía, especialmente en precios.”

Un descodificador de Apple, sin embargo, es una opción más realista ya que no tendría que competir con fabricantes ya establecidos en el mercado de la televisión como Samsung, LG, Panasonic o Sharp en un nicho totalmente saturado en el que se requiere un gran esfuerzo técnico, de marketing y soporte para lanzar un producto como un televisor que entraría en una fiera competencia.

Pero no solo los informes del Wall Street Journal apuntan a la existencia de un decodificador de Apple. Los movimientos de empresas relacionadas con el mundo Apple y con capacidad de añadir “valor real” a este dispositivo también han de tenerse en cuenta.

Este pasado junio denotamos en faq-mac los cambios de orientación y estrategia que la compañía ElGato, íntimamente ligada a este asunto, había realizado en los últimos meses. La compañía ha abierto un nuevo segmento de negocio relacionado directamente con Thunderbolt y el almacenamiento además de no realizar ningún tipo de campaña de marketing durante la Eurocopa y las Olimpiadas, cuando en otras ocasiones el esfuerzo de marketing y publicitarios había sido máximo. Esa desviación, junto con sea falta de esfuerzo publicitario podría apuntar a una futura y posible compra de la compañía, que posee el software y el portafolio de patentes y derechos necesario para incluir un grabador digital dentro del posible decodificador de Apple.

Como “idea” y modelo de negocio es mucho más factible y “natural” que Apple, acostumbrada a la “imnovación” (imitación + innovación), vaya en esta dirección desprendiéndose del complejo mercado de los televisores para colocar “en medio” una nueva rótula en esta cadena sobre la que ejercer su control y ofreciendo un dispositivo que no solo permita ver la televisión por cable sino que incluya un grabador digital y todas las ventajas disponibles en Apple TV (integración con sus tiendas, aplicaciones, internet, el Mac, etc) … además de la integración con iCloud.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Alquimista
Alquimista
10 years ago

Está claro que para Apple es más fácil añadir servicios a algo ya existente y bien implantado que competir contra ellos. Para Apple la idea es magnífica: les tunea el deco les añade SUS servicios y deja automáticamente fuera de juego a GoogleTV. Incluso aunque sólo ganara 5€ por deco/mes, tooooodos esos millones de clientes de cable convertidos de repente en clientes de Apple…

En lo que al deco se refiere:
Lo del alquiler o venta del deco tiene sus pros y sus contras. Son aparatos cuyo coste se mueve alrededor de los 100-150€, a 5€ mensuales se amortiza en dos años y a partir de ahí todo es ganancia para el operador (contando incluso con las reparaciones gratuitas en averías, etc.). Pero tiene como ventaja que cuando se te funde y sustituyen por otro, éste suele ser de la nueva gama, más modernos y con más prestaciones. En cambio si compras un deco de Apple por 99€ (suponiendo que ese superdeco valga lo mismo que ahora el AppleTV) tienes una garantía de 2 años… pasados los cuales en cuanto tengas una avería toca pagar, pagar por repararlo o pagar por uno nuevo. ¿Compensa? Pues depende de cuál sea la durabilidad que Apple le quiera dar; llevo varios años con el deco de Imagenio y antes estuve casi diez con el de ONO sin ninguna avería: sinceramente, dudo mucho que un deco de Apple dure tanto viendo lo que hoy en día duran los cacharros de Apple. A Apple le interesa vender, al usuario alquilar.

amt.desarrollos
amt.desarrollos
10 years ago

Estoy muy de acuerdo con el artículo. Lo único que me “hace ruido” es una declaración que hizo Jobs hace un par de años, algo así como “a la gente no le gusta tener aparatos conectados a la TV”, creo que haciendo referencia a los decodificadores. Pero bueno, de hecho el AppleTV es un aparato conectado a la TV también.

2
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x