149 0

Elsewhere, donde querrías estar

Hace algunos años, una agencia de viajes tenía una campaña de televisión para promocionar sus paquetes de viajes veraniegos que decía algo así como “lleva tu cuerpo donde ya tienes tu mente”.

Aunque todos desearíamos hacer realidad ese deseo, la realidad es que muchas veces estás atado a tu ordenador y no puedes dejarlo para irte a respirar otros aires. Por ejemplo, puedes estar publicando un artículo un viernes a las siete y cuarto, mientras fuera el sol luce y notas el calor abrasando tu cuerpo. O tal vez son las tantas de la madrugada y el informe no puede esperar. O has tenido un día horroso, y sólo quieres cinco minutos para cerrar los ojos y recuperar el karma.

Son muchas las razones por las que una aplicación como Elsewhere puede resultarte atractiva. Si conectas tu ordenador a una cadena de música (o a un sistema de sonido) y podrías estar dando aires marinos, forestales  o urbanos a toda la casa/hotel, etc.

La aplicación es extremadamente sencilla de utilizar. Se instala como un ítem más en la barra de menús, y ofrece unas pocas posibilidades:

– Arrancar/apagar (cerrar) la app.

– Detener el sonido.

– Seleccionar el ambiente que deseamos

– Decidir si queremos sonidos de día o de noche.

– Volumen.

Si haces clic en el botón de información podrás acceder a dos opciones más:

– Configurar que se arranque al reiniciar.

– Que cambie automáticamente de día a noche (según la hora).

Como puntos a favor se puede argumentar el realismo del sonido (son sonidos sintéticos, no grabaciones de la naturaleza) y la sencillez en el manejo de la aplicación (lo que hace que no importe demasiado que no esté localizada en castellano). 

Como puntos en contra, el afán por introducir todo tipo de sonidos (lo que hace, por ejemplo, que la playa acabe ofreciendo una sensación de agobio, porque nunca estás “a solas” con las olas: hay chapoteos, alguien que pasa andando, un barco hace sonar su sirena (bocina), gaviotas,…; lo mismo ocurre con el bosque: además del aire entre los árboles, hay pájaros, insectos voladores, grillos, ramas que chocan, pasos,…) hace que en algún momento la aplicación tome un papel demasiado protagonista, que es precisamente lo que no se busca.

Esto lleva a la principal sugerencia que podemos hacer de mejora: permitir que se desactiven determinados sonidos a voluntad.

Como comentario personal, desde que tengo la aplicación la he tenido puesta largas horas, incluso escuchando música por encima, y siempre me ha transmitido la quietud que buscaba/necesitaba. Es agradable tenerla. Además, al sacar el iMac del reposo, antes incluso de que despierte la pantalla, la aplicación ya está “sonando”. 

Elsewhere de Eltima cuesta 0,79 € en la Mac App Store 

Elsewhere: Ambient Nature Sounds - Eltima

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta