Los perfiles de Chrome, un nuevo entorno de trabajo colaborativo

El anuncio de la nueva característica de perfiles en Chrome por parte de Google ha pasado ciertamente desapercibido al menos en la comunidad Mac. Sin embargo, esta característica supone una ventaja diferencial a la hora de trabajar en entornos colaborativos que Apple simplemente ha obviado, dejando a Safari en una posición de total desventaja. 

Los perfiles de Chrome permiten tener diferentes navegadores en uno solo, cada uno de ellos configurado con sus propias preferencias e incluso su propio aspecto y asociados, cada uno de ellos, a una cuenta de Google. En términos prácticos esto supone que todos los servicios asociados a una cuenta de Google estarán disponibles para ese perfil, incluyendo Google Docs, Calendarios, Gmail y cualquiera de las extensiones instaladas en el perfil, así como los servicios y datos de las mismas y por supuesto, las contraseñas, favoritos y más. Por supuesto, para el usuario que trabaja en diferentes ubicaciones supone una ventaja diferencial, ya que le permite no solo disponer de una versión sincronizada de sus datos en todas partes, sino también trabajar con diferentes proyectos de forma simultánea sin la necesidad de estar saliendo e identificándose con otras credenciales en la misma ventana del navegador: simplemente invoca una nueva ventana de perfil y puede, simultáneamente comprobar datos asociados a un mismo servicio con dos identidades diferentes sin tener que arrancar un segundo navegador (el de “repuesto”). 

Safari dispone de algunos de estos servicios asociados a las opciones de iCloud, pero fuerza al usuario a tener todos sus proyectos asociados a una única cuenta, lo que es poco o nada práctico en el cada vez mas creciente movimiento BYOD (Bring your own dispositive) donde los usuarios usan el mismo ordenador tanto para asuntos personales como para el trabajo. 

Si bien es factible crear cuentas de usuario independientes para el trabajo y los asuntos personales en todos los sistemas operativos modernos, tener que saltar entre cuentas es poco práctico para simplemente poder acceder a un navegador con diferentes opciones y que usa un set totalmente diferente de favoritos, extensiones y sobre todo, credenciales.

En un entorno colaborativo, un grupo de usuarios puede dar de alta un ID de Google y trabajar de forma conjunta sobre el mismo playground con la simple premisa de recordar esa ID y su contraseña. Los cambios realizados por cualquiera de los usuarios de ese grupo se actualizarán de forma automática para el resto y si esto ya es una ventaja diferencial para un único usuario, en un entorno colaborativo es aún mejor. Si bien es imposible mantener una gestión de cambios eficiente “por usuario” ya que todos comparten la misma Identidad, la posibilidad de poder trabajar sobre un mismo entorno desde diferentes sistemas operativos en igualdad de condiciones ofrece muchas mas ventajas que inconvenientes.

Safari puede que sea un buen navegador, nadie lo pone en duda, pero se centra exclusivamente en una única experiencia de usuario a lo largo de todo su ecosistema cuando la realidad del día a día nos demuestra que ya no somos un único “yo” en internet sino que compartimos, de forma simultánea, múltiples identidades.

 

 

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x