205 8

Adiós 2011… ¡hola 2012!

 

El año 2011 llega a su fin. Tal vez eso sea lo mejor que muchos podrán decir de este año “Que se ha acabado”. También 2011 siempre será recordado -al menos en esta web- como el año en que murió Steve Jobs. No nos duelen prendas en reconocer que aún se nos encoge el corazón cuando nos acordamos de que ya no le veremos entrar en un escenario diciendo “Good morning“, sonriendo y juntando las manos en ese gesto tan suyo del Namaste.

Pero quedarnos sólo en la muerte de Steve Jobs sería dejar de lado a tanta gente, mucho más cercana a nosotros que el bueno de Steve, que a lo largo de este año ha sufrido intensamente en todos las áreas posibles en que un ser humano puede hacerlo.

2011 ha sido un año duro, más que duro, durísimo. Nosotros hemos acusado enormemente la crisis económica, hemos perdido ahorros, hemos vendido objetos,… todo con tal de seguir adelante, confiando que podíamos con ello.

Pero también hemos visto a amigos perder su trabajo. Hemos llorado con amigos que perdían seres queridos, tanto mayores como aún no nacidos. Hemos conocido casos de enfermedades terribles que arrebatan a personas que no merecían ni el fin, ni “ese” fin. Hemos visto miradas desesperadas en personas que ya no sabían a quién recurrir o hacia quién volverse, y hemos sentido la impotencia de poder ofrecer sólo un abrazo, un rato, unas bromas… poca cosa para tanto drama.

En este año hemos visto gente volver a casa de sus padres, golpes morales que dejan una inseguridad en la capacidad propia que difícilmente se superará, hemos visto a empresarios despedir con lágrimas en los ojos a trabajadores que llevaban con ellos desde el principio, y hemos visto a trabajadores compadecer al patrono porque entendían, a su pesar, que no había otra salida que la de la puerta y que el dueño había puesto todo lo que tenía.

Hemos visto pisos que antes estaban habitados quedarse vacíos, y locales que antes tenían negocio servir sólo para tener un cartel que dice “se alquila”, hemos visto a familias dejar la casa con la que se hipotecaron malaconsejadamente por su banco (a quien creían un aliado, no un enemigo) y alojarse en otra más pequeña, más lejana, pero más barata.

Hemos visto un 2011 donde los ricos siguen siendo ricos y donde cada vez hay más pobres. En este 2011 se ha fracturado definitivamente la sociedad, demostrando que a los grandes sólo les interesa seguir siéndolo y que nosotros sólo somos pulgones a los que ordeñar. La mentira del capitalismo ha quedado expuesta, desnuda, cruda. Y esa es la lección que 2011 nos deja para el año que empieza:

En 2012 sólo nos tenemos a nosotros mismos.

Ha costado mucho aprenderlo, casi increíble. Pero 2011 nos ha enseñado que tenemos que contar con nosotros. Que cada uno depende de si mismo. Que entre empresas, bancos, operadoras, eléctricas, etc. no hay salvadores, ni amigos desinteresados. Si no puedes pagar, cortan. Es así de simple. Así de claro y así de sencillo de asimilar.

En 2012 vamos a tener que sacar todo lo que tengamos para resistir, para salir adelante, porque ahora mismo la partida está  (¡por fin!) claramente planteada en sus términos: o ellos o nosotros.

Y tenemos que ser nosotros. La razón la tenemos nosotros. La verdad la tenemos nosotros. Ellos sólo tienen el dinero (que no es mala arma, pero no es suficiente). Nosotros tenemos nuestras manos, nuestro cerebro, nuestra imaginación. Ellos sólo tienen el ahorro de costes.

Nosotros somos más, somos mejores. Porque somos humanos. Porque sólo tenemos que dar beneficios a los que nos rodean. Sólo tenemos que ser cariñosos, amables, corteses, buenos, amantes, cívicos, tolerantes, generosos,… cosas que no cuestan dinero, que nos salen gratis y así las podemos repartir, libres de derechos.

En 2012 vamos a ser más nosotros, más libres, más auténticos, porque su avaricia nos ha liberado de la esclavitud. Ahora sabemos lo que sabemos, y contamos con lo que contamos. El uno con el otro. El vecino con el vecino. El amigo con el amigo. La familia con la familia.

Así que vaya con dios 2011, que lo recuerden felices aquellos a los que ha beneficiado (no todo ha sido malo, ¡nosotros cambiamos la web!) y que lo olviden rápido aquellos a quienes ha perjudicado, los corrientes sólo tenemos el futuro y lo que nosotros hagamos con él, depende de nosotros.

Empieza 2012. ¡Viva 2012!

 

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

8 Comments

  1. mikeunimac

    Disculpa que no acierte a complementar esta excelente reflexión, ya sé que sirve de poco comentarte simplemente: ¡GRACIAS!.
    Te doy las gracias porque los artículos reflexivos y humanos son la especialidad que más me gusta de FAQ-MAC.
    Y colocar una reflexión humana en este sitio de tecnología es, para mí, un signo de VALENTÍA.

  2. f_jofre

    Creo que el tema no pasa por la “mentira del capitalismo”, sino todo lo contrario. Ha sido el estado benefactor, de corte socialista, el que ha quedado demostrado que no funciona (¡una vez más!), en circunstancias en que todos exigen sus derechos pero nadie dice nada o no se acuerda de sus deberes.

    La verdad es que no me agrada, en una página de tecnología, tener que estar debatiendo de política…

  3. Alf Post author

    #2 Hola f_jofre, con independencia de los errores del gobierno socialista, me parece que los bonos basura, el problema de las hipotecas, etc. se pueden aplicar directamente a la avaricia capitalista.

    De todas formas, el objetivo de mi artículo no es la política, sino intentar transmitir la esperanza de que cada uno, centrándose en sus puntos fuertes y conocimientos, y ayudando y siendo ayudado por el resto, podremos con 2012, igual que 2011 no ha podido con nosotros.

    ¡Feliz año nuevo!

  4. mbaz

    En esto hay poco que argumentar con frases prefabricadas. Como en todo crimen, normalmente se encuentra al responsable siguiendo el rastro del beneficio.

    Y no veo a los estados benefactores de corte socialista como los mejor parados después del vendaval. Sin embargo, veo sonrisas cuando comparto sala con consejos de administración, organizaciones empresariales y comerciales de paraisos fiscales…

  5. mikelirun

    Yo también os doy las gracias por los posts reflexivos, y especialmente los tuyos, Alf. Por este y, por ejemplo, me vienen ahora a la cabeza los de verano: unos más livianos, aunque poniendo el acento en pequeños detalles que a veces se nos escapan, otros más reflexivos…y todos destilan un humanismo muy reconfortante (y muy poco en boga, por cierto).Gracias a todos y FELIZ 2012

  6. Alf Post author

    #5 Muchas gracias Mikelcom. Es reconfortante saber que no sólo de Mac viven los maqueros, y que lo que uno -modestamente- escribe llega al otro lado de la pantalla.

    Te deseo a ti, y por extensión a todos los lectores, una afortunada entrada en el nuevo año… ¡y nosotros que sigamos aquí para contarlo! 🙂

    Abrazos

  7. --408395--

    Buenas Alf, feliz año desde Francia…bonito artículo para empezar el año. Tu tenías que haber sido periodista, sabes transmitir y expresar de una forma muy clara. A mi este año 2011 me ha hecho ver todavía más lo importante que son las pequeñas cosas de la vida, disfrutar e ilusionarse como un niño, vivir los momentos intensamente.

    Demasiada gente egoista, demasiada gente que no le importa ni como ni lo que estés pasando, etc… Seguimos en la España del vuelva usted mañana, del que inventen ellos, y del eso no me va a pasar a mi…

    Abrazos de Gloria y mios….

  8. Mandibul

    Hola,
    He encontrado este artículo al final de su vida útil.
    Pero no me gustaría dejarlo archivado sin puntualizar el concepto “capitalismo”, del que se ha comentado ya algo.

    Poner “capitalismo” como el origen de todos los males no es más que una capote para distraer los verdaderos fallos: regulación y control.

    Regulación = políticos. Si permiten que un producto financiero, derivado de una titulización de derivados de unas titulizaciones y demás ingeniería financiero-bursátil sea legal, es lógico que surjan abusos y hechos moral y económicamente reprobables. Pero legales. Si se recalifican millones de m2 para construir, a tanto el kilo de concejal de urbanismo… De aquellos polvos, vinieron esos lodos.

    Control = … políticos (otra vez). Si los organismos que debían tutelar la salud de los bancos y la calidad de las operaciones, permiten asociaciones con promotoras inmobiliarias, no ponen objeciones a que con un bonobús como único aval te den una hipoteca por el 110% de un inmueble que ya está inflado… De esos lodos tenemos estos tsunamis.

    Claro, cuando el político pone al frente de la entidad financiera a un camarada político y al frente del organismo de control a otro compadre… Ya se cuidan los unos a los otros para que el tinglado no se les venga abajo mientras se llevan la morterada de dinero.

    Esto, señores, es lo que padecemos: un “establishment” corrupto. Nada (¡o todo!) que ver con derechas ni izquierdas.
    Y por supuesto, nada que ver con el capitalismo.

    Dicho queda, para los despistados que se topen con el hilo.

Deja una respuesta