Sobre Apple y Adobe, por Alf

Alf-small.jpgLa “opinión pública” como todos sabemos, aunque no queramos darnos cuenta, es algo voluble, manipulable y moldeable. Algunas veces se puede ver claramente la espátula que intenta dar forma a la masa (y entonces apesta la falta de estilo y la zafiedad del intento -por ejemplo, Carrefour y su campaña de las bolsas, o la SGAE y sus amañados “daños a la cultura”). Sin embargo, en otras ocasiones, bien porque el escultor es mucho más sutil o bien porque empezó su obra hace mucho tiempo, es difícil encontrar su huella.

En el caso del rifirrafe entre Apple y Adobe a propósito de Flash, la vox populi se ha alineado casi unilateralmente con Adobe, asumiendo el argumento de ésta de que está defendiendo a los usuarios/consumidores.

No sólo es falsa, sino que forma parte de una postura demagógica (mucho más que la de Apple) detrás de la que se esconde Adobe para azuzar a los clientes de los productos de Apple contra el fabricante de Cupertino. Vamos a verlo con detenimiento.

apple-icono-verde.JPGApple tiene muchos fallos, y lleva el gobierno de sus cosas con un guante de hierro sin preocuparse de si duele o no. Pero no se puede decir que juegue con ases en la manga. Cuando algo no le interesa lo cercena sin compasión.

Tuvo la suite de servicios por internet .Mac (e incluso antes, iTools) gratuita… hasta que le empezó a costar demasiado dinero. Ese día las hizo de pago, y le dio igual lo que pensáramos los usuarios. Lo mismo con las tecnologías, si no son rentables -o son un lastre, que viene a ser lo mismo- se eliminan. Apple sólo conoce un camino: hacia adelante. Aunque sea torcido. Hacia atrás, ni para tomar impulso.

Apple basa todo su valor añadido en la percepción de dos cualidades: innovación y diseño. Para que la gente pague lo que Apple pide por sus productos tiene que ver en ellos esos dos beneficios: le aportan algo que quieren (incluso aunque no lo supieran) y lo hacen con estilo, de una forma diferente del resto.

Por eso Apple puede justificar la inversión en carcasas Unibody, eliminar un iPod que se vende como rosquillas para sustituirlo por otro que se vende peor, poner baterías hechas a medida cuando el resto de los fabricantes las pone recambiables… todo ayuda a subrayar la diferencia de sus productos. Sólo que no es un “diseñismo”, no son sólo decisiones estéticas sino que aportan algo concreto y tangible a la experiencia del usuario. Por eso tanta gente (cada vez más) está dispuesta a pagar lo que Apple pide por sus productos.

Tal vez convenga recordar cómo eran los teléfonos antes de que el iPhone trajera el almacenamiento medido en GB en vez de MB, y lo mismo se puede decir de los lectores de libros electrónicos antes del advenimiento del iPad.

¿Y qué pasa con Adobe?

Ahora es fácil apuntarse a los argumentos de Adobe sobre la “libertad” del usuario, pero todos los que consumimos sus Suites creativas somos conscientes de que han pasado años sin innovaciones reales dignas de tales inversiones. No sólo en Mac. Las innovaciones de Adobe han sido durante años -al menos desde mi punto de vista- “peregrinas”, integrando capacidades que podían beneficiar a nichos tan específicos que no había por dónde cogerlas. Este año ha sido la excepción, ya que la CS5 incorpora algunas novedades realmente notables.

Los usuarios estamos tan acostumbrados a ser los que se llevan las tortas cuando estalla una pelea entre cualesquiera actores que estamos deseando creer que alguien nos defiende, que alguien piensa en nosotros. Si examinas tus sentimientos de hace tiempo hacia Google, probablemente descubrirás que hace tiempo pensabas que ellos eran nuestro paladín. Muerto Google, le damos la bienvenida a Adobe como defensor de los usuarios… pena que no sea real. Es una pantomima. Los motivos de Adobe son bastante evidentes -y su palabrería tiene poco recorrido. Vamos a verlo.

Flash-Family-Products.JPGAdobe crea programas. Su objetivo es vender programas. Si Flash desaparece de la ecuación, una de las tres patas de Adobe se cae. Flash no es sólo el programa de la CS, son los servidores flash, son las herramientas de flujo de trabajo, etc. (para más información puedes echar un vistazo a la página de Adobe sobre la plataforma Flash) Es mucho dinero para una empresa “pequeña” como es Adobe (comparando con Apple, claro).

Adobe suele referirse a Flash como un estándar “de facto”. Es decir, no es un estándar oficial, sino que es un estándar porque todo el mundo lo tiene. Lo mismo se podía decir hace unos años de Windows. Era el estándar “de facto” porque la mayoría de la gente lo usa.

¿Que ocurre con la expansión de internet al mundo móvil? Que el iPhone acumula -si no me falla la memoria- alrededor del 60% de la navegación por internet. Y no admite Flash. Y por los condicionantes del tamaño de la pantalla, muchos sitios tienen que rediseñarse o adaptarse.

Flash era un estándar “de facto” porque estaba instalado en el 99% de los ordenadores. Pero ahora su cuota de instalación empieza a descender rápidamente porque ya no está instalado en todos los dispositivos (sólo en un mes se han vendido un millón de iPads sin Flash). Así que si dentro de dos años, la cuota de instalación de Flash está en el 90%, dentro de cinco en el 85%, etc. la relevancia de Flash caerá en picado y simplemente dejará de utilizarse. Ese es el miedo (y la falta de argumentos) de Adobe.

El montante total de las licencias de servidores Flash, de programadores Flash, etc. hace que la perspectiva de poder prescindir de esa tecnología sea muy interesante para muchas empresas. Y examinarán con detenimiento los pros y contras de dejar de utilizar la tecnología de Adobe, porque hoy en día el ahorro anual de miles de euros es un argumento muy fuerte para re-evaluar la vigencia de una tecnología.

Steve Jobs señalaba en su carta que las principales webs sirviendo vídeo ya han prescindido -o al menos ofrecen una alternativa- a Flash (Vimeo, Netflix, Facebook, ABC, CBS, CNN, MSNBC, Fox News, ESPN, NPR, Time, The New York Times, The Wall Street Journal, Sports Illustrated, People, National Geographic,…).

Si el argumento de estándar “de facto” que utiliza Adobe se derrumba, allí va a sobrar mucha gente y su cuenta de resultados va a decrecer enormemente.

Espero haber dejado claro cuál es el problema de Adobe con que Flash no entre en el iPod touch, iPhone e iPad. No se trata de defender al usuario. Se trata de defender el sabor que aporta la tecnología Flash al menú de Adobe.

Pero además está el prohibir que se utilicen compiladores Flash para general código compatible con el iPhone… ¿cómo se defiende eso?

Estoy de acuerdo que es una decisión dura y poco habitual, en un mundo donde -como hemos comentado- es muy fácil llenarse la boca con la palabra libertad. Igual que -permíteme que ponga un ejemplo personal- a nosotros nos escriben protestando porque no ponemos las RSS completas y eso “obliga” a algunos lectores a venir a nuestra web, es fácil proclamar que todo el mundo tiene derecho a hacer lo que quiera.

Como decía al principio del artículo, Apple no esconde nada. Sus productos son suyos, y es su criterio el que prima sobre cómo quiere que sea su evolución. Si no estás de acuerdo, puedes comprar los de otra marca. Pero no podemos pretender que Apple modifique su estrategia para acomodar nuestras demandas, como si sólo nosotros tuviéramos.

¿Recuerdas que los ordenadores de Apple fueron de los primeros en tener cámara web integrada en todas sus líneas? ¿Cuántos años hace? ¿Puedes usar la webcam de tu Mac con Messenger? No. Una ventaja tecnológica de los ordenadores de Apple inutilizada por una tercera empresa.

Una de las críticas más habituales a los programas de Adobe en Mac es que parecen de PC. Aún hoy, los fondos grises de las paletas son ajenos a cualquier otro programa para Mac. Son innumerables las ocasiones en que capacidades de los programas -o incluso programas enteros- están disponibles para PC y sólo más tarde -o nunca- para Mac. Para saber más, te recomiendo la lectura del excelente artículo de Carlos Burges también sobre este tema.

Existen tecnologías o capacidades en el Mac que simplemente se ignoran (¿has probado las ventajas de “Pegar con el mismo estilo” en TextEdit, Mail, etc.?) Búscalos en InDesign, Word, etc. ¿De qué le sirve a Apple innovar si luego esas innovaciones no se destilan en las aplicaciones de terceros? Te remito a las dos características que comenté un poco más arriba sobre las que basa Apple su valor añadido.

Google ha desarrollado un sistema de voz gratuito que ofrece direcciones de ruta que ya funciona en Android. Ha anunciado que “pronto” estará disponible para iPhone. No es que yo quiera que eso ocurra, porque el día que eso esté disponible, se acabará buena parte del interés de las empresas que desarrollan ese tipo de aplicaciones (TomTom, Navigon, etc.) porque ¿quién va a pagar cuando ya hay una versión gratuita de Google?

¿Puede Apple permitirse que el avance de su plataforma lo frene un tercero? La respuesta tiene que ser un sonoro “No”, si quiere seguir siendo líder.

Adobe acaba de publicar su CS5. Lo que Flash no pueda hacer ahora ya no lo incorporará hasta la futura CS6 -como mínimo un año, probablemente año y medio y puede que hasta dos años-. Apple está actualizando periódicamente sus dispositivos, con actualizaciones que además son gratuitas.

¿Ha demostrado Adobe ser la empresa ágil, pro-Apple, en la que se puede confiar para mantener el liderazgo de la plataforma? Por supuesto que no. ¿Puede Apple permitirse una legión de desarrolladores que conocen un programa pero no la plataforma creando aplicaciones de segunda fila -y puede que alguna de primera fila, no lo niego- simplemente porque desde allí publican en cinco plataformas diferentes, y por lo tanto rebajando sus desarrollos al mínimo común denominador? Por supuesto que no. Apple debe velar por la vanguardia y la innovación en su plataforma. Y si un desarrollador no quiere aprender o no le interesa desarrollar para iPhone, Apple no tiene ningún problema con eso. Apple, ahora sí, respeta completamente su libertad de elección. Pero si quiere hacerlo, el desarrollador tendrá que hacerlo siguiendo las reglas de Apple, y no al revés.

Y ese es el otro problema que tiene Adobe con las arbitrarias limitaciones que pone Apple en el desarrollo de aplicaciones para su iPhone. Si de dejan fuera del único -de momento- marketplace rentable que hay en la telefonía móvil ¿quién va a usar (comprar) Flash para desarrollar aplicaciones?

Así que no seamos ingenuos. Apple y Adobe simplemente defienden sus líneas de negocio como mejor pueden y saben. Sólo que en este caso -y a diferencia de hace diez años- Apple tiene la posición de fuerza y Adobe está en una situación de debilidad cercana al pánico.

Duro, pero real. Seguiremos informando.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
14 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
12 years ago

Buen articulo, que pone paños fríos y las cosas en su lugar. Debería hacer mas análisis como este.

MACiver
MACiver
12 years ago

Coincidimos plenamente con la apreciación de Alf respecto al “ninguneo” vivido por Apple en el pasado y presente y la nueva correlación de fuerzas, en la que la manzana; “pincha y corta”. Buen artículo.

Anónimo
Anónimo
12 years ago

Muy buen análisis. Hay que poner las cosas en su lugar para que otros las entendamos.

Anónimo
Anónimo
12 years ago

Estoy completamente de acuerdo contigo Alf!

Aunque me gustaría poder hacer una cosilla en flash para el iphone, la verdad es que apple nos da su XCode, una herramienta maravillosa para poder desarrollar lo que necesitemos, con las actualizaciones que salgan y sin pasar por caja.

Lo que hace Apple no es muy distinto de lo que hacia y hace Sony por ejemplo. Defiende su producto o su tecnología.

Adobe por otra parte, tiene que hacer la de : Renovarse o morir.
Podría sacar una versión del Dreamweaver soporte jQuery por ejemplo, y otros frameworks de Ajax, o que se desarrolle uno Adobe

Anónimo
Anónimo
12 years ago

Además de lo que comentas en el articulo yo veo un punto para mi muy importante: el control de la publicidad.

Si Apple permite que se ejecute flash en sus dispositivos no podrá controlar la publicidad que hay dentro y por supuesto tampoco la parte de los beneficios que aporta. Esta claro que desde el principio ya pensaban en iAd aunque no tuviese nombre.

Como siempre, todo el mundo tira para casa.

Kuojido
Kuojido
12 years ago

Buen artículo. Es lógico que luchen entre ellas, no son org’s, si no empresas que tienen que dar resultados ante sus accionistas, aunque no sea positivo para el usuario.

Anónimo
Anónimo
12 years ago

Un ejemplo de perfecta integración entre el sistema operativo y las aplicaciones es lo que hace Apple en Windows no? ¿alguien ha visto alguna aplicación peor integrada en windows que las que desarrolla Apple?

¿Y el problema de que alguien haga un desarrollo rápido con flash multiplataforma es que no aprovecha todas las características o no se integra bien? En ese caso, ¿acaso no tendrá más éxito otra empresa que haga esa aplicación de forma nativa? ¿por qué no se permite que sean los usuarios los que decidan cual quieren usar? Porque en casos extremos sería como elegir entre el port de una aplicación hecha en flash o la promesa del desarrollo de una aplicación nativa que aprovechará todas las características. Yo prefiero tener algo ahora que no esté perfectamente integrado y que mejore a saber que el resto de gente puede usar algo que yo no ya que estoy esperando a que una empresa se anime a hacer un desarrollo nativo.

No considerais que Apple puede volver al “ostracismo” en el que ha vivido durante muchos años si se obceca en restringir las posibilidades de los usuarios, mientras que a su alrededor existen muchas otras alternativas más amigables, que permiten hacer muchas más cosas, dan opciones al usuario, no le tratan como un “idiota”. Recientemente en algún artículo se decía algo así como que Android se iba acercando a iPhoneOS, pero desde mi punto de vista hay muchos aspectos en los cuales le da sopas con honda, y la libertad que ofrece es algo que parece que es inimaginable para los usuarios de un iPhone. Ese comentario de no querer el Google Navigator porque es gratuito me ha dejado de piedra, en Android existen varios navegadores de pago (y no son precisamente baratos algunos), lo importante es que cada uno tiene que ofrecer características diferenciadoras y realmente justificar su precio, pero desde luego nadie les prohibe el publicar y vender su software simplemente porque exista otro similar.

Yo desde luego no voy a defender a Adobe, pero lo que me repatea es la actitud de Apple.

Sayonara
12 years ago

Creo que aciertas en el fondo del tema, Alf. El tema de flash no es exactamente un tema de libertad de usuario, sino de cuotas de mercado y de ingresos de exlotación. Adobe tiene mucho que perder en este asunto, si Apple resulta ser un caballo ganador. Pero, por otro lado, la actitud de la empresa de la manzana comienza a resultar un tanto antipática. Para empezar, no termino de entender la política de aprobación de aplicaciones de la App Store. Tampoco me termina de gustar que me traten como a un niño, apartando de mi contenidos de adultos. No los consumo, pero el regusto moralista que hay detrás me repatea (cuando en la tienda de música si que puedes encontrar y comprar contenidos explícitos).
Apple debería pensar que lo bueno (y lo malo) que tiene el mercado de la telefonía móvil es la relativa corta vida de uso de los terminales, lo que implica que una cuota de mercado pueda cambiar de forma considerable en poco tiempo. A eso súmale que no es imposible que una empresa logre superar la experiencia de uso del iphone, ofreciendo a la vez una plataforma con menos restricciones:la innovación es cada día más efímera.
_ _
Sayonara
http://capeandoeltemporal.blogspot.com

gilbertmc
gilbertmc
12 years ago

Alf, sólo te ha faltado al final “les informa el reportero más dicharachero de Faq-Mac.com” jeje.

Hablando en serio, aunque sobra decirlo, muy buen articulo.

Por cierto, el engaño de las bolsas Carrefour cual es?

Gilbert
http://hlqh.tumblr.com

Anónimo
Anónimo
12 years ago

Pues yo no termino de entender cuál es el problema en que una empresa ofrezca un producto gratuito y lo mejore. Como he dicho, las otras empresas pueden seguir vendiendo el suyo, pero si no innovan, mejoran y ofrecen algo superior que justifique su precio ¿es justo seguir pagando por ello?

En tu propio artículo mencionas cómo la gente ha tenido que ir pagando por ir actualizandose a las diversas suites de Adobe a pesar de que en la mayoría de los casos no suponen unas mejoras que justifiquen de forma clara ese precio de actualización.

Pero según tu teoría sobre los navegadores gps, si una empresa hubiese sacado una suite gratuita entonces hay que decirles que no lo queremos, que preferimos seguir usando y pagandole a Adobe cada año y suplicando a ver si por casualidad se acuerdan de incorporar las mejoras que se echan en falta.

¿es o no es bueno que existan opciones para que el usuario elija? Yo ya me he perdido.

gilbertmc
gilbertmc
12 years ago

Vale! Eso por aqui ya me lo he encontrado, asi de sorpresa. jeje

Gracias Alf.

Dejame añadir Alf que creo que si la gente de Faq-Mac organizase un coloquio o algo parecido para poder charlar en persona de todo esto (y muchos más temas claro está) o bien se hiciera algo rollo webconference seria increible.

Gilbert
http://hlqh.tumblr.com

Anónimo
Anónimo
12 years ago
gilbertmc
gilbertmc
12 years ago

Pues si la planificais con antelacion (y si encima se puediera conseguir algun pack de vuelo o tren + hotel) y es un lugar de acceso sencillo (no tener que hacer demasiados trasbordos), ahi me teneis 😛

Sólo faltará que os lo curreis rollo Keynote de Apple jeje 😛

Gilbert
http://hlqh.tumblr.com

gilbertmc
gilbertmc
12 years ago

Yo desde Barcelona! Aunque si quereis hacerla en Barcelona… Por mi no hay problema 😛

Gilbert
http://hlqh.tumblr.com

14
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x