138 0

Amazon amenaza a las editoriales con retirar sus libros si no firman contratos especiales

amenazon.jpgAmazon ha amenazado directamente con dejar de vender libros en línea de algunas editoriales si no aceptan una detallada lista de concesiones al respecto de la venta de libros electrónicos según dos ejecutivos al tanto de las discusiones.

El movimiento llega dos meses después de que Amazon retirara de la venta miles de libros impresos de la editorial Macmillan tras una agria discusión entre ambas empresas por el precio de venta de los libros electrónicos y posteriormente llegara a una cuerdo mientras otras editoriales solicitaban los mismos acuerdos o similares que la empresa había llegado con Macmillan.

Amazon es el mayor vendedor de libros por internet de Estados Unidos y está tratando de usar su posición para ocupar y mantener el liderazgo en la venta de libros en el mercado emergente de los libros electrónicos, pero la última vez que intentó seguir este camino fue acusado de abuso de posición.

Mientras 6 de las mayores editoriales norteamericanas comienzan a cerrar tratos con Apple para ofrecer sus libros en la tienda para el iPad con la posibilidad añadida de poder elegir un precio mayor que el que Amazon les fuerza a poner para vender sus libros, la compañía ha accedido a que las editoriales puedan establecer un precio variable en la tienda de libros para el Kindle, pero demanda a estas empresas que firmen contratos de tres años y la garantía de que ningún competidor podrá obtener mejores precios o términos de acuerdo.

Apple por su parte, solicita a las editoriales que no vendan sus libros por un precio menor del que los venderán en la iBooks Store. En este punto, las editoriales quieren y tienen que renegociar con Amazon los términos de sus acuerdos para tratar de armonizar los precios para ambas tiendas.

Según personas cercanas a estas negociaciones, las editoriales son bastante reluctantes a firmar acuerdos por tres años porque el mercado del libro digital está cambiando muy rápidamente y quieren disponer de capacidad de maniobra mientras va tomando forma.

Amazon, por su parte, ha empezado a abrir conversaciones con las editoriales mas pequeñas que no han iniciado aún acuerdos con Apple. En esas conversaciones Amazon ha indicado que prefiere mantener su precio objetivo para las publicaciones en vez del precio variable que permite Apple.

Pero algunas de estas editoriales mas pequeñas han iniciado ya conversaciones con Apple y la compañía de Cupertino ha indicado que cualquier editorial que quiera vender libros en la iBooks Store debe ofrecer los mismos términos que cierre con Apple al resto de las tiendas, lo que viene a imponer el modelo de negocio de Apple a otros distribuidores de libros electrónicos.

Amazon, mientras trata de convencer a las editoriales una a una de que su modelo de negocio es mejor tratando de mantener la mayor cantidad de libros fuera de las manos de Apple mientras trata de preservar la mayor flexibilidad posible para marcar sus propios precios. Y para ello, también recurre a tácticas intimidatorias, amenazando con retirar el botón de compra de su tienda en línea a las editoriales con las que negocia.

Más información en New York Times

Deja una respuesta