Los hombres y las máquinas se fusionarán en un futuro

Machine-man-10452_4_001-small.jpgUn grupo de expertos de alrededor del mundo llevarán a cabo una conferencia sobre riesgos globales catastróficos, la primera de su tipo. Discutirán qué se debe hacer para evitar que estos riesgos se conviertan en realidades que podrían poner fin a la vida humana como la conocemos en la Tierra, informa CNN.

Los ponentes en el evento de cuatro días en la Universidad de Oxford en Gran Bretaña hablarán sobre tópicos como terrorismo, y que es lo que se deberá hacer si un asteroide grande se encontrara en curso de colisión con nuestro planeta.

En el último día de la Conferencia sobre Riesgos Catastróficos Globales, los expertos se enfocarán en las consecuencias que podrían tener las nuevas tecnologías, como máquinas superinteligentes que, si son mal concebidas, podrían causar la desaparición del homo sapiens.

115311328_cf7e85a314.jpg“Cualquier entidad radicalmente más inteligente que los seres humanos sería también muy poderosa,” dijo el doctor Nick Bostrom, director del Instituto del Futuro de la Humanidad en Oxford, anfitrión del symposium. “Si hacemos algo mal, pueden imaginar que las consecuencias incluirán la extinción de la especie humana.”

Bostrom es un filósofo y pensador líder sobre el transhumanismo, un movimiento que apoya no sólo el estudio de los riesgos potenciales y promesas que las tecnologías podrían traer a la vida humana, pero como estas tecnologías pudieran ser usadas para hacer el mismo acto de vivir mejor.

“Queremos preservar lo mejor de lo que es ser humano y tal vez incluso amplificarlo,” dijo Bostrom.

Los transhumanistas, de acuerdo a Bostrom, anticipan una era en la cual la biotecnología, nanotecnologías moleculares, inteligencia artificial y otros tipos de herramientas cognitivas serán usadas para amplificar nuestra capacidad intelectual, mejorar nuestras capacidades físicas e incluso realzar nuestro bienestar emocional.

El resultado final sería una nueva forma de vida “posthumana” con seres que poseen cualidades y habilidades tan increíblemente avanzadas que ya no podrían ser clasificados simplemente como humanos.

“Empezaremos a usar la ciencia y la tecnología no solo para manejar el mundo que nos rodea, sino para manejar también nuestra biología humana,” dijo Bostrom. “Los cambios serán más rápidos y más profundos que los muy, muy lentos cambios que ocurrirían a lo largo de decenas de miles de años como resultado de la selección natural y evolución biológica.”

Bostrom se negó a dar un plazo de tiempo exacto para cuando esta revolucionaria metamorfosis biotecnológica pudiera ocurrir. “Tal vez tome ocho o doscientos años,” dijo él. “Es muy difícil de predecir.”

Otros expertos ya se están alistando para lo que dicen podría ser una transformación radical de la raza humana en un plazo tan corto como veinte años.

“Esto ocurrirá más rápido de lo que la gente piensa,” dijo el doctor Ray Kurzweil, un inventor y futurista que calcula tendencias tecnológicas usando lo que llama la ley de retornos acelerantes, un concepto matemático que mide el crecimiento exponencial de la evolución tecnológica.

En los ochenta, Kurzweil predijo que un minúsculo aparato portátil sería inventado en los primeros años del siglo 21, que permitiría a los ciegos leer documentos cuando sea, donde fuere; este año tal aparato fue revelado públicamente. Él también anticipó el crecimiento exponencial del Internet en los noventa.

Ahora, Kurzweil está prediciendo la llegada de algo llamado la Singularidad, que él define en su libro sobre el tema como “la culminación de la fusión de nuestro pensamiento biológico y la existencia de nuestra tecnología, resultando en un mundo que es aún humano pero que trasciende nuestras raíces biológicas.”

“No habrá distinción post-Singularidad, entre los humanos y las máquinas o entre la realidad física y virtual,” escribe.

10452_4_001.jpgLa Singularidad se acercará cada vez más rápido debido a que las tecnologías humanas se hacen exponencialmente más pequeñas y más poderosas y que campos como la biología y la medicina son mejor entendidos en términos de procesamiento de información que puede ser simulada por ordenador.

Para 2030, Kurzweil dice, los humanos serán más no-biológicos que biológicos, capaces de subir nuestra mente a Internet, viviendo en varios mundos virtuales e incluso evadiendo el envejecimiento y la muerte.

En 2040, Kurzweil predice que la inteligencia no biológica será miles de millones de veces mejor que la inteligencia biológica que los humanos tienen hoy, posiblemente haciendo nuestros cerebros humanos obsoletos.

“Nuestros cerebros son millones de veces más lentos que los electrónicos,” Kurzweil dijo. “Nos convertiremos en entidades de software cada vez más a lo largo de las décadas.”

Este movimiento hacia la fusión del hombre y la máquina, de acuerdo a Kurzweil, ya está ocurriendo y es más visible en el campo de la biotecnología.

Cuando los científicos ganen un entendimiento más profundo de los procesos genéticos que se encuentran tras la vida, serán capaces de efectivamente reprogramar la biología humana a través del desarrollo de nuevas técnicas de terapias de genes y medicinas capaces de apagar o prender enzimas e interferencia de RNA o silenciamiento de genes.

“La biología y la salud y medicina solían ser acierta o falla,” dijo Kurzweil. “No estaban basadas en una teoría coherente de cómo funciona.”

La emergente revolución en biotecnología llevará a al menos mil nuevas drogas que podrían hacer cualquier cosa, desde alentar el proceso de envejecimiento a revertir la aparición de enfermedades, como las fallas cardiacas y el cáncer, dijo Kurzweil.

Para el 2020, Kurzweil predice una nueva revolución en el área de la nanotecnología. De acuerdo a sus cálculos, ya está mostrando signos de crecimiento exponencial porque los científicos están ya probando una primera generación de nanorobots que puede curar la diabetes tipo 1 en ratones o curar heridas en la medula espinal de ratas.

Un científico está probando algo llamado el respitocyte, un glóbulo rojo robótico que, si se inyecta en el flujo sanguíneo, permite a los humanos hacer un sprint Olímpico por 15 minutos sin tomar una bocanada de aire o sentarse al fondo de una piscina por horas a la vez.

Otros investigadores están desarrollando nanoparticulas que pueden localizar tumores y que un día incluso podrían erradicarlos.

Y algunos pacientes con Parkinson ahora tienen ordenadores del tamaño de un guisante implantados en su cerebro que reemplazan neuronas dañadas por la enfermedad; nuevo software puede ser cargado a las mini computadoras desde afuera del cuerpo.

“La nanotecnología no solo será usada para reprogramar, pero para trascender la biología e ir más allá de sus limitaciones a través de sistemas no biológicos,” Dijo Kurzweil. “Si reconstruimos los sistemas biológicos con nanotecnología, podemos ir más allá de sus límites.

La revolución final que nos lleve ante la Singularidad será la creación de inteligencia artificial, o superinteligencia, que, de acuerdo a Kurzweil, podría ser capaz de resolver muchos de nuestros problemas actuales, como la destrucción ambiental, la pobreza y la enfermedad.

“Un proceso más inteligente va a reemplazar inherentemente al que es menos inteligente, haciendo a la inteligencia la fuerza más poderosa del universo”

Aún así, la invención de tantas tecnologías tan poderosos y la posibilidad de fusionar estas nuevas tecnologías con los humanos sería tanto una promesa como un peligro para el futuro de la humanidad.

“Creo que hay peligros grandes,” dijo Kurzweil. “La tecnología siempre ha sido un arma de doble filo”

Fuente: CNN

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x