Freedom Force. Estrategia y acción en trajes de lycra. Por Docmorti

Si Metrópolis puede respirar tranquila con Superman sobrevolando sus rascacielos, Gotham City enciende un haz luminoso con la silueta de un murciélago cada vez que las cosas se ponen feas y Spiderman se pasea por Nueva York como Pedro por su casa, Patriot City no podía ser menos: ni uno ni dos, sino todo un grupo de superhéroes van a velar por la seguridad de los honrados, conservadores y políticamente correctos ciudadanos de esta gran ciudad. Los cómics y la estrategia se alían en este novedoso título de Irrational Games.

Requisitos del sistema:

– G4 a 400 Mhz o superior.

– 192 MB de RAM.

– 600 MB libres en el Disco Duro.

– Cualquier tarjeta de vídeo ATI Radeon o NVIDIA GeForce.

– MacOS X 10.1.5 o superior.

Tomemos a un grupo de superhéroes tan planos que caen directamente en la caricatura, situémoslo en una ciudad que no tenga nada que envidiar a la modélica Metrópolis y plaguemos cada rincón de pérfidos supervillanos, monstruos y otros enemigos de la moral y las buenas costumbres. Aderecemos todo con una fórmula a caballo entre la acción, la estrategia y el rol y nos dará como resultado algo muy parecido a Freedom Force.

Eso es justamente lo que los creativos de Irrational Games pusieron en práctica en este título que luego portó al Mac Omni Group. Con una estética deudora de los cómics s de la década de los 60, Freedom Force mezcla estilos sin complejos en un juego con algunos “peros” pero bastante divertido si logras entrar en su dinámica.

Toda ciudad necesita un héroe

Alffreedomforce02.jpg

La mecánica de juego se basa principalmente en la consecución de campañas. Para resolverlas empezaremos la aventura encarnando a Minute Man, un ultrapatriótico personaje con poderes sobrenaturales (como encaramarse a lo alto de un edificio de un salto, por decir uno). Conforme vayamos avanzando en la aventura tendremos la posibilidad de unir a la causa los más variados superhéroes, cada uno con sus propios poderes, o incluso crear los nuestros propios.

Pero, como diría Jack el Destripador, mejor vayamos por partes. Al comienzo de cada misión, una introducción con estética de cómic nos pondrá al corriente de los objetivos. Una vez en el juego podremos manejar a los superhéroes de nuestra plantilla seleccionados para la ocasión (con un máximo de 4) utilizando simplemente el ratón. Con él los moveremos por el escenario, les mandaremos interacturar con el decorado o con los demás personajes y les ordenaremos poner en práctica sus extraordinarias cualidades. Y es que lo mismo podremos interrogar a un ciudadano que simplemente “pasaba por allí” que estampar una furgoneta contra una panda de malhechores.

En este caso, no podemos hablar de estrategia en tiempo real, ya que podremos parar la acción cuando deseemos, analizar la situación y mandar a cada personaje realizar las tareas que precisemos, para ver como las llevan a cabo una vez que volvamos a poner en marcha la acción. Esto dota al juego de un componente estratégico que lo sitúa en un nivel diferente del clásico “mata-mata”. Tendremos que seleccionar cuidadosamente los superhéroes que van a actuar en cada campaña, medir cuáles son los poderes que deberán poner en juego y encadenar las mejores estrategias para acabar cada misión con éxito.

Evidentemente, nuestros protagonistas no tienen poder ilimitado y deberemos controlar tanto su nivel de vida como su energía, que descenderá peligrosamente si abusamos de nuestras habilidades.

Alffreedomforce09.jpg

Los personajes se configuran de un modo muy similar a los métodos utilizados por buena parte de los juegos de rol, distribuyendo una serie de puntos en determinadas categorías. Además de la energía y la vida, podrán adquirir nuevos superpoderes y deberán tener en cuenta su “prestigio”. Este baremo medirá lo populares que son y vendrá determinado por las misiones secundarias que consigan realizar y por el número de destrozos que causen en sus refriegas contra el mal: dañar civiles accidentalmente o destruir edificios en el fragor de la batalla no servirá precisamente para ser más amado por los ciudadanos de Patriot City.

La jugabilidad está bastante conseguida, pero la curva de dificultad está algo descompensada al principio y es posible que más de uno se desanime a las primeras de cambio, ya que su sistema de juego no es el habitual en este tipo de juegos y puede impulsarnos a tomarlo más como un título de acción que cómo lo que realmente es, un juego de estrategia. Y no hay fase que se resuelva sólo por el uso de la fuerza.

Además de este modo de juego, Freedom Force incluye la Sala de Peligro y un modo multijugador. La Sala de Peligro nos servirá para entrenar a los superhéroes o probar las habilidades de nuestras propias creaciones. Para ello generará un escenario aleatorio con ciudadanos, edificios y hasta los malos de turno.

El modo multijugador nos permitirá por su parte jugar contra otros amigos y comprobar qué grupo de superhéroes está más en forma. Posiblemente la falta de opciones de este modo le resta bastantes enteros, ya que únicamente nos da la posibilidad de enfrentarnos en un tradicional “todos contra todos” considerablemente insulso.

Superhéroes a todo color

Alffreedomforce12.jpg

Los gráficos están completamente modelados en 3D, creando un ambiente con el que nuestros personajes pueden interactuar (una forma ciertamente suave de decir que nuestros protagonistas podrán arrancar semáforos de cuajo, jugar al ping-pong con coches o demoler a golpes edificios enteros). Los modelados y las texturas son bastante aparentes, aunque la máquina necesaria para poder disfrutarlos en todo su esplendor no está al alcance de cualquiera. Al menos, las posibilidades de configuración del aspecto gráfico posibilitan que el juego corra sin sobresaltos en la configuración mínima requerida.

La cámara es manejable por el jugador y, aunque por la propia naturaleza del juego tenderemos a situarla cenitalmente, se puede girar, acercar o alejar a capricho. Sin embargo, cuando estamos muy centrados en las acciones de uno sólo de nuestros héroes puede llegar a jugar malas pasadas, ya que nos impedirá ver algunas si no somos lo suficientemente rápidos con los controles de cámara.

La ambientación sonora está resuelta con acierto. Las voces recordarán sin duda las series antiguas de animación de superhéroes y a más de uno le traerá a la cabeza esa serie protagonizada por Adam West en la que Batman y Robin se paseaban por un Gotham tecnicolor con una indumentaria francamente hortera. Y, por supuesto, los correspondientes “zooooom”, “h” o “pooow” tendrán en la sección de efectos sonoros un lugar de honor.

Concluyendo

Alffreedomforce17.jpg

Freedom Force es un juego especialmente indicado para los amantes de la estrategia que quieran probar algo diferente. Su sistema de “tiempo parado” y la importancia de la acción (aquí no hay ningún recurso que recoger, ni tropas que alimentar) lo aleja sensiblemente de títulos como Starwars Battlegrounds o la saga Warcraft.

Su cuidada estética y la ironía que desprende su sátira de los cómics s de los 60 tienen atractivo propio, pero pese a su aspecto no es un título indicado para los más pequeños: la acción cuenta aquí más que en otros títulos similares, pero no deja de ser un juego en el que la estrategia tiene el lugar de honor.

Como ya adelantaba, el juego adolece de algunos defectos, pero su originalidad y su cuidada factura merecen que se le dé una oportunidad.

Lo mejor

– El sencillo sistema de juego.

– La conseguida estética de cómic.

– La posibilidad de crear superhéroes propios.

Lo peor

– Nuevamente, la falta de traducción.

– Los elevados requisitos del sistema.

– El poco elaborado modo multijugador.

Web oficial: http://www.myfreedomforce.com/

Web Macplay: http://www.macplay.com/games/freedomforce.php

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
18 years ago

yo pienso k esta mui bien.y k me an convencido para comprarme el juego.

Anónimo
Anónimo
16 years ago

quiero decir que me encante dibujar

2
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x