TurboNAS TS-269L, parte II: Un interfaz no tan difícil

08/12/2012 por Carlos Burges

En nuestro anterior artículo sobre este dispositivo de QNAP se encendió una amigable polémica sobre el interfaz de QNAP y por extensión, de la unidad que estamos probando, el  TurboNAS TS-269L de QNAP. En esta segunda parte, vamos a ver cómo es realmente este interfaz en un vídeo en el que podrás ver las opciones disponibles para este modelo y juzgar por ti mismo si es un interfaz "sencillo" o "complejo".

Como hemos podido ver en el vídeo, la cantidad de opciones disponibles para este pequeño dispositivo son muy grandes y prácticamente permiten crear un auténtico ecosistema propio con bastante facilidad si se tienen ciertos conocimientos al respecto de redes y servicios, pero en general, para nuestro laboratorio no ha sido complicado adaptarnos al interfaz web con rapidez y poder levantar servicios de forma rápida y a nuestro antojo. Es importante destacar también la transparencia con servicios específicos para Mac, incluyendo además de AppleTalk, soporte para HFS+ en discos duros, Time Machine y servidor iTunes.

El TurboNAS TS-269L tiene un precio recomendado de 474 euros y no es una unidad "barata". Es posible que haya otros NAS en el mercado (incluidas las propias gamas de QNAP) con precios más asequibles y a este precio debemos añadir además la compra, si no dispones de ellos, de dos discos duros adicionales de cierto tamaño para poder disponer de suficiente capacidad de almacenamiento.

Aún así, si empiezas a sumar el precio de los servicios externos contratados que ya tienes es fácil poder hacer el cálculo al respecto del ROI (retorno de la inversión) de este NAS: en nuestro caso, es de dos años teniendo en cuenta no solo lo que pagamos por estos servicios, sino la prospección de futuro que nos ofrece no tener que contratar servicios adicionales que nos proporciona el NAS de serie.

El doble ethernet, una característica que podría considerarse como "menor", es un plus importante, ya que permite hacer convivir el dispositivo en dos redes separadas ofreciendo servicios también separados para cada una de ellas.

Cabe destacar, por otra parte, el hecho que en cuanto prestaciones el 269L es prácticamente igual que el 269 Pro (diseñado para uso profesional) sin embargo por tener una CPU a 1,86Ghz (x2 núcleos), SATA a 3Gbps en lugar de a 6Gbps, y el hecho de que las bahías no son bloqueables con llave además de venir sin pantalla LCD, se ha conseguido una rebaja sustancial en el precio sobre la versión Pro.

Si eres un usuario de consumo, quizás este no sea tu dispositivo y busques opciones más económicas, pero si tienes un pequeño despacho, eres una PYME o un Prosumer y sobre todo, si viajas mucho, el TurboNAS TS-269L te ofrece no solo una sólida experiencia en cuanto almacenamiento de archivos de forma remota, sino también cantidad de servicios adicionales que puedes aprovechar en una unidad altamente personalizable vía software.

0
Comentarios