2012: un año difícil para la industria de los discos duros

02/01/2012 por Carlos Burges

Hasta hace muy pocos años, una de las piezas imprescindibles a la hora de montar un ordenador era el disco duro. Sin embargo, en el último lustro la industria del almacenamiento ha visto tambalearse su negocio debido a diferentes circunstancias: la memoria Flash, los límites de las tecnologías utilizadas, los cambios en las costumbres de los usuarios y en último término, las catástrofes naturales han forzado al tradicional disco duro a replantearse su futuro. Y no es precisamente, según un ejecutivo de la industria, un futuro fácil.

Desde hace algunos años, la industria del disco duro ha visto desaparecer la fragmentación de múltiples fabricantes con una reordenación del mercado en el que los peces pequeños han sido devorados por peces mas grandes y las grandes empresas que crearon divisiones de fabricación de discos duros han vendido estas unidades de negocio a empresas especializadas, como Samsung, que este pasado abril de 2011 vendió su unidad de negocio de discos duros a Seagate. El panorama, en los últimos 30 años, se ha reducido considerablemente a unas pocas marcas de fabricantes. Y se espera, o se cree, que al final este mercado todavía se reducirá aún mas hasta quedar prácticamente dos o tres fabricantes mayores al respecto de discos duros tradicionales.

Los grandes fabricantes han estado en los últimos 5 años diversificando su capacidad industrial para evitar que todo su negocio recaiga sobre un periférico cuyo futuro actualmente no es que sea incierto, pero sí está comprometido. La memoria Flash, junto con las limitaciones técnicas para aumentar el tamaño de los discos duros tradicionales más allá de los 3 TB como principales barreras técnicas que afrontar, junto con el movimiento "hacia la nube" han complicado el negocio tradicional de venta de almacenamiento y ha forzado a la apertura hacia otros nichos de mercado: Centros Multimedia, Servidores NAS y servidores de almacenamiento empresarial y sobre todo, servicios asociados al almacenamiento han sido algunos de los segmentos de mercado que se están explorando por los fabricantes con todo éxito, al menos, para algunos.

Para completar el difícil panorama, las inundaciones en Thailandia en el último trimestre de 2011, donde se fabrica el 25% de todos los discos duros del mundo, forzaron un vuelco en el mercado para complicar mas la situación, no solo por la falta de unidades en el mercado que ha repercutido en el precio en el último tramo del año (incluyendo la lucrativa temporada navideña) como en la especulación desatada por los mayoristas que han visto como aprovechar las carencias del mercado en su favor.

Al respecto de todos estos asuntos, un ejecutivo de la industria del almacenamiento, que prefiere no ser nombrado, ha hecho algunos comentarios a faq-mac al respecto de cómo se presenta el año y cuales son las claves que regirán este complicado mercado durante los próximos 12 meses.

Retail

Al respecto de la venta al detalle, los cambios van a ser importantes con algunos puntos a destacar empezando por las limitaciones técnicas: "Este año esperamos poder romper la barrera de los 4 TB por disco o al menos sentar las bases de la tecnología requerida para ello aunque necesitamos por parte de los fabricantes de una mayor apertura a la hora de aceptar discos duros de ese tamaño. Windows XP, un sistema operativo con carencias a la hora de poder trabajar con almacenamiento de ese calibre, no nos favorece nada y esperamos que a lo largo de este año la rotación de equipos permita que Windows 7 y opcionalmente, 8 haga desaparecer esta primera barrera de entrada para discos de más de 2 TB y no tengamos que distribuir software para compatibilidad discos duros de grandes capacidades con este sistema operativo obsoleto."

Adicionalmente, el ejecutivo apunta a la crisis como otro de los principales obstáculos: "Hemos detectado que todos aquellos discos duros retirados por los usuarios para ser sustituidos por unidades de mayor tamaño están saliendo de estanterías y cajones para volver a los escritorios dentro de cajas OEM de fabricantes asiáticos que cuestan menos de 15 €. Discos de 60, 80, 120, 160, 250 y 500 GB, ATA y SATA, han vuelto a los escritorios como medida preventiva para ampliar el almacenamiento aunque sea en cantidades muy pequeñas para tratar de evitar la inversión en unidades nuevas, mas costosa aún si cabe desde el desastre de las inundaciones de Thailandia".

"Otro de los problemas han sido los mayoristas y los precios a futuro: se ha especulado con el precio de los discos durante la falta de unidades debida a las inundaciones cargando amplios márgenes. Sin embargo, mientras el mercado vuelve a estabilizarse y los almacenes se llenan de nuevo con unidades en stock, los precios no vuelven a equilibrarse a los niveles anteriores a las inundaciones mientras los mayoristas solo reducen una parte de esos márgenes hinchados para tratar de obtener mas beneficios. En esa circunstancia, con un precio alto y con la crisis apretando mas que nunca, el mercado del Retail está sufriendo un descenso de ventas complejo de asumir."

La competencia del mercado Flash

Para el ejecutivo, el problema competitivo de la proliferación de los discos de Estado Sólido no se encuentra de forma específica en la tecnología, sino en cómo los usuarios y las empresas están complementando la carencia de espacio con servicios. "Los discos duros de estado sólido serán mas rápidos, energéticamente mas eficientes y mas fiables al no disponer de parte mecánicas, pero su precio por GB es muy caro y contra esto no hay discusión posible. No pueden competir contra el disco duro tradicional. Además tienen problemas de durabilidad conforme la memoria Flash se degrada". Al respecto de este punto, el ejecutivo comenta: "la compra de Anobit por parte de Apple es un claro ejemplo de cómo la compañía de Cupertino apuesta por el almacenamiento de estado sólido y pretende mejorar la durabilidad de los discos SSD a futuro. Apple será una empresa orientada al consumo, pero en los próximos años una parte importante de sus beneficios vendrán de los royalties asociados a las nuevas tecnologías que ha estado desarrollando durante la última década y las patentes de Anobit serán parte importante de estos beneficios".

"Es mucho mas preocupante" comenta el ejecutivo "el cambio que está haciendo el usuario al respecto de sus costumbres habituales", puntualizando. "Ahora el usuario utiliza un SSD en su portátil, que es el tipo de ordenador que realmente está funcionando, y lleva el resto de los archivos a la nube. La capacidad de poder trabajar cómodamente, gracias a la amplia disponibilidad de acceso a internet y velocidades de conexión, con los AFS (Average File Sizes o Archivos de tamaño de Media) que está ahora en 10 MB ha desplazado notablemente la necesidad del almacenamiento masivo para el día a día. En resumidas cuentas, no es cómodo llevar encima un kilo de almacenamiento, por muchos 2 ó 3 TB que supongan".

La nube

Según el ejecutivo, "La nube está suponiendo llevar el almacenamiento del retail a los proveedores de servicios. Realmente las necesidades de almacenamiento siguen estando ahí, pero es la forma de acceso lo que cambia nuestro modelo de negocio. Si antes, en el retail o los OEMS controlábamos en cierta manera nuestros márgenes y fabricación debido a la experiencia de muchos años, en el advenimiento del Cloud, la cosa cambia notablemente porque ya no tratamos con fabricantes de hardware, sino con proveedores de servicios.

Las compras de discos duros por parte de los grandes centros de Datos o directamente por los ODM (Original design manufacturer) se realizan ahora en compras estimadas en función del crecimiento y una o dos veces al año, pero se suministran en varias fases, forzando a fabricar grandes cantidades de discos con márgenes muy pequeños y tiempos de respuesta muy ajustados, forzando además a disponer de grandes stocks de piezas en previsión de pedidos que se realizan en función de variables de mercado que muchas veces no pueden evaluarse de forma sencilla. Es un mercado muy difícil en el que hemos aprendido muchas cosas en los dos últimos años pero todavía nos queda mucho por aprender. Apple, por ejemplo, juega extraordinariamente bien sus cartas en un mercado similar como es el de la memoria Flash comprando grandes volúmenes para obtener buenos precios y desplazar a la competencia, aunque luego los pedidos "reales" se van sirviendo mucho mas despacio de lo que en un principio se cree. Nos enfrentamos con este tipo de maniobras ahora con los ODM que suministran servidores a Google, Facebook o Apple, por ejemplo."

 

0
Comentarios
  • #1 por rafa espada el 02/01/2012
    Interesante, muy interesante.

    Me gusta lo que dice que los usuarios finales utilizan menos espacio llevando más información a la nube.

    Ahora mismo yo estoy haciendo mi segunda copia de seguridad online (1.5TB) y la música con iTunes Match es online también, antes ocupaba 180Gb que ahora no me ocupan y de los que tampoco tengo que hacer copia de seguridad.

    Vamos, que sí es cierto que cada vez tenemos menos necesidad de discos duros.
  • #2 por nickeditor el 02/01/2012
    Interesante artículo pero con lagunas, no dice nada de los discos duros en televisiones (cada vez menos) y en reproductores multimedia (cada vez más) ni el aumento en almacenamiento "solido" (discos duros) en detrimento de almacenamiento óptico (DVD's)

    También pasa de puntillas sobre el formato de archivos ("barrera de 2TB") que seguimos arrastrando: se sigue usando FAT32 porque es compatible con Windows y Mac en lugar de compatibilizar NTFS y HFS

    Se nota que conocen bien la situación cuando hablan de la reutillización de discos duros internos en cajas externas de bajo coste ;)

    2012 puede ser el año de los SSD, mal que les pese a Seagate o Western Digital
  • avatar
    #3 por --414213-- el 02/01/2012
    Bueno, pero el almacenamiento en la nube también usa discos duros ¿No?

    No los comprarán los usuarios finales pero si las empresas que se dedican al almacenamiento de datos de sus clientes.

    Las gallinas que entran por las que salen.

    Se vende menos porque la gente se controla más. Los discos no son baratos y ahora te repiensas cada euro que tienes que gastar. Yo lo hago.

    La fiesta ha terminado para todos, así que cada uno que llore sus cosas pero no de excusas que no tienen base ninguna.

    Se reutilizan discos más pequeños porque los tenemos en cajones guardados o porque los podemos encontrar por 4 perras.

    Imagino que el "ejecutivo" esta viendo mermados sus ingresos y por eso ladra a diestro y siniestro. Como hacemos todos... cada uno a su nivel claro.
  • avatar
    #4 por --414213-- el 02/01/2012
    Duplicado.

    Perdón pero daba error al enviar y se publicó dos veces lo mismo.

    Que el jefe borre este comentario si eso.