Netflix pondrá una cuota extra para usarse fuera del domicilio habitual, empezando por Hispanoamérica

Ya sabemos la desesperación que invade a aquellos que se están ahogando, lo que les impulsa a agitar desordenadamente sus brazos, en un intento de mantenerse a flote, aunque en realidad eso acelera su hundimiento.

Algo así estamos viendo en los últimos movimientos de Netflix. Mientras los suscriptores desertan en masa de su servicio de suscripción, en favor de otras opciones con mejor contenido (o puede que sencillamente mejor promocionado) Netflix está dispuesta a alienar a su base de usuarios utilizando las técnicas de la televisión en abierto convencional: la publicidad. Como si eso estuviera yendo bien.

La idea de Netflix es ofrecer un nuevo tramo de suscripción más barato (se habla de 8 euros) y suplir la falta de ingresos introduciendo anuncios.

Sólo veo dos posibilidades: el nuevo tramo no tiene el éxito salvador que esperan, pero el daño a la marca y a la reputación ya está hecho. El nuevo tramo tiene éxito y miles de usuarios que pagaban la cuota completa se pasan al tramo barato con anuncios, acelerando aún más la crisis de ingresos.

Porque los titulares se centran en la pérdida de suscriptores, pero en realidad quieren decir pérdida de ingresos. Netflix es un servicio que ha tenido muchos problemas para ser rentable (lo es a duras penas) y su crecimiento y expansión ha estado favorecido por su condición de pionero y -por tanto- la falta de competencia.

Ahora que la competencia está hipersaturando el segmento, Netflix tiene que empezar con los ajustes duros. Ya los usuarios andaban un poco desconectados con las cancelaciones de series. La falta de producciones de calidad (en estos momentos los hitos de Netflix son Stranger Things y The Crown, insuficientes para ocupar espacio en la mente del espectador) y un montón de producciones mediocres (o poco promocionadas) que pasan sin pena ni gloria.

¿Cuánta publicidad es la justa?

Abrir una opción de suscripción con publicidad en un canal que tradicionalmente se ha vendido sin ella plantea un reto interesante. Desde el despacho se dice: para que esto funcione hay que vender tantos millones en publicidad.

Y luego esa publicidad hay que colocarla en las emisiones. Por supuesto, las series antes mencionadas serán el objetivo principal, pero el resto también tendrá anuncios antes y después (suponemos que las películas también tendrán “durante”).

¿Cuánta publicidad es demasiada? ¿Cuánta publicidad es “poca”? Si pones demasiada publicidad -no objetivamente, sino subjetivamente, la gente echará pestes del servicio y volverán las bajas, y esta vez te has quedado sin balas, Son clientes que nunca recuperarás.

Si un usuario se sienta a ver un episodio de una serie que le apetece, y tiene cinco minutos (por ejemplo) de publicidad, como si fuera una Antena 3 cualquiera, puedes estar seguro de que no durará mucho, porque, en fin, para eso ya tiene Antena 3.

Si pones poca, estás perdiendo dinero -algo que Netflix necesita desesperadamente.

Ya hemos dicho en otras ocasiones que nos parece una pésima idea, y que el daño a la marca Netflix será irreparable, apareciendo ante todo el mundo como perdedora, servicio en una posición débil que no durará mucho, incentivando que más gene centre su atención en otros servicios con más futuro.

No se vayan todavía, aún hay más… Netflix pondrá una cuota para poder usarlo fuera del domicilio habitual

Netflix está trabajando para tomar medidas contra el uso compartido de cuentas entre los hogares, y ahora está probando una tarifa adicional para los usuarios de Netflix en América Latina que han proporcionado sus contraseñas a personas fuera de su hogar inmediato. Según informa Bloomberg, los clientes de Netflix que compartan sus contraseñas en Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y la República Dominicana tendrán que pagar dinero adicional.

Netflix había estado probando anteriormente una tarifa adicional para compartir cuentas en Chile, Costa Rica y Perú, pero la prueba ahora se está expandiendo a otros países. En Argentina, los clientes tendrán que pagar 219 pesos (1,70 $), mientras que la tarifa será de 2,99 $ en otros países.

Se estima que 222 millones de hogares que pagan están compartiendo con otros 100 millones de hogares que no están siendo monetizados, y Netflix está planeando implementar una “monetización más efectiva del uso compartido entre hogares múltiples” como parte de una estrategia para aumentar los ingresos.

Los clientes de los países donde Netflix está probando tarifas adicionales tendrán la opción de pagar la tarifa por el acceso o pasar a una nueva cuenta de pago. Netflix está permitiendo a las personas acceder a sus cuentas mientras viajan, pero si una persona utiliza una cuenta en un lugar que no es uno de sus hogares de pago durante más de dos semanas, la compañía enviará una notificación dentro de la aplicación exigiéndoles que agreguen un hogar por una tarifa o cambien el hogar principal.

No oimos a Disney+ quejarse por las cuentas compartidas. Netflix está condenado, y más pronto o más tarde será comprada por otro servicio.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x