5.4k 0

20 años del iPod: quiénes fueron las personas clave

No nos vamos a extender hoy en lo que supuso el iPod para la música (la cambió completamente), para Apple (la cambió completamente, lanzándola de una pequeña empresa de ordenadores a una marca de electrónica de consumo sin rival) y para los consumidores (nos devolvió nuestra música en un formato “sin pausa” -imagínate poder escuchar 1000 canciones sin tener que cambiar de disco o darle la vuelta a la cassette… acompañándonos en cualquier parte y situación).

Hoy quiero hacer un repaso más concreto sobre los actores que llevaron a conseguir esa revolución que nadie imaginaba y que produjo -además- anuncios icónicos y una gama de productos que sorprendió una y otra vez.

Steve Jobs

Steve Jobs y el iPod

Por supuesto, fue él quien dijo que había que meterse en este mercado -fue quien vio la oportunidad- y quien designó a los responsables del proyecto (Jon Rubinstein y Tony Fadell).

Además, se comprometió con Fadell a dar continuidad al producto durante al menos tres generaciones, aunque la primera no fuera un éxito de ventas, según ha declarado éste en declaraciones a Bloomberg. Esto fue vital para que el iPod calara en el mercado y se convirtiera en un icono que aun hoy puede encontrarse habitualmente para indicar que se están reproduciendo MP3.

Una vez más, si alguien podría -suponiendo que tuviera algún interés en ello- en reclamar la paternidad de la creación, sería él. Pero, como parte de su nueva etapa en Apple y de su maduración como persona y como empresario, el retornado Jobs era un jugador de equipo, consciente de sus virtudes y de sus defectos y consciente de que un visionario sin un grupo de gente que sea capaz de plasmar su visión en el mundo real, no es nada.

Desde nuestro punto de vista (y pensamos que desde el de Jobs seguramente también), pretender que se te reconozca como el “padre” de un producto industrial masivo no sólo es algo pueril sino que -de alguna manera- indica una cierta mediocridad.

Jon Rubinstein

Designado por Steve Jobs como responsable del proyecto, Jon Rubinstein había encontrado un disco duro de Toshiba pequeño que era perfecto para incluirlo en un dispositivo portátil.

Jon Rubinstein comenzó a trabajar con Steve Jobs en NeXT, donde fue contratado para llevar la ingeniería de hardware, aunque la máquina en la que estaba trabajando nunca llegó a comercializarse porque NeXT abandonó el hardware e intentó centrarse exclusivamente en la venta de software (tampoco funcionó).

Jon Rubinstein fue el responsable de la fabricación del iMac original, que consiguió organizar en solo 11 meses. El iPod se desarrolló en sólo ocho meses.

Finalmente, Jon Rubinstein salió de Apple -después de un ultimátum de Jony Ive a Jobs, cansado de sus protestas porque los productos que diseñaban eran “difíciles de fabricar”- y se marchó a Palm para intentar salvarla, con una historia penosa de ingeniería inversa para poder acceder a los contenidos del iPhone y poder migrarlos a sus dispositivos.

Tony Fadell

Aunque se le conoce habitualmente como “el padre del iPod” y aquí vamos a dejar claro que es más una cuestión de cómo le gusta a él verse, porque el iPod fue una labor de equipo con muchas personas cruciales contribuyendo a su éxito, no cabe duda de que su visión de hacia dónde tenía que ir el iPod y cómo ejecutarlo son inevitables a la hora de contar esta historia de éxito.

Tony Fadell estaba desarrollando su propio reproductor de MP3, en su startup Fuse Systems. Pero hay que recordar que Tony Fadell había trabajado en General Magic, una empresa que fundaron extrabajadores de Apple (tan notorios como Bill Atkinson y Andy Hertzfeld), en el desarrollo de dispositivos de comunicación personal (o sea, un teléfono, un asistente digital, etc.)

Steve Jobs le llamó para que hiciera de consultor en el proyecto de desarrollo del reproductor de música… cuando Fadell le presentó las maquetas del aspecto que podría tener el dispositivo, Jobs le dijo que “iba a entrar en Apple para dirigir ese proyecto”.

Afortunadamente lo hizo.

Phill Schiller

Aunque es frecuente olvidarse del fondo tecnológico que tiene Phil Schiller, porque toda su carrera la ha hecho dirigiendo el marketing de Apple, la manera de trabajar de la empresa hace que todos estén implicados en el desarrollo de los productos desde el principio, y fue idea suya que la rueda de clic tuviera una velocidad variable, de forma que cuando se hiciera scroll rápido (se quisiera avanzar mucho en una lista) la velocidad se acelerara para acortar el tiempo de espera.

Fue una de esas características distintivas que pusieron al iPod en otra liga.

___

El iPod fue (ha sido) un producto crítico en la historia de Apple, que le permitió salir de la economía “precaria” que aportaba la cuota de mercado de entre el 3 y el 5% en el sector de ordenadores al 75% en reproductores musicales, les permitió investigar y profundizar para sacar el iPhone antes de que otros fabricantes desarrollaran teléfonos más potentes y, en resumen, convertir a Apple en el monstruo que es hoy.

Lanzado el 23 de Octubre de 2001, en 2004 (sólo tres años después) el negocio del iPod era tan importante -no sólo la venta de dispositivos, sino los accesorios a través del programa MFI (Made for iPod) que se convirtió en una división independiente, dirigida por Rubinstein.

Cada año salían nuevos modelos de iPod, aumentando su capacidad, disminuyendo sus dimensiones, añadiendo características como la pantalla en color, la reproducción de vídeo y el pase de fotos.

A primeros de 2008, se habían vendido más de 119 millones de iPods, convirtiéndolo no solo en el reproductor multimedia portátil con más éxito en el mercado, sino uno de los productos electrónicos de consumo más populares de todos los tiempos.

Rubinstein – también apodado el “iPodrino” (juego de palabras en inglés entre iPod y Godfather -padrino) por su papel en el desarrollo del iPod fue el encargado de desarrollar el mercado secundario de accesorios, como altavoces, cargadores, baterías, fundas, etc. Esos accesorios, producidos por empresas independientes, que se acabaron conociendo como “el ecosistema iPod”, en 2006 generó mas de mil millones de dólares en ventas anuales.

En el año fiscal de 2007, el iPod generó más de ocho mil trescientos millones en ingresos, alrededor de un tercio de las ventas de Apple.

Hoy, 20 años después, seguimos admirados por esa intuición, esa capacidad de ejecución y ese dinamismo en la renovación constante de un producto que nunca parecía tocar techo.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta