5.5k 0

La asociación europea de consumidores se persona en el caso de la UE contra Apple

La Comisión Europea permite al Bureau Europeen des Unions de Consommateurs (BEUC), traducido “Oficina Europa de Uniones de Consumidores” que aporte información en su investigación antimonopolio sobre Apple Music.

La Comisión Europea ha dado a Apple tres meses para responder a su acusación inicial de que Apple está incumpliendo la ley de competencia de la UE con Apple Music. Mientras tanto, la comisión ha reconocido formalmente al BEUC como parte interesada.

“Esperamos trabajar con la Comisión para asegurarnos de que los consumidores europeos tiene acceso a un abanico completo de servicios de música en streaming sin que sus opciones se vean injustamente restringidas o los precios hinchados artificialmente” dice Monique Goyens, Directora General de la BEUC, en un comunicado.

La BEUC representa a 46 organizaciones independientes de 32 países. Dice que su principal objetivo es representar a estas organizaciones en la UE “y defender los intereses de los consumidores europeos”.

Ser formalmente reconocida como parte interesada significa que la BEUC podrá aportar información de los consumidores a la investigación.

Por parte de España, son miembros de pleno derecho la CECU (Confederación de consumidores y usuarios) y la OCU (Organización de consumidores y usuarios) y miembro afiliado ASUFIN (Asociación de Usuarios Financieros).

La nueva ley podría dirigirse específicamente a las grandes empresas tecnológicas

Mientras la UE tramita la propuesta del Reglamento para regular las empresas tecnológicas, un legislador europeo quiere que la definición financiera de “Big Tech” (o Grandes Tecnológicas) se cambie para asegurarse de que las principales empresas norteamericanas se vean afectadas.

La Unión Europea ha propuesto una legislación que podría regular a las grandes empresas de tecnología y multarlas por no cumplir las normas. Mientras la Digital Markets Act (DMA) sigue su proceso para convertirse en ley, el legislador del Parlamento Europeo, Andreas Schwab, quiere introducir nuevos cambios en la definición de qué es una “Big Tech”.

Según Reuters, actualmente hay dos definiciones específicas sobre lo que se considera una empresa perteneciente a las Big Tech, o “guardianes online”. La primera es que son empresas que tiene una facturación anual de más de seis mil quinientos millones de euros en sus negocios europeos durante los últimos tres años.

La segunda es que alternativamente hayan tenido un valor de mercado de 65 mil millones de euros en el último año fiscal. En ambos casos, como propuso originalmente la Comisaria de competencia europea, Margrethe Vestager, tienen que ofrecer lo que se describe como servicio de plataforma en al menos tres países europeos.

Andreas Schwab, parlamentario europeo

Ens un nuevo informe para la UE, el legislador Andreas Schwab dice que estos umbrales fijados en la definición deberían aumentarse. En su recomendación, los ingresos deberían fijarse en más de diez mil millones de euros y el valor de mercado en al menos cien mil millones de euros.

“La DMA debería estar dirigida claramente hacia esas plataformas que juegan un papel incuestionable como “guardianes” (porteros) debido a su tamaño y su impacto en el mercado interno” dice “es adecuado aumentar los umbrales cuantitativos y añadir (…) que son proveedores no sólo de uno sino de al menos dos servicios de plataforma básicos”.

Los niveles anteriores más bajos se traducirían en que empresas tecnológicas de los Estados Unidos, Europa y Asia estarían afectados por la nueva legislación. Si se acepta la propuesta de Schwab, la subida de los umbrales probablemente limitaría la ley a empresas norteamericanas como Apple, Google y Facebook.

Si se aprueba, la Digital Markets Act y su norma jurídica asociada “Digital Services Act”, se utilizarían para que empresas más pequeñas pudieran competir. Apple podría verse obligada a dejar de promocionar sus propias apps en vez de las competidoras en las búsquedas de las App Store, por ejemplo.

Según la propuesta de Schwab, Google y Apple podrían ser obligadas a permitir que los usuarios borraran las aplicaciones reinstaladas. También podrían tener que compartir más información sobre el rendimiento de las apps.

La comisaria de competencia de la UE, Margrethe Vestager, ha afirmado que las dos leyes garantizarían que “los usuarios tengan acceso a una amplia oferta de productos y servicios seguros a través de internet” y que el objetivo es que “las empresas en Europa compitan libremente y de manera justa tanto en el mundo físico como en el virtual”.

Si la legislación se aprueba, cuando se descubra que una empresa está incumpliendo la ley, podrá ser multada. Una propuesta que pudieran condenarles a pagar el 10% de la facturación anual global de la empresa. 

También sería posible que, ante incumplimientos repetidos y sistemáticos de las normas, la UE forzara a las empresas a escindirse. Sin embargo, la UE ha asegurado que ésa sería la última solución, una vez se demostrara que no había menos gravosa.

El parlamento, que también tiene otros dos comités trabajando en las enmiendas a estas propuestas normativas, espera tener una propuesta común a final de este año y comenzar las negociaciones con los países europeos, en el seno del Consejo Europeo, el año 2022.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta