8.2k 0

Cómo usar Windows 11 en Macs con Intel

Windows 11 requiere un procesador compatible con TPM 2.0 y una placa base compatible para instalarse. Aunque no está disponible en Macs en la actualidad, hay soluciones alternativas.

Qué es TPM

Las siglas TPM significan Trusted Plataform Module (Módulo de Plataforma de Confianza). El TPM es un chip que se instala en la placa base del ordenador. El chip TPM sirve para almacenar las claves de cifrado de Windows y proteger así la privacidad de tus archivos más sensibles.

Normalmente, si está instalado en la placa, estará desactivado y necesitarás activarlo usando el propio sistema operativo o algún software de terceras partes.

Para tu información, desde 2016 se pide a los fabricantes que pongan el chip TPM 2.0 en los ordenadores destinados a instalar Windows, y en Windows 11 ya es un requisito imprescindible para poder hacerlo.

Es posible que tu placa base no tenga el chip instalado pero sí tenga el hueco para que lo hagas tú y lo conectes.

Si no lo sabes, tendrás que investigar por ahí.

Windows 11

Microsoft acaba de presentar Windows 11, con una interfaz de usuario nueva y mejoras en multitarea. Como requisito para poder instalarlo, una placa con chip TPM 2.0 instalado y activado, que, obviamente, impide que los Macs puedan instalarlo, pues se trata de un chip específico para ordenadores que van a utilizar Windows.

Algunos Macs tienen soporte TPM 2.0 en el procesador, pero tal como están diseñados, ninguno tiene el hueco en la placa base. Para que un Mac con Intel ejecute Windows 11 oficialmente, Apple tendrá que actualizar el Mac para esa compatibilidad, o Microsoft tendrá que eliminar ese requisito.

Así que tienes que tener claro que no hay soporte oficial para ejecutar Windows 11 en un Mac.

Requisitos mínimos del sistema para Windows 11

Antes de intentar instalar Windows 11, verifica primero la compatibilidad de tu equipo con los requisitos que ha impuesto Microsoft. Con independencia de las soluciones alternativas que se puedan usar, el equipo tiene que cumplir las especificaciones mínimas para ejecutar el sistema operativo.

Los requisitos del sistema para Windows 11 son:

  • Un “procesador moderno de 64 bits” según Microsoft
  • Chips a 1 Ghz o más
  • 2 núcleos
  • 64 GB de almacenamiento
  • 4 GB de RAM
  • UEFI (Unified Extensible Firmware Interface o Interfaz de Firmware Extensible Unificada), compatible con Secure Book y TPM 2.0
  • Pantalla de 9 pulgadas con resolución de 1366×768
  • Gráficos compatibles con DirectX 12 / WDDM 2.x

La obligatoriedad de tener TPM 2.0 y otros requisitos hacen que sólo los procesadores fabricados en los últimos seis años (aproximadamente) sean compatibles.

Los Mac de Apple cumplen con la mayoría de estas especificaciones en su configuración predeterminada desde hace años, pero es la necesidad de TPM 2.0 lo que dificulta saber si un modelo de Mac será compatible.

Los siguientes Mac son los primeros modelos con TPM 2.0 en la CPU.

  • MacBook (Retina, 12 pulgadas, 2017)
  • MacBook Air (13 pulgadas, 2017)
  • MacBook Pro (15 pulgadas, 2016)
  • MacBook Pro (13 pulgadas, 2016, cuatro puertos Thunderbolt 3)
  • MacBook Pro (13 pulgadas, 2016, dos puertos Thunderbolt 3)
  • Mac mini (2018)
  • iMac Pro (2017)
  • iMac (Retina 5K, 27 pulgadas, 2017)
  • iMac (Retina 4K, 21,5 pulgadas, 2017)
  • iMac (21,5 pulgadas, 2017)
  • Mac Pro (2019)

Cualquier Mac lanzado antes de los modelos mencionados nunca será compatible oficialmente con Windows 11. Cualquier Mac lanzado después de que estos modelos que tenga procesador Intel cumplirá los requisitos necesarios para ejecutar el sistema operativo, pero no se ha proporcionado soporte oficial, y no lo esperamos.

Por suerte, usando una solución alternativa, los usuarios pueden eludir el requisito de TPM 2.0. Esto significa que, con la solución alternativa, Windows 11 funcionará en cualquier Mac capaz de ejecutar Windows 10 que cumpla con las otras especificaciones mínimas.

Cómo instalar Windows 11 en Mac con un archivo ISO personalizado

Crear un archivo ISO personalizado para instalar Windows 11 en Mac

Lo que necesitas

  • Un Mac que cumpla con los requisitos mínimos del sistema para Windows 11
  • ISO de Windows 10
  • ISO de Windows 11
  • Cualquier aplicación de creación de archivos ISO

Ten en cuenta que el Mac debe cumplir con los requisitos mínimos del sistema para ejecutar Windows 11, como 64 GB de almacenamiento y un procesador de doble núcleo. Sin embargo, la solución alternativa pasa por alto el requisito de TPM 2.0, por lo que se puede ignorar.

Cómo crear un archivo ISO personalizado para eludir el requisito de Windows 11 TPM 2.0

  1. Monta el archivo ISO de Windows 11 usando DiskImageMounter
  2. Copia el contenido del medio en una nueva carpeta en el escritorio
  3. Desmonta el archivo de imagen de Windows 11
  4. Abre la imagen de instalación de Windows 10 usando DiskImageMounter
  5. Abra la carpeta “Fuentes” (Sources)
  6. Copia “Install.wim” en el escritorio
  7. Desmonta el archivo ISO de Windows 10
  8. Edita la extensión de archivo “Install.wim” usando “Obtener información” en el menú contextual
  9. Selecciona “Nombre y extensión” y cambia el nombre del archivo a “Install.esd”
  10. Vuelve a abrir la carpeta que contiene el contenido ISO de Windows 11
  11. Abre la carpeta “fuentes”
  12. Elimina el archivo “Install.esd” ubicado allí
  13. Mueve el nuevo archivo “Install.esd” que modificaste a la carpeta “Fuentes”
  14. Usa una aplicación de creación de archivos ISO para convertir la carpeta de Windows 11 en un archivo ISO

Instalar Windows 11 desde un archivo ISO personalizado en Boot Camp

  1. Abre Boot Camp
  2. Elige el archivo ISO personalizado
  3. Haz clic en “Instalar”

El instalador de Windows 11 debería ejecutarse a través de Boot Camp. Sigue las instrucciones en pantalla para poner en marcha Windows 11.

El instalador de Boot Camp de Windows 11 estará abierto cuando el sistema operativo arranque por primera vez. Sigue las instrucciones para instalar los controladores de compatibilidad y finalizar la instalación.

No recomendamos este procedimiento para la mayoría. Podría ocurrir que cada actualización de Windows 11 rompa la instalación, y queda por ver si Microsoft implementará comprobaciones TPM 2.0 más robustas antes del lanzamiento, que invalidarían este sistema.

También habrá que esperar a ver qué soluciones pueden implementar los softwares de virtualización como Parallels o VMware para facilitar la instalación de Windows 11 tanto en Macs con Intel como en Macs con M1.

Via AI

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta