26.4k 0

¿Qué es el balance de colores del apple tv?

Con la llegada de iOS 14.5 ha llegado la nueva función de calibrado de color (Color Balance) que nos permite ajustar la imagen para para que obtengamos un resultado más fidedigno y de mayor calidad a través del Apple TV.

Los productos de Apple siempre intentan simplificar la vida a sus clientes: suelen tener muchas menos opciones, botones y ajustes. Apple se encarga de poner la inteligencia necesaria en los dispositivos para sacar el mayor partido posible sin que el usuario tenga que ser un profesional en el sector.

Todos habremos visto fotografías tomadas por algún amigo o conocido, con una gran cámara réflex, pero que son bastante malas. El problema es cuando el usuario no sabe ajustarlas.

Lo mismo puede pasar con un equipo de sonido en casa, hay muchos ajustes que hacer en el sonido, ya no sólo de ecualización, también de posición de los altavoces, tipo de conexión a los mismos, etc. Todo ello hace que, si no eres un experto en la materia, sea muy posible que no estés aprovechando bien tu equipo, por muy caro o de buena calidad que sea. Aquí, por ejemplo, podemos ver que los HomePod se preocupar de escuchar el sonido que emiten y recalibrarse constantemente para hacer todos esos ajustes que haría un profesional, sin que el usuario tenga que preocuparse de nada.

En el caso del Apple TV, es posible que tengamos la TV mal ajustada, el contraste, el brillo, el color, la temperatura de color, tinte… y un montón de ajustes que tienen las TV. Esto hace que tengas que ser un profesional en la materia para hacer un buen ajuste, o incluso disponer de dispositivos especiales para hacer mediciones de la pantalla.

El ajuste

Lo que pretende Apple con esta nueva característica es ayudarnos a hacer todos esos ajustes por nosotros y que saquemos la mejor calidad de imagen sin tener que ser expertos en la materia.

Para ello tenemos que actualizar nuestro Apple TV a la versión 14.5 (no hace falta comprar el nuevo modelo de Apple TV) y tener un iPhone con Face ID. A continuación hay que ir al menú Ajustes > Video y audio > Balance de colores. Cuando activamos esta función nos va a pedir que acerquemos nuestro iPhone, con la pantalla mirando hacia la pantalla de la TV, y lo situemos dentro del recuadro que nos enseña, separando unos 2,5 cm.

Cuando el iPhone ve la nube de puntos que hay dentro de ese recuadro comienza la calibración mostrando los colores básicos y tonos de blanco. Son unos segundos, no es necesario esperar mucho tiempo.

Lo que está haciendo el iPhone es ver cómo se muestra la imagen en la pantalla y qué cambios se observan cuando se cambian los valores de origen. Digamos que el iPhone y el Apple TV están aprendiendo que imagen es capaz de dar la pantalla.

¿Cómo mejora la imagen?

Ahora que el Apple TV ya conoce nuestra pantalla, es capaz de modificar la imagen para que corrija los defectos o los malos ajustes de la misma, compensándolos y haciendo que la imagen resultante sea lo mejor posible. Como es evidente, el Apple TV no puede controlar los ajustes de la TV, pero sí puede actuar sobre la señal que le manda.

Cuando se ha acabado el proceso veremos, en un lado de la pantalla la imagen anterior y en el otro lado la nueva imagen. Podemos elegir utilizar los nuevos ajustes o quedarnos como estábamos si no nos gusta el resultado.

Evidentemente, esta mejora de imagen sólo es válida para el contenido del Apple TV. Si ponemos la TDT, la consola o un Bluray, la imagen se verá como siempre, sin corregir.

A tener en cuenta

Cuanto peor tengamos ajustada la TV más le va a costar al Apple TV corregir la imagen, de modo que quizá es preferible, si no estás seguro, que dejes los ajustes de la TV por defecto, los que vienen de fábrica, antes de iniciar el calibrado.

Si después del calibrado cambias los ajustes (brillo, contraste, color…) en la propia TV, la imagen quedará alterada, se perderá el efecto de calibrado. Si quieres puedes dejarlo así o volver a calibrar.

Si utilizas Dolby Visión no es necesario que hagas el calibrado.

Deja una respuesta