3.8k 0

Cómo cambiar tu mismo la pantalla del iPhone X

El iPhone X es -probablemente- el teléfono más icónico de Apple desde que salió el iPhone. El cambio a FaceID, su pantalla completa y su más que competente hardware hace que aún hoy siga siendo un modelo muy usado y perfectamente válido.

Lanzado en septiembre de 2017, cinco años después sigue actualizado con la última versión del sistema operativo, iOS 14.

Cómo es la pantalla del iPhone X

La pantalla del iPhone X es OLED Super Retina HD4 de 5,8 pulgadas, compatible con imágenes de alto rango dinámico (HDR). También incluye la tecnología True Tone (que se ha implementado en otros productos de la compañía, como el iPad Pro), y su brillo máximo es de 625 cd/m².

El sistema de desbloqueo Face ID, que se introdujo por primera vez en este modelo, reemplazó a Touch ID, sorprendiendo al mercado. 

El funcionamiento de Face ID es a través de una cámara de infrarrojos que lee un patrón invisible que se emite desde un proyector de 30.000 puntos sobre la cara del usuario, creando un mapa facial único, capturando una imagen de la cara.

La lectura se envía posteriormente al elemento seguro (Secure Enclave) del chip A11 Bionic para comparar la cara del usuario con la que está almacenada en ese elemento seguro. 

Tiene medidas de protección que impiden que el sistema pueda ser engañado por terceras personas, como no funcionar si detecta que los ojos están cerrados, o no se está mirando directamente al dispositivo.

Si quieres saber más características de la pantalla del iPhone X puedes leer este documento de soporte de Apple sobre los modelos A1865, A1901, A1902.

Cómo reemplazar la pantalla del iPhone X

Por todas estas razones, los usuarios del iPhone X siguen encantados con su compra, a pesar de que, en su día, su lanzamiento provocó un pequeño escándalo debido a su precio. Cuando se puso a la venta, el 3 de noviembre de 2017, el modelo básico (64 GB) costaba 1.159 euros, mientras que la versión superior (256 GB) costaba 1.329€.

Esto explica por qué los usuarios de iPhone X están dispuestos a gastar el dinero en reparaciones para seguir usando un teléfono que sigue funcionando perfectamente cinco años después de su lanzamiento.

Aunque reemplazar piezas de los dispositivos de Apple por parte del usuario no es algo que Apple favorezca, no es excesivamente difícil y puedes hacerlo perfectamente en tu casa.

Eso sí, los tornillos que utiliza Apple son de un tipo especial que no corresponde con los que utilizamos habitualmente (planos o de estrella). Se llaman pentalobe, y tendrás que comprarlos en alguna ferretería que tengan este tipo de material para dispositivos tecnológicos o a través de internet.

Ten en cuenta que si has comprado un iPhone X de segunda mano, hacer esto eliminará cualquier garantía a la que pudieras acogerte.

Estos son los pasos que tienes que seguir. Para facilitarte el progreso lo vamos a dividir en dos partes, hasta que se separa la pantalla del cuerpo del iPhone y las piezas que hay que quitar de la pantalla para poder sustituirla por una nueva:

Parte 1

  • Apaga el dispositivo y quita los dos tornillos pentalobe de 6.9 mm de largo de la parte inferior del marco del iPhone. 
  • Si vas a cambiar la pantalla porque se ha roto, coloca cinta adhesiva sobre todo el frente de la pantalla para evitar que se desprendan y puedas cortarte (o caigan dentro del propio dispositivo)
  • La pantalla tiene un adhesivo por debajo que aporta una sujeción extra. Para poder despegarla, tendrás que calentar previamente con un secador de pelo (o similar) durante un minuto la parte inferior de la pantalla para que se ablande ese adhesivo.
  • Pega una ventosa en la parte inferior de la pantalla para poder levantarla lentamente.
  • Una vez que hayas conseguido levantar la pantalla, introduce algo entre medias (como una púa de guitarra o un cuchillo fino para evitar que vuelva a cerrarse. Si sigue estando muy dura, vuelve a usar el secador sobre la parte inferior para que se ablande el adhesivo y ve forzando suavemente la pantalla hacia arriba para comprobar que se ablanda.
  • Usando la púa o el cuchillo deslízalo hacia la esquina inferior izquierda para ir cortando el adhesivo.
  • Cuando hayas llegado a la esquina izquierda vuelve hacia atrás y haz lo propio con la esquina derecha (asegúrate de introducir lo menos posible la púa o cuchillo porque puedes romper conectores internos, dejando el iPhone inservible)
  • Una vez que hayas liberado las esquinas, ve procediendo lentamente a lo largo de ambos laterales para ir despegando la pantalla.
  • Cuando hayas completado el perímetro, intenta abrir la pantalla del iPhone usando el lateral izquierdo como eje, hasta dejarlo en ángulo recto. Recuerda que aún hay delgadísimos cables que conectan la pantalla con la placa, así que si separas completamente la pantalla se romperán.
  • Quita los cinco tornillos Y000 que sujetan el conector de la placa lógica y retira éste.
  • Levanta el conector de la batería y dóblalo para asegurarte de que no toca la placa y proporcione energía al teléfono mientras lo reparas.
  • Desconecta el conector del sensor del panel frontal.
  • Desconecta el conector del panel OLED.
  • Saca el cable del digitalizador de su zócalo (es muy sensible a la hora de colocarlo. Hazlo suavemente primero de un lado y luego del otro, y tienes que notar que encaja de manera natural. Si cuando acabes la sustitución alguna parte de la pantalla no responde, tienes que volver a colocarlo)
  • Levanta el cable de ensamblaje del sensor del panel frontal hasta que el adhesivo se separe.
  • Separa la pantalla del cuerpo del dispositivo. Ahora tienes que soltar algunas piezas que están sujetas a la pantalla.

Parte 2

iFixit
  • Para quitar el altavoz y el sensor de auriculares, quita el tornillo Y000 (cerca de la cámara de infrarrojos)
  • Quita el clip de conexión a tierra que está debajo del altavoz.
  • Quita dos tornillos Y000 que sujetan el altavoz
  • Haz palanca suavemente para desconectar el altavoz (tiene un adhesivo ligero)
  • Usa nuevamente el secador en la parte superior de la pantalla para ablandar el pegamento de los sensores
  • Separa el micrófono con cuidado de no dañar el cable
  • Separa definitivamente (con cuidado) el cable flexible y el sensor de proximidad + módulo.
  • Separa el sensor de luz ambiental (con cuidado porque está unido por un cable muy delgado)
  • Quita el altavoz del auricular y el sensor frontal.

Ya está. Ya tienes la pantalla libre y tienes que volver a montar todos los módulos que has quitado en la nueva.

Conclusión

Aunque son casi treinta pasos, al leerlo parece mucho más difícil de lo que en realidad es. Sobre todo necesitas paciencia, nervios templados y tiempo para poder hacerlo prestando toda tu atención.

Al final, se trata de volver a tener tu amado iPhone X en perfecto estado y que pueda seguir siendo útiles durante muchos más años.

Así que merece la pena. ¿No?

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta