7.6k 0

Cómo reciclar un iMac de 2011 convirtiendolo en un iMac M1

Es algo muy habitual en el mundo de la tecnología: hacer algo de lo que presumir, aunque sea mayormente inútil o inusable, simplemente porque puedes.

Si tienes un iMac de hace unos años que ya no utilizas (poca memoria, discos lentos, sistema operativo antiguo, etc.) puedes desmontar uno de lo nuevos Mac mini M1 de Apple y reutilizar su placa para montarla en tu viejo iMac para poder tener un ordenador con un sistema operativo moderno, aunque el resto del ordenador sea prácticamente inútil.

Eso es exactamente lo que ha hecho el creador de contenidos de YouTube, Luke Miani: desmontar un Mac mini M1 y meter todo lo que necesitaba dentro de un viejo iMac, creando lo que él llama el primer iMac con Apple Silicon, aunque está muy lejos de ser el ordenador de tus sueños.

Luke Miani ha descubierto que la placa base del Mac mini es tan pequeña que encaja perfectamente en el chasis del iMac sin necesitar modificaciones. También ha usado un adaptador de monitor HDMI para poder pasar de la conexión del Mac mini al conector del monitor del iMac.

Básicamente, el Mac mini está funcionando sin modificaciones dentro del chasis del iMac y utiliza la pantalla del mismo como monitor, aunque esto ha supuesto importantes limitaciones en la funcionalidad del iMac.

Para empezar, el iMac del 2011 tiene una resolución baja para los estándares actuales, ya que es anterior a los monitores Retina. La pantalla del iMac de 27 pulgadas tiene una resolución máxima de 2560 por 1440, que no es la mejor para disfrutar de la última versión de macOS.

La placa del Mac mini sujetada por un tornillo en el iMac 2011

Para continuar, como se trata de la placa del Mac mini atornillada dentro del chasis del iMac, todos los puertos del Mac mini, incluido el botón de apagado/encendido, quedan dentro del chasis del iMac, por lo que no se pueden utilizar a no ser que vuelvas a desmontar la pantalla.

Por descontado, los puertos propios del iMac, al no estar utilizando su placa, tampoco sirven para nada.

Para acabar, las radios Bluetooth y Wifi del Mac mini se optimizaron usando un conjunto de tres antenas, pero una de ellas está incorporada en el propio chasis del Mac mini, así que para mantener la eficacia de las señales ha sido necesario conectar una antena extra al circuito de cable de antena del iMac.

Aunque el Youtuber Luke Miani está contento de haberlo conseguido, no recomienda la configuración a nadie, aunque sea sencilla de conseguir. Sin embargo, dice que si tienes un iMac abandonado en algún lugar de tu casa, poder utilizarlo como monitor del Mac mini si es algo que merece la pena.

Por muy excitante que nos pueda parecer desmontar un Mac mini para tener un iMac frankestein, creo que por nuestra parte vamos a esperar a que Apple saque las versiones oficiales del iMac M1, que serán mucho más potentes que el Mac mini y podrán aprovechar la máxima resolución del monitor que el equipo tenga incorporado.

También será interesante si otros geeks llevan este proyecto más allá mejorando la salida de los puertos del Mac mini o aprovechando de alguna manera los puertos del iMac.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta