Escribe tu búsqueda

Así describe Apple el funcionamiento de sus ‘Tags’ en una patente

Compartir

Un par de patentes publicadas aportan pistas sobre el trabajo que está haciendo Apple sobre cómo funcionarán sus dispositivos de localización, apodados “Apple Tags”.

Como orientación, las “Apple Tags” serán similares al producto de Tile, lo que ha provocado que esta empresa acuse a Apple de apropiarse de las ideas de éxito de otras empresas y echarlas del mercado (aunque Apple aún no las haya anunciado).

Las patentes de Apple para “Multi-Interface Transponder Device – Altering Power Modes” y “Multi-Interface Transponder Device – Power Management“, que se presentaron en la oficina de patentes y marcas americana, detallan la funcionalidad básica de un dispositivo de registro de ubicación, junto con el dispositivo anfitrión. 

Específicamente, las patentes se centran en los aspectos operativos de un transpondedor Multi-interfaz (Multi-Interface transponder -MIT), incluyendo su conectividad, comunicación con dispositivos cercanos y alimentación, entre otras características.

En esencia, el dispositivo MIT se describe como un aparato electrónico pequeño, portatil con una capacidad básica de procesamiento, sensores de luz y movimiento, pila de radio y alimentación. El producto puede sujetarse a objetos cotidianos como carteras, llaves y tarjetas de identificación para poder localizar su ubicación. En resumen, el localizador puede conectarse con el anfitrión o con otros dispositivos compatibles para ayudar a localizar un ítem perdido. 

Según Apple, las soluciones existentes de localización tienen varios inconvenientes, como que se basan en comunicación de proximidad. Las tecnologías de comunicación de largo alcance son normalmente caras y requiren circuitos sofisticados, además de consumir mucha energía, lo que no es una buena combinación para un localizador que tiene que ser eminentemente fácil de transportar.

Apple propone un dispositivo MIT actualizado que utilice banda ultra-ancha (Ultra-Wide Band -UWB) y un sistema inteligentes de alimentación para superar las limitaciones de la tecnología estándar actual. Además, la posición del localizador puede ser actualizada en el backend por dispositivos no asociados, en el sentido en que no sean propiedad ni estén asociados a una cuenta del usuario. Una solución similar para los dispositivos iOS y Mac se incluyó como una actualización a la app Buscar que se desplegó en iOS 13 y macOS Catalina. 

Como se describe en la solicitud de patente, el localizadoe de Apple incorpora un procesador SOC (System-On-Chip), un conector para transferencia de datos y carga, alimentación incorporada y circuitos de comunicación. Otras presentaciones pueden incluir luces, altavoces, y módulos de vibración para retroalimentación háptica. Entre las tecnologías de comunicación incorporadas están UWB, Bluetooth/Bluetooth LE y LP/ULP. (Low Power y Ultra Low Power). Otras configuraciones opcionales pueden incluir protocolos como Wi-Fi y celular. 

La gestión de la alimentación es la clave en la solución que propone Apple. Dependiendo de la situación, el localizador puede operar en diferentes modos de alimentación, desde ultrabaja potencia hasta ultraalta potencia. Por ejemplo, el dispositivo MIT puede mantenerse en un modo de ultrajaba potencia hasta que se aleja del dispositivo anfitrión o de alguna forma se activa por los datos de los sensores internos. También puede recibir una señal de despertar de un dispositivo cercano, como un iPhone rastreando un localizador perdido. 

Cuando pasa a modo de alta potencia, el localizador aumenta la transmisión de beacons y las tasas de recepción de instrucciones entrantes a través de diferentes protocolos de radio, incluyendo pero no limitado a UWB. 

Es llamativo que la solicitud de Apple contempla que en algunas presentaciones, el localizador puede retrasar o anular el paso a modo de alta potencia si determina que está en una “zona segura” como la casa del usuario, el trabajo o una casa de un amigo o ubicación frecuente. De igual manera, los vocalizadores pueden permanecer en modo de bajo consumo si los sensores incluidos detectan movimientos similares a los experimentados por el dispositivo complementario, sugiriendo que ambos items están con el usuario. 

Igualmente, en el otro sentido, los vocalizadores pueden cambiar rápidamente de baja potencia a alta potencia si determina -o se le notifica- que está entrando en “zona de peligro”. Por ejemplo, el dispositivo puede en algunos casos aumentar el consumo de energía cuando el tren está llegando a la parada, cuando el usuario sale del coche o el avión se detiene, situaciones en las cuales el usuario puede buscar activamente un ítem olvidado.

Si el dispositivo MIT determina que está perdido, bien por la falta de comunicacion con el dispositivo anfitrión o por la información de localización transmitida a través de la cuenta en la nube por dispositivos no asociados, entrará en “modo perdido”. Durante este periodo, el localizador altera el consumo de energía para aumentar las posibilidades de ser encontrado. En algunos modelos los beacons se transmiten con mayor frecuencia durant el día -según marque el sensor de luz- cuando el localizador es más probable que sea detectado por un dispositivo cercano. De igual forma, la frecuencia de transmisión y la potencia pueden aumentar a medida que el tiempo transcurre.

Apple especifica que el localizador ajusta las decisiones sobre transmisión basándose en la última vez que estuvo en contacto con el dispositivo asociado. Cuando ese periodo es corto, tal vez horas, las frecuencias de transmisión y potencia pueden aumentar de manera agresiva, mientras que periodos más largos pueden resultar en patrones de transmisión bajos que permitan meses de duración de batería. 

Un localizador MIT en algunos formatos puede incorporar sensores de movimiento que determinen si ha sido encontrado, en cuyo momento cesará la transmisión y entrará en modo ultrabaja potencia. Alternativamente, un dipositivo asociado puede indicar al localizador que active un interfaz de alta potencia como UWB para poder identificar su localización. 

Cuando es descubierto, el dispositivo asociado puede mostrar un interfaz de localización que tome la forma de un entorno de realidad aumentada o mapa. Este interfaz puede incluir indicadores de posición, como flechas, puntos, círculos y gráficos en pantalla que varíen en tamaño, color, forma e intensidad para ayudar a la localización del dispositivo.

Desde hace meses se rumorea que Apple está planeando presentar el producto este año. Código relacionado con el funcionamiento y la gestión de los localizadores (Apple Tags) fueron descubiertos en una versión de iOS hace más de un año, antes del lanzamiento de iOS 13. Ahora los rumores especulan con que se presenten en el evento de lanzamiento del iPhone 12 este otoño. 

Las solicitudes de patentes para las “Apple Tags” se presentaron en Febrero de 2019 y citan como autores a James H. Foster, Marlene Nilsen y Paul G. Puskarich.

Etiquetas:

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share