Un Delorean en conducción autónoma hace derrapes controlados para completar el circuito

Lenta pero inexorablemente la conducción autónoma va avanzando, y cada vez se perfecciona más la tecnología que lo permite. Este proyecto de la Universidad de Stanford ha equipado un Delorean con lo necesario para la conducción autónoma (apropiadamente, han llamado al sistema MARTY) y le ha hecho recorrer un circuito con curvas tan cerradas que el coche no tiene más remedio que derrapar para poder coger la siguiente curva. Los científicos esperan que esto ayude a comprender cómo debe comportarse un coche en el caso de tener que realizar maniobras imprevistas, bien por unas condiciones adversas o bien por encontrar obstáculos inesperados. Impresionante Puedes ver el articulo y el vídeo haciendo clic aquí

Lenta pero inexorablemente la conducción autónoma va avanzando, y cada vez se perfecciona más la tecnología que lo permite.

Este proyecto de la Universidad de Stanford ha equipado un Delorean con lo necesario para la conducción autónoma (apropiadamente, han llamado al sistema MARTY) y le ha hecho recorrer un circuito con curvas tan cerradas que el coche no tiene más remedio que derrapar para poder coger la siguiente curva.

Los científicos esperan que esto ayude a comprender cómo debe comportarse un coche en el caso de tener que realizar maniobras imprevistas, bien por unas condiciones adversas o bien por encontrar obstáculos inesperados.

Impresionante

Puedes ver el articulo y el vídeo haciendo clic aquí

In this article


Join the Conversation