La revolución de social media, la proliferación de canales de vídeo bajo demanda, los teléfonos inteligentes que utilizan apps en vez de pasar por el navegador… lo que los usuarios viven como una liberación que les permite expresarse y comunicarse como y cuando quieran, se ha convertido en una pesadilla para los anunciantes, que cada vez encuentran más complejo llegar a su público objetivo.

Cada vez es más común que los dueños de pequeñas y medianas empresas se declaren sobrepasados, desconcertados y desesperados porque la cantidad de formas de intentar llegar a sus clientes no para de crecer.

Además, cada canal tiene su propio lenguaje que requiere conocimientos específicos y la suma de todo implica una dedicación en horas que hace que la tarea sea inasumible.

Intentar llegar a todos los canales supone un presupuesto astronómico que lo hace inviable, y si encima no se conocen las reglas de comunicación de cada canal, no se ven resultados.

Tal vez nuestros clientes sean ávidos usuarios de una red social en concreto, o sean especialmente receptivos a leer correos electrónicos… o tal vez naveguen por internet buscando temas que le interesen y les gustaría encontrar un anuncio que les dirija en la dirección adecuada. 

En esta situación, no es de extrañar que tantas tiendas y pequeñas fábricas que quieren hacer marketing online para presentar sus productos y servicios ante clientes potenciales se vean impotentes.

Por esto es bueno recurrir a una agencia de marketing como Comunicare, especializada en trabajar en las tres grandes áreas de la comunicación 2.0: campaña publicitarias, campañas a través de correo electrónico y campañas de mensajes en web.

La optimización de los mensajes, adaptándolos a cada canal puede hacer que se incrementen hasta un 40% las conversiones de clientes en la web.

Para el pequeño y mediano empresario, la perspectiva de contratar los servicios de una agencia puede resultar intimidatoria, ya que tradicionalmente tienen su imagen asociada a los grandes presupuestos, y es fácil pensar que sólo las grandes empresas pueden recurrir a sus servicios.

Nada más lejos de la realidad. La utilización de expertos profesionales en cada área de comunicación puede llevar a una optimización del presupuesto que suponga un ahorro considerable frente a las inversiones recomendadas por otras agencias no experimentadas.

Por otro lado, muchos empresarios sufren la “parálisis” provocada por el exceso de oferta y no sabe cómo abordar las acciones necesarias. Es mediante la charla con los expertos de la agencia como se pueden descubrir la mejor forma de ejecutar las acciones que se adapten al presupuesto, muchas aportando opciones creativas que nunca se nos hubieran ocurrido por nuestra propia iniciativa.

Comunicare lleva más de doce años ofreciendo sus servicios, y tiene a dieciocho técnicos especializados, de manera que -sea el proyecto que sea- se tiene la seguridad de que el trato va a ser óptimo y los resultados de máxima satisfacción.

Sea un rediseño de la web, una acción de marketing puntual o plan de comunicación para todo el año, recurrir a expertos para saber cuál es mejor forma de conseguir nuestro objetivo es la opción más inteligente, especialmente en estos tiempos en que cada euro es importante.

Post realizado a petición de Comunicare

In this article

Join the Conversation